Cruce de intereses entre Chris Bosh y los Heat

Mientras el alero piensa en su vuelta a las canchas, el quipo ve lejos su retorno.

Cruce de intereses entre Chris Bosh y los Heat
Bosh en un partido con los Heat | sportingnews.com

 El proceso de recuperación y vuelta a las canchas de Chris Bosh se oscurece. Existe un enfrentamiento abierto entre el ala-pívot y la franquicia de Florida, con intereses opuestos, por lo que la incógnita del retorno del aclamado jugador crece día a día. Desde que en la temporada pasada le fueran detectados coágulos en los pulmones, las dudas sobre su salud se han acentuado y han volado los rumores tanto acerca de su retorno como de su retirada definitiva.

 El jugador formado en la Universidad de Georgia ha ido narrando los entresijos de su enfermedad y recuperación en una miniserie emitida en uninterrupted.com, en la que el jugador revela que quiere continuar jugando al baloncesto porque “en las canchas es donde está mi corazón”, excluyendo de esta manera motivos económicos para su regreso; así como dice sentirse motivado por sus hijos, ya que desea que piensen que su padre es “un luchador que no se rinde fácilmente”. Por otro lado, el presidente de la franquicia Pat Riley, al ser preguntado al respecto de Bosh, ha declarado que no están pensando en su retorno a día de hoy y que, a la luz de los resultados arrojados por los últimos exámenes médicos, su retirada parece estar próxima. De esta manera, la franquicia echa un pulso al jugador, oponiéndose a sus deseos y creando una situación embarazosa para él.

 Con este enfrentamiento, la franquicia del American Airlines Arena busca forzar una salida del último superviviente del Big Three, del que todavía le une un contrato hasta 2019 a razón de aproximadamente 23 millones de dólares por temporada. Oponiéndose a los pensamientos del jugador, los Heat apuestan por llegar a un acuerdo bilateral para rescindir dicho contrato o traspasar al nueve veces allstar a otro equipo, algo que parece ahora mismo difícil vistas las declaraciones emitidas por Riley.