Fnatic arrolla a G2 y recupera el trono de Europa
Fnatic, reyes de Europa. | Foto: League of Legends

La final se cerró de la forma más rápida posible. Fnatic no concedió ni una sola partida a los chicos de Ocelote y ganó las tres mangas con contundencia. En la primera G2 consiguió una ventaja muy temprana pero cometieron un error, dejar disponible Tristana. El campeón por excelencia de Rekkles y cuando el mejor jugador tiene a su mejor campeón tan solo queda esperar. El sueco, con su farmeo perfecto y su posicionamiento inigualable en la peleas grupales, consiguió suficiente dinero para tener todos los objetos esenciales antes que sus rivales. Esto supuso una ventaja que, en manos del tirador, es garantía de éxito. Le hicieron falta dos peleas para acabar con todos los integrantes de G2, aunque no sería esta la partida en la que conseguiría una Penta. Los chicos de Fnatic demostraban su superioridad en la primera partida, que empezó ganando un buen G2 para terminar cediendo ante el empuje rival.

Para la segunda partida la fase de elección fue determinante. Un pick de Karma en la primera partida para FNC permitió que la protección al tirador fuese muy grande. Viendo esto G2 la eligió en la segunda partida para intentar proponer algo parecido a lo que había hecho Fnatic justo la partida anterior. El problema para G2 en esta partida fue la soberana manga que hizo Caps. El pick de Zoe anuló por completo a Perkz. Y una vez más el joven midlaner tuvo una actuación casi perfecta, solo superada por su compañero Rekkles, que en la partida anterior se quedó con ganas de un poco más. Esta vez sí, con Sivir, consiguió su PentaKill. En la final de la LCS, contra el mejor rival de los últimos años, una PentaKill y otra no oficial. La partida finalizó con el tirador con el contador de muertes a cero.

Para la tercera partida volvimos a ver a Tristana en la grieta, aunque esta vez el protagonista fue, una vez más, Caps. Mientras su equipo mantenía a G2 pendiente del Barón Nashor él iba poco a poco perforando la base de los samuráis. Estampaba oleada tras oleada y así consiguió abrir el nexo, obligando G2 a replegar y permitiendo a su equipo asegurar el Nashor. Un último push en top fue suficiente para que los chicos de Fnatic acabasen con cuatro integrantes de G2 y rematasen al último entrando en la fuente gracias al ultimate de Ryze. Gracias a esto Fnatic se volvía a coronar como rey de Europa.

Para muchos, Caps mereció el título de mejor jugador de la final y no fue para menos, consiguiendo ser un peligro constante para el equipo rival y dominando la faceta en solitario y también la grupal. Pero cuando tienes a un jugador que no muere ni una sola vez en tres partidas, capaz de conseguir el máximo premio de este juego en dos partidas consecutivas en la final de la LCS, solo queda rendirse ante él.

El equipo de Fnatic fue muy superior a un equipo de G2 cuyo desempeño no fue tan negativo como el resultado refleja. En los comienzos de las partidas fue capaz de plantar cara, pero errores de macro game y de comunicación les dejan aún un paso por detrás de Fnatic. Tal vez el tiempo que lleva el equipo de Fnatic junto hace que los jugadores se entiendan casi a la perfección y esto es lo que necesita aún G2 para estar al nivel: tiempo.

Con este resultado Fnatic será el representante Europeo en el Mid Season Invitacional donde, por ahora, se verá las caras con Team Liquid, el campeón norteamericano. G2 no se va con las manos vacías y gracias a su segundo puesto será, junto a Fnatic y Splyce, uno de los equipos participantes en el Rift Rivals, evento que enfrenta a los tres mejores de Norteamérica y de Europa.

El Split de Primavera termina con Fnatic en lo alto de la tabla, ahora toca descansar y enfrentarse a los mejores equipos del mundo. En el regreso a la LCS todos los equipos europeos buscarán derrotar al campeón y sacarán uñas y dientes para conseguirlo. Las previsiones para el comienzo del Split de Verano apuntan a junio. Será entonces cuando se reanude la competición y tanto G2 como Fnatic volverán a empezar la lucha por ser el campeón de verano.

VAVEL Logo