Tres puntos...y gracias
Foto: BVB

En el WWK Arena, el Augsburgo recibía a un Dortmund que llegaba tras esa difícil derrota frente al Real Madrid en el Westfalen. En la capacidad para aislarse de la decepción europea, estaba una de las claves para sacar un buen resultado frente al equipo de Manuel Baum.

Y es que el Augsburgo está en posiciones europeas, después de un gran arranque de campaña, donde tan sólo han concedido una derrota, y han batido a equipos como Leipzig en su estadio, por lo que los de Peter Bosz lo tendrían complicado.

Un rival difícil para el Dortmund. Foto: fcaugsburg.de

Ritmo desde el primer minuto

En el inicio del partido, los allí reunidos se percataron que no habría sitio para el aburrimiento, desde el primer minuto ambos equipos fueron en busca del gol. Y sólo se tuvieron que cumplir los primeros cuatro minutos para ver el primer gol del choque, un genial taconazo de Yarmolenko, a la salida de un córner cambiaba el resultado en el luminoso, haciendo el 1-0.

Yarmolenko, taconazo y gol. Foto: bvb.de

Rápidamente, los del Signal Iduna Park, fueron a por el segundo y Aubameyang a punto estuvo de hacerlo, pero Marvin Hitz pudo impedirlo. Augsburgo esperaba organizado en su campo, y renunciaba a la posesión, para intentar contragolpear los espacios.

Una buena jugada por la izquierda de Philipp Max, uno de los mejores laterales en este inicio de temporada, hizo que cayera del cielo un regalo que con un testarazo Caiuby aprovechaba de la mejor manera, haciendo el 1-1, en el minuto 11.

Reacción de equipo grande

Un contratiempo para los chicos de Peter Bosz, que deberían buscar una ventaja en el marcador para llegar con tranquilidad al descanso, de esta forma, los visitantes se adueñaron aún más del control de la pelota, creando peligro que Hitz conseguía resolver en numerosas ocasiones.

Sin embargo, antes de la media hora del encuentro un fallo defensivo entre Max y Hinteregger en un balón aéreo, lo aprovechó Yarmolenko para dejarla en los pies de Kagawa, que se inventaba una vaselina increíble por encima de los 1,91 cm de Hitz, firmando el 1-2 de manera brillante. El Borussia volvía a ponerse por delante.

Kagawa hacía uno de los goles de l ajornada. Foto: bvb.de

La posesión ya era ofensiva, con datos de 75/25 a favor de las abejas. Antes de llegar al final del primer tiempo, un balón perfetco de Marc Bartra desde su propio campo volaba sobre la defensa de los locales, y Aubameyang conseguía bajarlo, protagonizando un mano a mano, que Hitz conseguía ganar.

El Augsburgo quería el empate

Al comienzo de la segunda mitad, el Augsburgo adelantó su presión, dificultando la salida de balón de Bartra y Sokratis en la creación del juego. Los  locales llegaban más y mejor, y una gran ocasión la tuvieron en el minuto 54, cuando después de la salida de un córner, caía un balón cerca de la media luna del área, que chutaba Baier, pero se iba por encima de la meta de Bürki.

Peter Bosz se percataba de la pérdida del control del juego, y metió a Gonzalo Castro para intentar recuperarla. El Augsburgo seguía con su juego, provocando mucho peligro con esa presión  y obteniendo a cambio, muchos saques de esquina. 

El Augsburgo mereció más. Foto: fcaugsburg.de

En uno de ellos, tuvieron la oportunidad más clara para hacer el empate después de un cabezazo de Caiuby, en el que Bürki hacía la que a la larga sería la mejor parada del encuentro.

Después de más de 20 minutos de la segunda parte, el Borussia Dortmund empezaba a acercarse a la meta de Hitz, cerca del 70, Aubameyang hacía lucirse al cancerbero suizo, en una buena oportunidad para los líderes.

Efecto VAR

 En el minuto 77, después de un acercamiento, el Augsburgo provocó un córner, sin embargo, Fritz, el colegiado del encuentro, detuvo el partido y se dirigió al monitor para revisar un posible penalti en un córner anterior, a favor del Dortmund. Así lo consideró, pero Aubameyang desaprovechaba la ocasión, imperando 1-2 en el luminoso.

Ese pequeño parón, y a pesar del fallo, el Dortmund adelantó líneas, e impidió que cayeran las oportunidades de parte del conjunto local. Los balones aéreos eran los grandes protagonistas en los dos lados, pero el marcador no se movería.

Aún así, la segunda parte del Borussia fue muy decepcionante, en un partido que tenían bastante controlado hasta el descanso. La pólvora de los de Manuel Baum, estuvo mojada y los líderes se libraron de perder dos puntos, ante un digno Augsburgo.

Tres puntos con mucho sufrimiento. Foto: bvb.de
VAVEL Logo