Fraser le da tres puntos vitales al Bournemouth
Ryan Fraser ha sido la estrella del partido | Fotografía: Premier League

El Bournemouth se reencuentra con el triunfo ocho jornadas después tras derrotar al Everton en el Vitality Stadium por un marcador de 2-1 gracias a la actuación estelar de Ryan Fraser que fue autor de los dos tantos. El jugador escocés le otorga los tres puntos a su equipo para que puedan respirar un poco más aliviados y afrontar con moral la última jornada navideña que queda por disputar.

El primer tiempo tuvo un comienzo fulgurante, con ambos equipos buscando claramente la portería contraria y saltándose cualquier fase de creación de juego en el medio campo. Pero este ida y vuelta inicial no se tradujo en ocasiones claras.

Sobre el cuarto de hora de juego, los locales comenzaron a adueñarse del partido y cerca estuvieron de adelantarse en el marcador. Un error en la zaga del Everton lo aprovechó Callum Wilson para quedarse solo ante Pickford pero su remate salió muy centrado y el joven arquero inglés lo detuvo sin problemas. 

Los Toffees vieron como su rival les metía atrás pero no se encontraban incómodos. El Bournemouth tenía muchas dificultades para capitalizar su dominio en ocasiones. A la media hora de juego, Jordon Ibe lo intentó desde fuera del área con un zurdazo raso pegado al palo pero Pickford estuvo muy atento y realizó una gran intervención. 

Fraser abrió el marcador | Fotografía: Premier League
Fraser abrió el marcador | Fotografía: Premier League

Pero nada podría hacer en la siguiente ocasión. El Bournemouth realizó un contragolpe tras una posesión del Everton en campo rival y Joshua King le puso un pase medido a Fraser para que de semivolea mandara el balón al fondo de la red.

El gol espabiló al Everton que pudo empatar aprovechando un regalo de la defensa Cherry pero Calvert-Lewin desperdició la oportunidad.

Antes del descanso se tuvo que retirar lesionado el asistente en el gol de Fraser, Joshua King, y en su lugar entró Benik Afobe.

El resultado de 1-0 fue el que se registró al concluir la primera mitad y reflejaba lo que se había visto sobre el césped. 

La segunda mitad comenzaría con la misma tónica que se desarrolló durante el primer período. El Bournemouth salió decidido a dominar la posesión y buscar el segundo gol. Sin embargo la película se desarrolló de otra manera.

Un error en la salida de balón de los Cherries lo aprovecharía el Everton para igualar. Sigurdsson recogió un regalo de Steve Cook, le dio el balón a Niasse que vio como llegaba solo Gueye que empujó el balón sin oposición de Begovic.

Gueye igualó la contienda | Fotografía: Premier League
Gueye igualó la contienda | Fotografía: Premier League

El gol no afectó ni varió los planes de los de Eddie Howe que quisieron seguir teniendo la posesión y mandar sobre su rival. El dominio era claro pero no llegaban ocasiones claras. 

Con la entrada de Bolasie más la anterior de Niasse, la contra se convertía en el principal peligro Toffee. El delantero senegalés aguantaba el balón esperando la llegada por banda tanto de Bolasie como de Aaron Lennon. En una jugada del estilo, a punto estuvo el Everton de adelantarse. Niasse le entregó un balón a Bolasie que entraba solo pero tardó demasiado en disparar. La jugada continuó y el ex del Crystal Palace volvió a tener una gran ocasión pero su disparo se marchó por encima de la meta defendida por Begovic.

Los Cherries no se amedrentaron por la ocasión y siguieron a lo suyo. En el 80 de juego, Ibe, tras una gran acción individual se sacó un gran disparo a la escuadra de Pickford pero lo repelió el travesaño. El Bournemouth se perdía una gran oportunidad a falta de 10 para concluir. 

Cuando el partido ya agonizaba apareció el héroe de la noche para rescatar a su equipo. Ryan Fraser realizó una gran acción individual por banda izquierda, se metió hacia adentro y, con fortuna porque su disparo rebota en un jugador Toffee, anota el 2-1 definitivo.

Acción del segundo gol de Fraser | Fotografía: Premier League
Acción del segundo gol de Fraser | Fotografía: Premier League

Los tres puntos se quedaron en casa y el Bournemouth, ocho partidos después, gana un partido de Premier. Con la victoria, los Cherries se aúpan hasta los 20 puntos y acabe como acabe la jornada dormirán fuera del descenso. 

Por su parte, el Everton sufre la primera derrota desde la llegada de Sam Allardyce y suman tres partidos sin ganar. Los Toffees se quedan en la novena posición de la Premier con 27 puntos, lejos de la zona caliente de la clasificación pero también lejos de la zona que da derecho a jugar competición europea. 

VAVEL Logo