Tormenta anotadora en
LA
lafc.com

Gran victoria del conjunto de Los Angeles FC ante un rival que se le adelantó en el marcador, pero que no logró mantener la ventaja. Desde el inicio del encuentro se pudo ver un partido muy igualado, que sólo una acción aislada a la contra, por parte de los visitantes, desequilibró el partido. Tras varios minutos en los que el partido se vio retrasado por una tormenta magnética, los angelinos consiguieron igualar el resultado. En la segunda parte, los californianos incrementaron la intensidad de su juego para dar la vuelta al marcador y llevarse una victoria, a pesar que los texanos recortasen distancia.

Los Angeles mantiene la tensión

Intenso inicio de partido en el que los dos equipos se volcaron al ataque, lo que dejó muchos acercamientos en ambas áreas. A pesar de este intercambio, ninguno de los rivales fue capaz de superar a la defensa y generar una ocasión manifiesta de gol.

Con el paso de los minutos, el conjunto californiano fue haciendo valer su localía para tener el control de la pelota e ir poco a poco teniendo mayor protagonismo en el ataque. Sin embargo, su ocasión más clara no llegó hasta pasado los primeros 20 minutos, y fue con un remate de cabeza en un saque de falta.

Houston Dynamo, supo leer el planteamiento de su rival, y a pesar de dar un paso hacia atrás, mantuvo la línea de presión, provocando que su rival tuviese muy difícil la salida de balón. Esta presión fue algo más intensa en la zona de creación, que les permitió salir a la contra para poder generar peligro sobre la meta californiana.

Superada la media hora de partido y bajo un ‘aguacero’, el conjunto texano consiguió sorprender a su rival en un contraataque que pillo a la defensa mal posicionada. Con un cambio de orientación que buscó dejar a un compañero sólo, Manotas recibió el balón libre de marca y logró superar al guardameta con un potente disparo.

Tras este gol, el partido tuvo que retrasarse por más de 90 minutos a causa de una tormenta eléctrica que asoló la ciudad angelina. A la vuelta y con 10 minutos por delante, los locales buscaron incesantemente un gol que les permitiese afrontar la segunda mitad con una mayor esperanza.

Y a falta de pocos minutos, los locales consiguieron lo que buscaban. Un jugador angelino cayó derribado en el interior del área, lo que hizo que el colegiado señalase el punto de penal. Carlos Vela fue el encargado de transformarlo y llevar nuevamente la igualada al marcador.

Festival goleador

Con el inicio de la segunda parte, los angelinos dejaron claro que no querían sorpresa y llevaron la iniciativa desde el primer minuto. Asedió la portería de su rival, sin apenas dejarlo opciones en ataque, siendo ellos los que consiguieron tener mejores ocasiones de peligro.

Encontraron en la banda izquierda un filón que explotaron de manera constante, consiguiendo adelantarse en el marcador. Una acción individual de Carlos Vela finalizó con un centro al segundo palo que Diomande mandó al fondo de la portería.

Sin embargo, el festival angelino por esa banda continuó a los pocos minutos, cuando en una nueva jugada, Nguyen encontró espacio para llegar a línea de fondo, pero la defensa rechazó el balón. En la acción contigua, un saque de esquina, Zimmerman aprovechó que el balón quedó suelto en el interior del área para poner una mayor distancia en el marcador.

A partir de ese momento, el partido volvió a abrirse para ambos equipos, comenzando a verse acciones en las dos porterías. Las llegadas mostraban que cualquiera de los dos equipos sería capaz de anotar, aunque ninguno logró estar acertado de cara a gol.

En los minutos finales, el cansancio comenzó hacer mella en ambos equipos y eso permitió que los espacios comenzasen a aparecer. Gracias a un desbarajuste en la defensa visitante producida por esta situación, Carlos Vela se encontró con un balón en el borde del área y el portero descolocado, y no perdonó. Con una magistral definición, el delantero mexicano colocó el balón en la escuadra, anotando así el cuarto tanto.

Minutos después y sin apenas tiempo de reacción, los texanos aprovecharon un nuevo contraataque para recortar distancias en el luminoso. Manotas consiguió superar en carrera a su marcador y servir un centro a Wenger para que este sólo tuviese que empujar el balón al fondo de la red.

Desde ese momento y a pesar de la contundente victoria, Los Angeles FC mantuvieron el control de la pelota y buscaron un nuevo gol. Pero a pesar de su insistencia el marcador ya no se volvió a mover y los locales lograron una victoria que los mantiene entre los mejores equipos del Oeste.

VAVEL Logo