Bayern München no pudo en casa con el Hertha BSC
Dos goles de Lewandowski no bastaron para sumar tres puntos. FOTO: Bundesliga

Una nueva era para ambos equipos. Los bávaros jugando por primera vez en doce años sin Arjen Robben y Franck Ribery, quienes fueron pilares de todos los títulos conseguidos en la última década. Para los capitalinos se iniciaba la etapa de Ante Covic (debutante en Bundesliga), quien toma el mando del club tras cuatro temporadas del húngaro Pal Dardai en el banquillo.

Los locales iniciaron con todo y buscaron abrir el marcador lo antes posible. Los primeros minutos mostraron superioridad y llegaban con facilidad por el costado derecho, sin embargo no generaban jugadas claras frente al marco de Rune Jarstein. No fue hasta el minuto 24 que el primer gol de la temporada cayó: gran asistencia de Serge Gnabry y Robert Lewandwski llegó para empujarla a la red.

El dominio del cuadro de Nico Kovac siguió, pero el Hertha BSC en un par de minutos lograría dar la vuelta al partido. En el 36', el recién llegado Dodi Lukebakio (quien firmó un triplete en esta cancha la temporada pasada) se estrenó como goleador berlinés con un disparo desde fuera del área que se desvió en la espalda de Vedad Ibisevic; instantes después el mismo delantero bosnio filtró el balón para dejar a Marko Grujic frente a Manuel Neuer, el mediocampista serbio logró evadir al guardameta alemán para poner el sorpresivo 1-2 momentáneo.

En la segunda mitad el Bayern München mantuvo la presión para buscar la igualada. Cuando la situación lucía poco clara para los locales, el VAR intervino y el árbitro decidió marcar penalti de Marko Grujic sobre Robert Lewandowski. El delantero polaco se encargó de convertir desde los once pasos para el 2-2 en el minuto 60.

El campeón alemán insistió en el tramo final del partido pero no pudieron hacer el gol de la victoria. Un resultado justo por lo mostrado en la cancha, un punto con diferentes matices para cada equipo. Por un lado las críticas para Nico Kovac seguirán, por el otro un valioso empate en el Allianz Arena que llena de motivación al novato entrenador Ante Covic.

VAVEL Logo