Inter Miami CF, ¿un
desastre de equipo?
miamiherald.com

Finalizó la participación de Inter Miami CF en su primera temporada de Major League Soccer, habiendo conseguido llegar a los MLS Cup PlayOff’s, después de un mal año en el que estuvieron fuera de estos puestos de privilegio hasta la última jornada, el Decision Day. Lograr esta clasificación in extremis fue una gran alegría para un equipo que lo había pasada muy mal durante toda la temporada, y donde se había llegado a dudar de las capacidades del entrenador, jugadores e incluso personal deportivo de oficina (scouts, director deportivo…).

Si uno pone en perspectiva la idea inicial que era Inter Miami CF a lo que ha terminado siendo, es cierto que hay un abismo y que no han conseguido el objetivo que ellos querían… ¿o sí?

intermiamicf.com
intermiamicf.com

Inter Miami CF se dio a conocer como una franquicia ganadora, que quería ganarlo todo, y ¿qué equipo no nace con esa idea de ganar? Creo que todos los clubes parten con ese objetivo, luego ya que sea el real o no, dista mucho. Nunca nadie ha visto ni verá a un entrenador en MLS que desde su primera semana de competición diga que no quiere ganar un título, sería de locos. Por ello, sería egoísta exigir de puertas hacia afuera a un equipo que, en su primera temporada se convierta en campeón de la MLS Cup, cuando a lo largo de la historia, solo una franquicia lo consiguió (Chicago Fire en 1998).

Para una franquicia, llegar a ser campeona de la MLS Cup es un proceso que tarda varios años en lograrse. Claro está que existen algunos ‘mirlos blancos’ como pudo ser Atlanta United FC hace algunos años. Para muchos, Inter Miami CF era una copia del conjunto del Estado de Georgia, ya que, de la mano del mismo General Manager Paul McDonough, buscó seguir los pasos que habían llevado a su anterior equipo a ser campeón… pero amigo… no ocurre siempre.

Metiéndonos en materia, por mucho que algunos piensen y afirmen que la temporada de Inter Miami CF ha sido desastrosa, me parece que van muy mal encaminados. Más bien podría decirse que es desilusionante. Desastre es, que hubiese sido quedar en último lugar del Este y haber quedado a su vez último de la competición, pero tampoco. Como apuntamos antes, los proyectos llevan años y es más que común que a un equipo le cueste arrancar. Dejémoslo en mala temporada, por supuesto, pero resumirla en desastre, me parece injusto.

Para ello, se ha tratado de hacer un símil con otras franquicias que llegaron a MLS a ‘bombo y platillo’ y con unas plantillas estratosféricas como Atlanta United, New York City FC o incluso Los Angeles FC. Ninguna de ellas consiguió terminar campeón de MLS en su primer año y todas cayeron en primeras rondas del MLS Cup PlayOff’s, ¿por qué no se les criticó con tanta ferocidad como a Inter Miami? Se entendió que tenían que cumplir procesos.

Es la opinión de un servidor y creo que esas críticas no vienen de las esperanzas u objetivos marcados por el club que no se llegaron, sino que vienen de las esperanzas y objetivos que otros propusieron y a los que no llegaron. Esas son dos concepciones muy diferentes del problema.

Desde el primer día, el equipo ha cargado con varias críticas en todos los aspectos que engloban la organización deportiva de un club, y eso hay que reconocer que parte de culpa es de ellos mismos. Es cierto que desde que se confirmó la presencia de Inter Miami CF en MLS, su escudo, sus colores y su estadio, solo quedaba la parte deportiva y es ahí en donde se pecó de… ¿arrogancia? Desde el club se dijo en varias ocasiones que se traerían estrellas del fútbol mundial tanto para hacerse cargo del equipo como los jugadores para formar el plantel, primer error o puede que no.

Fueron muchos los nombres que sonaron para el banquillo de Inter Miami CF, eso sí, nunca confirmados por el club. Se habló de Solari, se habló de Karanka, Gattuso… llegó hasta oírse el nombre de Pellegrino. Los nombres de los entrenadores eran técnicos que han entrenado o entrenan a equipos de un primer nivel, por lo que estarían perfectamente preparados para dirigir un club en expansión como este, y más en una competición en la que te dejan una continuidad para demostrar tu valía en un proyecto a medio-largo plazo.

us.as.com
us.as.com

Finalmente, de todos estos nombres que sonaron siempre por parte de la prensa, desaparecieron y quedó uno solo, Diego Alonso. El técnico uruguayo llegaba desde ‘Rayados’ de Monterrey como uno de los mejores entrenadores de CONCACAF, después de haber conseguido con estos la CONCACAF Champions League y un tercer puesto en el FIFA Mundialito de Clubes. Pero su palmarés no fue solo eso, años antes, había logrado con Pachuca un Torneo Clausura y otra CONCACAF Champions League. ¿Quién se atrevía a decir que Alonso no estaba preparado para llevar un proyecto como este? Claro que no era el mismo currículum que los otros nombres, pero que era un técnico ganador, seguro. Ahí seguramente vivieron su primera desilusión.

Circunstancia similar se vivió en la conformación de la plantilla. Desde que se anunció le equipo, la presencia de David Beckham entre los máximos accionistas hizo que una lluvia de nombres comenzase a aparecer como posibles fichajes del equipo. Se ofreció al público que ofrecerían una de las mejores, si no, la mejor plantilla de MLS… pero del dicho al hecho hay mucho trecho. El que sonó con mayor fuerza y por el que incluso hubo una oferta fue por Edison Cavani, sin embargo, las altas pretensiones del futbolista en cuanto a su salario tiraron para atrás su posible llegada. También se llego a hablar de Radamel Falcao, con algunos aficionados llegando a comprar la camiseta del equipo con su nombre y el dorsal 9. Luka Modric, David Silva, Pedro, Arturo Vidal e incluso Sergio Ramos fueron los nombres para incorporarse en su temporada inaugural… de locos.

Es cierto que el equipo se interesó por algunos de los futbolistas que salen en esta lista y una más interminable aún, que no acabaríamos de pronunciar. Pero la verdad es que fueron otros los futbolistas que llegaron al equipo, más acorde a la filosofía de trabajo de Paul McDonough. Los primeros jugadores en llegar fueron los argentinos Julián Carranza y Matías Pellegrini (Jugador Franquicia), que seguían la política de firmar jóvenes valores del fútbol sudamericano. Tras ellos le siguieron varios nombres, manteniendo la línea de trabajo que el General Manager siguió en Atlanta United FC, dejando el ataque a jugadores jóvenes y con hambre de títulos, mientras que dejaba la defensa para futbolistas más experimentados en MLS. Todos ellos a la sombra de la posible incorporación de dos futbolistas de renombre para ocupar las dos plazas libres como Designated Player. La segunda de ellas llegó a falta de pocos días para el inicio de la competición con el fichaje del mexicano Rodolfo Pizarro. El futbolista había estado con Diego Alonso en equipos de la Liga MX y se colocaba como la incorporación perfecta para manejar el juego ofensivo del equipo.

Pero con todo y con esto, Inter Miami CF no estaba completo. Era un equipo por hacer, necesitaba partidos, entrenamientos, rodaje obligatorio para cualquier club que llega en su primera temporada, pero llegó la COVID-19. Al igual que todos los equipos, la pandemia mundial obligó a parar y enfocar la temporada de una manera diferente. En este tiempo, se continuó trabajando con posibles incorporaciones, pero ninguna llegó. Hubo que esperar casi a las últimas semanas de la temporada ver las dos últimas incorporaciones del equipo, Blaise Matuidi y Gonzalo Higuaín, ambos de la Juventus FC. Con estas dos piezas, el equipo quedaba armado al 100% en todas sus líneas y con futbolistas importantes en el mes de octubre y con prácticamente la temporada acabando.

lequipe.fr
lequipe.fr

Para un entrenador no es fácil tener la plantilla al 100% cuando tus posibilidades de clasificar a la post temporada son las mínimas y aún así continuar exigiéndole resultados y criticando el estado del equipo. A diferencia de la otra franquicia en expansión como Nashville SC u otros ejemplos en diferentes años, estos no tuvieron que esperar prácticamente la temporada para tener el plantel entero y trabajar con ellos. A pesar de eso, Alonso consiguió hacer historia y, en una temporada que parecía insalvable, clasificó al equipo para el Play-in de los MLS Cup Play Off’s en donde se enfrentaría a su homónimo de la temporada en expansión, Nashville SC.

Una vez llegados a este momento de la temporada. Se abre una competición totalmente diferente, en donde cualquier cosa puede pasar, los MLS Cup PlayOff’s. En este tipo de torneos de eliminación, los equipos de Diego Alonso han sido muy fuertes, representación de ello son los dos títulos conseguidos de la máxima competición continental. Las esperanzas del club crecieron ante la posibilidad de hacer historia ganado un título, después de la temporada realizada.

Pero un día antes de celebrarse el Play-in, las malas noticias volvieron a castigar a los de Florida, volviendo a vivir esas sensaciones que se repitieron durante la temporada regular. A unas horas de que se disputase este encuentro, en los medios de comunicación se apuntó que Gonzalo Higuaín, Federico Higuaín y Leandro González-Pírez eran baja para el partido ya que habían dado positivo por la COVID-19, antes del viaje del equipo a Nashville. Un duro palo para el equipo de Inter Miami CF que perdía dos jugadores muy importantes, y que en los últimos partidos habían ayudado a la clasificación in extremos a PlayOff’s.

Lo que ocurrió en el Nissan Stadium, es algo que se recordará en el equipo para aportar malas y buenas experiencias. A partir de aquí, el equipo sabe lo que tiene que mejorar y lo que tiene que trabajar. Lo que nunca hay que dudar es en el trabajo y la disposición de un equipo para hacer las cosas bien.

Tildar de desastrosa una temporada es un término peyorativo para un equipo que ha peleado hasta el final y ha conseguido clasificarse para PlayOff’s en su primer año, algo que no todos los clubes han logrado. Por ello, dejemos trabajar a Inter Miami CF para valorar si estaban o no equivocados.

VAVEL Logo