Reynoso eleva a ‘Los
Loons’
@MLS

Sorprendente goleada la conseguida por Minnesota United FC ante uno de los favoritos al título como Sporting Kansas City, que los permite llegar por primera vez en su historia a una final de conferencia. Fue en los primeros 45 minutos cuando se decidió toda la eliminatoria con un magnífico ‘Bebelo’ Reynoso que dio tres asistencias de gol y un Molino que anotó un doblete, sumando así cinco goles en los últimos tres partidos. En la segunda parte los locales intentaron responder, pero les fue imposible superar el bloque defensivo formado por su rival que impidió cualquier tipo de acercamiento sobre la portería.

12 minutos demoledores

En juego, un puesto en la final de conferencia del Oeste. Los dos equipos salieron durante los primeros minutos a no regalar nada a si rival, jugando con una gran intensidad que provocó constantes cambios en el control de la pelota en el centro del campo y alguna que otra llegada aislada. Ninguno de los equipos era capaz de darle pausa y tratar de plantear un partido más calmado y acorde a su juego.

Superados los diez primeros minutos de juego comenzaron a llegar las primeras ocasiones de peligro que cayeron del lado visitante. Minnesota United consiguió poner en problemas la portería rival con un par de disparos desde fuera del área que fueron desbaratados por la defensa local. Sin embargo, las ocasiones más claras fueron las conseguidas por Sporting KC unos minutos después, pero se toparon con un St. Clair entonado. Primero fue un mano a mano y posteriormente un remate a bocajarro en las que el joven guardameta se impuso con claridad, consiguiendo mantener su portería a cero.

Sobre el ecuador de la primera parte, la intensidad del juego disminuyó, dejando un partido bastante igualado y sin demasiado impacto sobre las porterías. Fueron varios minutos sin trascendencia, con mucha alternancia en el control de la pelota, hasta que apareció la figura del partido, ‘Bebelo’ Reynoso. El futbolista argentino inició su recital al filtrar una pelota a la espalda de la defensa para que Molino apareciese con un gran desmarque de ruptura. El delantero trinitense gozó de un mano a mano con Melia al que superó con algo de fortuna, ya que el guardameta rozó la pelota. Este gol hacía saltar la sorpresa en Kansas, poniendo en problemas a los locales.

En los siguientes minutos, Sporting Kansas City volvió a apretar sobre la portería de su rival, pero no fue capaz de conseguir poner en los mismos problemas al portero que en los primeros minutos. Pero en una acción aislada, el ‘playmaker’ de los visitantes volvió a aparecer para enmudecer el estadio. Un pase milimétrico por encima de la defensa a Molino, dejó al futbolista solo. De primeras y con una media volea, dejó al portero inmóvil y mandó la pelota por segunda vez al fondo de la portería.

Pero el golpe fue mayor para los locales unos minutos después y sin tiempo de respuesta. Un saque de esquina al primer palo en el que Dibassy se adelantó remantando a toda la defensa, terminó con la pelota en el fondo de la red. ¿Y quién dio la asistencia?, ‘Bebelo’ Reynoso. ‘Hat-trick’ de asistencias de gol en 12 minutos.

A partir de este punto, el partido se volcó del lado local que en los siguientes minutos hasta el descanso, asedió la portería de su rival buscando un gol que les permitiese acercarse en el marcador y plantear una segunda mitad diferente. Sin embargo, este objetivo no llegó y la primera mitad llegó al final con la amplia ventaja para los visitantes de tres goles en el marcador.

Sporting KC no encuentra el camino del gol

Se esperaba que durante los primeros minutos de la segunda mitad se viese una salida en tromba del conjunto local, sin embargo, ‘Los Loons’ supieron disputarle la iniciativa y con una presión intensa en todas las zonas de terreno de juego consiguieron cortocircuitar este esperado planteamiento. Esta circunstancia originó que se viesen llegadas tanto en una como en otra portería, pero ninguno de los equipos fue capaz de encontrar una ocasión clara.

Con el partido cumpliendo la hora, comenzó a verse a un Sporting Kansas City tocado en el orgullo y asediando la portería visitante. Era un dominio un tanto inerte ya que el buen planteamiento de ‘Los Loons’ con dos líneas de cuatro muy cercanas al área impedía que se generasen espacios que su rival pudiese aprovechar. Durante estos minutos, ante esta solidez defensiva, los locales solo consiguieron generar peligro con disparos desde fuera del área que no pusieron en demasiados problemas al guardameta.

Con este planteamiento, las apariciones de los visitantes en ataque fueron poco a poco desvaneciéndose, quedando solamente alguna acción aislada al contraataque que, ante la poca presencia de efectivos, apenas llegó a nada. Para intentar cambiar esta dinámica de superioridad por parte de los locales, el entrenador visitante realizó un par de sustituciones en las que dio descanso a futbolistas de un corte más defensivo e introdujo a un par de atacantes para dar mayor frescura y buscar un cuarto tanto que alejase cualquier tipo de duda.

Los minutos pasaban y el final del partido se acercaba, dejando más que claro que la remontada de los ‘Wizards’ estaba más y más lejos. Pese a ello no cejaron en su empeño y continuaron buscando la portería de su rival para por lo menos, anotar un gol que les diese aliento y una mínima esperanza. Durante estos minutos consiguieron tener alguna llegada que otra, incluso gozando de algún disparo desde el interior del área, pero siempre se topó o con un defensor o con el guardameta.

Aprovechando estos últimos minutos de disminución en la intensidad del juego local, Minnesota United FC trató de encontrar algún contraataque con balones al espacio que tomasen desprevenida a la adelantada defensa de su rival. Pero el no querer correr riesgos hizo que esto se quedase en meros avisos hasta que el colegiado señalase el final del partido. Este momento de alegría para los visitantes y desesperación para los locales llegó, consiguiendo ‘Los Loons’ hacer historia al clasificarse por primera vez en su historia a una final de conferencia.

VAVEL Logo