“Chicharito” Hernández
conquista Los Angeles
@LAGalaxy

El comienzo de este importante partido estuvo determinado por la diferente manera en la que ambos equipos lo afrontaron, disponiendo dos planteamientos muy diferentes en el que sorprendió el del conjunto local. El Galaxy, pese a ser local, buscó rápidas acciones, contraataques y transiciones que buscasen sorprender a la defensa de su rival. Estos, sin embargo, mantuvieron un juego más calmado, con control de la pelota y buscando generar peligro con una rápida circulación de balón.

Superado el minuto 10, el equipo local encontró la recompensa a la insistencia mostrada gracias a una acción llena de confianza y fe, algo que hasta este año había faltado en el Galaxy. Williams recuperó una rebañó una pelota con la que asistió a “Chicharito” quien se encontraba escorado en el lateral del área. El delantero mexicano se perfilo sobre la portería y, con una definición al palo más alejado, anotó el primer gol para los locales.

Este tanto obligó a Los Angeles FC a tener que adelantar sus líneas de presión, tener más control de la pelota, y por consiguiente, dejar más espacios que pudieran ser aprovechados por su rival. Por ello, en los siguientes minutos el equipo visitante apretó sobre la portería de su rival, tratando de igualar el marcador, pero se encontró con un equipo bien plantado y sin apenas fisuras.

Pasaron los minutos y Los Angeles FC no lograba superar a su rival. Los visitantes parecían un equipo cansado, sin la velocidad en la circulación de otras ocasiones, pero sobre todo, les faltaba algún elemento desequilibrante que les permitiese generar peligro. Solo hubo un par de llegadas, ojo, no disparos sobre los tres palos, las que el equipo visitante consiguió tener, pero para nada pusieron en riesgo el resultado para su rival.

El Galaxy, tuvo hasta el descanso el partido totalmente bajo control. Supo mantenerse firme ante las inertes acometidas de su rival, y al contraataque, trató de sorprender a la adelantada defensa de LAFC. Pero el marcador no se movería, y se llegó al tiempo de asueto con la victoria parcial de un Galaxy que aprovechó a la perfección la única ocasión de la que dispuso.

La segunda parte inició con el equipo visitante mostrando mayores intenciones sobre la portería de su rival, pero con idéntico resultado hasta el momento, cero peligro. El planteamiento del Galaxy con dos líneas a muy pocos metros del área impidió que su rival encontrase ningún espacio que generar y menos que atacar. Aun así, la insistencia de LAFC fue mayor, dejando esperanzas ante la posibilidad de encontrar una ocasión.

No fue hasta superada la hora de partidos cuando Los Angeles FC encontró por primera vez una pequeña grieta en la defensa de su rival, la cual aprovechó para empatar. Tras una larga acción de más de 10 pases, en el momento en el que le imprimieron mayor velocidad a la jugada con una circulación a un toque, Rossi consiguió recibir una pelota en el interior del área, superando al portero en el mano a mano. El Trafico estaba más vivo que nunca, y por delante, 30 minutos en los que todo podía pasar.

Este gol abrió el partido, convirtiéndolo en un ida y vuelta de una a otra portería, acumulando ocasiones para ambos equipos y dando la impresión de que cualquier cosa podría pasar. Los Angeles FC tuvieron en un par de contraataques las ocasiones de haberse logrado poner por delante en el marcador por primera vez en el encuentro, sin embargo, se encontraron con un inspirado Bond que logró detener todas las ocasiones que estos tuvieron.

Pero a 10 minutos para el final del partido, LA Galaxy asestó un golpe definitivo al encuentro aprovechando un error en la salida de balón de los visitantes. Cameron Dunbar, que recién había entrado al terreno de juego, logró recuperar un balón en las inmediaciones del área rival ante las indecisiones de estos en la salida. Puso un balón a “Chicharito” quien, en una gran noche, se abrió espacio en el área para asistir a un Jonathan dos Santos que llegaba desde segunda línea y que a placer anotó el segundo gol para su equipo.

En los minutos restantes, Los Angeles FC se lanzó al ataque de manera desesperada buscando nuevamente el empate. Logró asediar la portería de su rival, percutiendo constantemente como si fuese un martillo pilón a la defensa local, pero sin conseguir encontrar una ocasión de gol que les diese la oportunidad de lograr su objetivo. Ese planteamiento llevó también a que el LA Galaxy tuviese varios contraataques aprovechando los espacios generados a la espalda de la defensa visitante en los que pudo haber aumentado la distancia en el marcador. Sin embargo, el resultado no se movió y los locales se llevaron la primera victoria de “El Trafico” de la temporada.

VAVEL Logo