Una noche para el recuerdo

La noche del martes se vivió en el Signal Iduna Park el trepidante duelo no apto para cardiacos entre el Borussia Dortmund y el Bayern Múnich, conjunto que consiguió proclamarse como campeón de la Supercopa Alemana tras vencer 1-3 a los negriamarillos, sin embargo, más allá de lo vivido durante los noventa minutos y los récords batidos, el encuentro tuvo un ambiente especial debido a que se recordó al mítico y único, Gerd Müller.

Tras el sentido fallecimiento del Torpedo Müller, el Bayern Múnich decidió rendirle homenaje a uno de los jugadores más importantes de su historia y durante todo el encuentro no faltaron las muestras de afecto hacia el mejor, Gerd Müller.

La primera muestra de respeto se vio durante el entrenamiento, cuando los jugadores del Gigante de Baviera saltaron al campo portando camisetas con un estampado especial en memoria de Gerd.

Twitter: Bundesliga English oficial
Twitter: Bundesliga English oficial      

Asimismo, antes del inicio del encuentro, tanto los conjuntos como los aficionados guardaron un minuto de recuerdo, no obstante, lo más emotivo fue que tanto Robert Lewandowski como Thomas Müller y Manuel Neuer, jugadores que se convertirían en los grandes artífices de la victoria muniquesa, sostuvieron camisetas conmemorativas en honor al "Bombardero de la Nación", demostrando su respeto y admiración hacia un mítico.

  • Electrizante duelo, gran victoria bávara

Desde el inicio del encuentro, tanto el Borussia Dortmund como el Bayern Múnich buscaron hacer daño en el área contraria y anotar el primer gol de la noche, siendo el conjunto negriamarillo el que avisó primero tras un mano a mano de Reus con Neuer, sin embargo, el muro alemán evitó el gol tras una salvada épica con el pie y valió la pena, ya que tan solo un par de minutos después llegaría el gol del mejor, Robert Lewandowski.

Tras un gran centro de Gnabry desde la izquierda, llegaría el killer polaco y reventaría el arco rival, marcando el primer gol de la noche, pero no el último.

En la segunda parte del encuentro, el Borussia Dortmund empezó a presionar y trató de asfixiar al Bayern en su propia área y casi consigue llevarse el premio mayor, ya que Haaland quedó solo frente al arco de Neuer, pero nuevamente y como en el primer tiempo, el mejor portero del mundo atajó el balón y evitó el empate. Asimismo, en el mejor momento de los locales, llegaría el segundo gol del Gigante de Baviera, esta vez de la mano de Thomas Müller, jugador que recibiría un pase magistral de Lewandowski y remataría de primera, batiendo el arco de Kobel por segunda vez, sin embargo, a este encuentro todavía le quedaban un par de emociones.

A media hora para el final del partido y tras una lucha sin cuartel, el capitán negriamarillo, Marco Reus, marcaría desde el borde del área chica, la única manera de batir a Neuer, y volvería el partido no apto para cardiacos debido a que todo podía pasar a tan poco para el final, pero, los locales no contaron con que el as del Bayern marcaría de nuevo tras un error garrafal de Akanji.

Al minuto 74 y cuando el Dortmund estaba cerca del segundo gol, Akanji cometería un grave error, el cual aprovechó Lewandowski, quien no perdonó y anotó el tercero y definitivo de la noche, sentenciando de esta manera el partidazo y consiguiendo el primer título de la temporada.

Twitter: Bayern Múnich oficial
Twitter: Bayern Múnich oficial      
  • El mejor delantero del mundo

La exhibición que realizó Robert Lewandowski demostró, una vez más, porque que es el mejor del mundo.

En un encuentro que inició muy complicado para el Bayern Múnich, llegaría el de siempre, Robert Lewandowski, y anotaría el primer gol del partido, asimismo, asistiría y convertiría por segunda vez, estando directamente involucrado en los tres goles de la noche, asimismo, durante este enfrentamiento, el polaco establecería y rompería varios récords como haber anotado en su décimo cuarto partido oficial consecutivo, racha casi descabellada solo superada por otro grande como el Torpedo Müller con dieciséis tantos en la temporada 1969/70.

Además, con los dos goles del día martes, el polaco se convertiría en el máximo goleador de la Supercopa Alemana con siete tantos, la misma cantidad de veces que ha conquistado el trofeo, no solo eso, ya que el artillero de 32 años estableció una nueva marca al haberle convertido 24 goles a su ex equipo, el Borussia Dortmund en 24 duelos disputados, una verdadera máquina, y si juntamos los goles tanto del Bayern Múnich como de la selección polaca, Lewandowski suma 23 tantos en sus últimos 15 partidos, simplemente el mejor del planeta.

Twitter: Bayern Múnich oficial
Twitter: Bayern Múnich oficial     

Lo vivido en el Signal Iduna Park quedará en la memoria de todos los hinchas del fútbol por mucho tiempo debido a la magnitud de lo acontecido tanto antes como durante el encuentro, sin embargo, ahora toca disfrutar los próximos encuentros de estos grandes conjuntos.

VAVEL Logo