Argentina golea para quedarse con el Derbi Rioplatense
Foto: CONMEBOL

Por la quinta jornada de Eliminatorias, Argentina goleó 3-0 a Uruguay para quedarse con el Clásico del Río de la Plata y soñar con la clasificación a Catar. El partido se debió disputar en marzo, pero fue suspendido, ya que los clubes no querían ceder a los jugadores ante la pandemia de coronavirus que azotaba en América Latina.

La Albiceleste salió al campo con un 4-3-3. Scaloni realizó tres modificaciones respecto al empate frente a Paraguay. Tagliafico reemplazó al lesionado Acuña, Lautaro Martínez (recuperado) sustituyó a Joaquín Correa y Nicolás González jugó en el lugar de Di María, de flojo rendimiento en Asunción.

Los Charrúas sorprendieron con un 5-3-2. Tabárez apuntó a impedir los continuos ataques de su rival y apostó a un juego de contraataque en Buenos Aires. Al igual que el anfitrión, el entrenador modificó a tres futbolistas: Araujo, Coates y De la Cruz ingresaron por Giménez, de Arrascaeta (afuera por lesión) y Bentancur (acumulación de tarjetas). 

El Monumental albergó el Clásico Rioplatense. El estadio cuenta con un césped "inteligente" que ayudaría a evitar que el encuentro se suspendiese por condiciones climáticas. Alrededor de 36.000 hinchas asistieron al duelo (50% del aforo).

El Monumental tomando color en la previa / Foto: Twitter
  • La Albiceleste debió sufrir para salir victorioso en la primera parte

Argentina comenzó siendo el protagonista buscando ser el dueño del balón y tratando de imponer su juego en el campo. Uruguay se replegaba atrás y esperaba un error del rival para salir con todo al ataque. No obstante, los visitantes contarían con dos oportunidades mediante Suárez y Valverde que supo responder Dibu Martínez.

Mediante una jugada detenida, el anfitrión intentó sorprender. Messi movió rápido para Lo Celso, que se metió en el área, pero su disparo se fue lejos del palo izquierdo. Con el correr de los minutos, los Charrúas parecían haber cambiado su forma para lidiar con el dominio del contrario.

Messi en acción / Foto: CONMEBOL

Los argentinos dominaban con la pelota, pero tenían dificultad para llegar a la portería custodiada por Muslera. Sobre los 20, los uruguayos volverían a inquietar mediante una tijera de Suárez que atajó, en dos tiempos, el arquero del Aston Villa. El elenco de Scaloni respondería mediante un centro ejecutado por De Paul que Lautaro Martínez conectó tarde.

La sólida estructura defensiva del visitante generaba serias complicaciones para Argentina. El juego directo uruguayo funcionaba de manera excelente. De la Cruz encontró a Vecino por la izquierda que inmediatamente levantó la cabeza, puso un centro al segundo palo para Suárez que definió de volea y el esférico golpeó el poste. El local respondió rápido y De Paul colocó un espléndido pase para Lo Celso que eludió a Muslera, pero su disparo chocó el travesaño.

Sobre los 38 minutos, la Albiceleste abriría el marcador. Lionel Messi se la tiró a González golpeando de tres dedos. El balón no alcanzó el pie del receptor, picó y batió a Muslera. El dominio de la posesión finalmente tendría su recompensa para el local.

Messi se convirtió en el primer jugador sudamericano en anotar 80 goles para su país / Foto: CONMEBOL

Tras el primer gol, los anfitriones se sentirían con mayor comodidad en el campo. Su rival quedó trastocado y empezaba a quedarse sin respuestas. Cerca del descanso, el Campeón de América ampliaría el marcador. Un balón suelto en el área fue aprovechado por De Paul que se aproximó y definió con maestría.

  • La Albiceleste profundizaría su dominio en el complemento

Previo al inicio de la segunda mitad, Tabárez modificó el esquema pasando a jugar con un 4-3-3 para darle un mayor oxígeno al ataque. No obstante, el combinado argentino mantenía la misma sintonía y no retrocedía metros en el campo para defender la ventaja.

Los uruguayos no lograban encontrar el balón y sus futbolistas parecían agobiados. Tan solo la picardía del ingresado Núñez ilusionaba a los visitantes. Argentina controlaba el mediocampo sin dificultades y se estacionaba en el área rival. Sobre los 62 minutos, sentenciarían el duelo. Una buena jugada colectiva del anfitrión que finalizó De Paul con un pase al medio para que Lautaro Martínez definiese a placer.

El delantero del Inter sumó su 16° gol / Foto: @Argentina

Luego de la tercera anotación, Scaloni aprovechó a darle descanso a sus mejores jugadores de cara al último partido frente a Perú. Apenas ingresó, Joaquín Correa tuvo una chance inmejorable que despejó Muslera y después Tagliafico cabeceó desviado. Unos minutos más tarde, tras una desatención de los visitantes, Di María se metió en el área y picó el balón, pero el portero uruguayo lo desvió al córner.

Las modificaciones no alteraron la fisonomía de los Charrúas, que les resultaba imposible inquietar a la defensa argentina. Sobre el final, Suárez buscó inquietar desde la mitad de la cancha, pero Martínez estuvo atento para controlar el balón. La Albiceleste se floreaba ante sus fanáticos y tocaban con tranquilidad. Di María y Messi tuvieron el cuarto gol en sus pies, sin embargo, Muslera respondió con seguridad.

Argentina se reencontró con la victoria y logró un triunfo clave que lo acerca a la clasificación para el Mundial de Catar. Además, aumentó su invicto a 24 partidos sin conocer la derrota. Uruguay planteó un encuentro que no finalizó de la mejor manera y se lleva una dura derrota. No obstante, la derrota de Ecuador y el empate de Colombia lo mantienen en la Zona de Clasificación que deberá revalidad el próximo jueves ante Brasil.

VAVEL Logo