Este miércoles tanto azzurris como blaugranas afrontan esta eliminatoria de Champions cargados de dudas e incertidumbre, pues si bien hace apenas 8 meses ambos conjuntos ganaron la Serie A y la Liga EA Sports respectivamente, mostrando ambos conjuntos, ser los  más regulares y solventes, lo cierto es que esta temporada el nivel de los dos ha caído en picado, principalmente por el mal momento que han pasado algunas de sus estrellas.

Situación de ambos equipos 

Para este partido de Champions el equipo del sur de Italia no puede llegar en un peor contexto, pues en Serie A ocupa el octavo puesto de la tabla con 36 puntos, estando a 5 de entrar en unos puestos europeos que marca la Roma de Daniele De Rossi, que está en dinámica ascendente todo lo contrario que los napolitanos que tienen como seña de identidad una gran irregularidad, pues en sus últimos 5 encuentros ha sumado 2 victorias, 2 empates y 1 derrota.

Además jugadores como Kvaratskhelia están firmando una temporada muy discreta en cuanto a cifras y rendimiento, más aún si vemos la sobresaliente campaña anterior, donde fue clave para lograr un título de Serie A tras 33 años de sequía a esto hay que sumar la baja de Víctor Oshimen con el que Mazzarri no ha podido contar durante casi un mes y medio en el que ha disputado la Copa África con Nigeria, que perdió la final contra la sorprendente Costa de Marfil. Al mal momento de sus goleadores hay que sumar la marcha de Kim Ming Yae al Bayern, lo que hace la defensa del Nápoles mucho más frágil.

Pero los problemas del Nápoles no son solo deportivos, pues la inestabilidad va más allá de lo que ocurre en el verde, más en concreto se traslada hasta el vestuario, pues Walter Mazzarri ha sido cesado a menos de dos días de recibir al equipo de la ciudad condal, dejando a Calzona como nuevo técnico napolitano lo que despierta muchas dudas en el equipo azzurri pues no se sabe cómo van a responder los jugadores.

Y es que lo que ocurrió el sábado dejaba en un mal lugar al entrenador y podía provocar la división interna en un equipo que ha sufrido varias situaciones extradeportivas que han generado un revuelo y un ruido externo con el que entrenador y jugadores tendrán que lidiar.

Imagen donde se enfrenta a Lewandowski y a Kvaratskhelia/ RTVE
Imagen donde se enfrenta a Lewandowski y a Kvaratskhelia/ RTVE

Por su parte el Barça no llega mucho mejor, pues si bien es cierto que en los últimos 5 partidos ha sumado 10 puntos de 15 posibles, es algo que sirve de poco para pelear una liga muy complicada, pues los blaugrana están terceros con 54, situándose a 8 del Real Madrid que ocupa la cabeza de la tabla.

Esto añadido a las dolorosas derrotas en Supercopa y Copa del Rey ante Real Madrid y Athletic Club respectivamente, hacen que la situación en Can Barça sea de inestabilidad y crisis en todas las partes del club, desde una plantilla en donde algunas de las estrellas han dado un paso atrás en los últimos partidos y que se sostiene por individualidades puntuales y por el gran nivel que están mostrando las perlas de La Masia, como son Lamine Yamal o Pau Cubarsi. Pasando por un entrenador que ha anunciado su marcha del club a final de temporada, principalmente porque su mensaje ya no cala tan profundamente como antes.

Y cerrando este triángulo con una directiva inestable, sin apenas conocimiento de muchas áreas y con un presidente más centrado en agarrar el micrófono que en coger el timón del club.

Es por eso que ambos equipos ven la Champions, o más en concreto esta llave de octavos de final, como la manera ideal de recobrar un poco de tranquilidad y de quitarse un poco de presión, pues caer en esta ronda y sobre todo la forma de caer pueden hacer que los meses que quedan de temporada sean muy duros para el equipo que se despida de la Liga de Campeones en esta instancia.

Enfrentamientos anteriores

Con esta eliminatoria, será la tercera vez que azurris y blaugranas se vean las caras. La primera fue curiosamente en los octavos de Champions en el año 2020 donde el encuentro de ida en Italia acabó con empate a uno con goles de Mertens y Griezmann, mientras que la vuelta en el Camp Nou se cerró con un 3-1 a favor de los culés con tantos de Lenglet, Messi y Luís Suárez de penalti, dejando el gol de Insigne en insuficiente.

La siguiente vez que se cruzaron fue en 2022, en la ronda preliminar de la Europa League, en esta eliminatoria el partido de ida en Barcelona se cerró con un empate a uno con goles de Zielinski y Ferrán de penalti, mientras que en el Maradona el equipo de Xavi firmó uno de los mejores partidos con el técnico de Terrassa en el banquillo, logrando un 2-4 donde los tantos de Insigne de penalti y de Politano no sirvieron de nada ante los goles de Frenkie De Jong, Piqué, Jordi Alba y Aubameyang.

Esto deja un balance de dos empates y dos victorias a favor de los culés, datos claramente positivos.

Partido entre Nápoles y Barça en 2022/ Diario Sport
Partido entre Nápoles y Barça en 2022/ Diario Sport

Jugadores más en forma 

Robert Lewandowski: Tras una temporada donde ha estado muy cuestionado, el delantero polaco llega a Nápoles en un gran momento de forma pues en los últimos 3 partidos suma un total de 4 goles dos de ellos muy importantes para dar al equipo los 3 puntos sobre la bocina ante el Celta. Lo que indica el buen momento del "9" culé

Lamine Yamal: Es el jugador distinto, el que cada vez que tiene la pelota hace algo importante en ataque, sin duda es el que está sosteniendo al Barça en la zona ofensiva, con apenas 16 años, algo que deja con la boca abierta a propios y a extraños.

Lewandowski y <strong><a  data-cke-saved-href='https://www.vavel.com/es/futbol/2024/02/18/fc-barcelona/1172991-analisis-postpartido-victoria-in-extremis-para-seguir-en-el-podium-de-la-clasificacion.html' href='https://www.vavel.com/es/futbol/2024/02/18/fc-barcelona/1172991-analisis-postpartido-victoria-in-extremis-para-seguir-en-el-podium-de-la-clasificacion.html'>Lamine Yamal</a></strong> en un partido de esta temporada/ Mundo Deportivo
Lewandowski y Lamine Yamal en un partido de esta temporada/ Mundo Deportivo

Víctor Oshimen: Aunque en la Copa África solo ha anotado una diana, el delantero nigeriano llega a este partido como el máximo goleador del Nápoles con 7 tantos, su velocidad y la capacidad que tiene para buscar los espacios hacen que la defensa del Barça lo considere como la gran amenaza napolitana.

Khvicha Kvaratskhelia: Es cierto que al igual que Oshimen, las cifras del jugador georgiano son bastante flojas pero en los últimos partidos está mostrando una mejor versión que aunque no se traduzca en goles, si se refleja en su juego.

Oshimen y Kvaratskhelia celebrando un gol/ X de Football Tweet
Oshimen y Kvaratskhelia celebrando un gol/ X de Football Tweet

Bajas y sancionados 

SSC Nápoles: No cuenta con ningún lesionado, ni tampoco tiene ningún jugador sancionado, la única baja es Zielinski que no está inscrito en la lista para la Champions

FC Barcelona: Gavi (rotura de ligamento cruzado y menisco) Alejandro Balde (lesión en el isquio de la pierna izquierda) Ferrán Torres (lesión en el bíceps femoral de la pierna derecha) Marcos Alonso (problemas lumbares). El Barça no cuenta con sancionados.

Además para este encuentro Xavi recupera a Joao Félix y a Sergi Roberto que han entrado en la convocatoria tras superar sus respectivas lesiones.

Convocatoria del Barça para el partido en Nápoles/ X del FC Barcelona
Convocatoria del Barça para el partido en Nápoles/ X del FC Barcelona

Equipo arbitral

El encuentro de este miércoles será dirigido en el verde por el colegiado alemán Félix Zwayer, siendo este el tercer partido que dirigirá en la Liga de Campeones mientras que Bastian Dankert estará controlando la sala VOR .

Zwayer arbitrando un partido/ Wikipedia
Zwayer arbitrando un partido/ Wikipedia

Alineaciones probables

SSC Napoli: (1-4-3-3) Meret/ Mathias Oliveira- Ostigard- Rrahmani- Di Lorenzo/ Lobotka- Traore- Zambo Anguissa/ Raspadori- Oshimen- Kvaratskhelia

FC Barcelona: (1-4-3-3) Ter Stegen/ Joao Cancelo- Araujo- Iñigo Martínez- Kounde/ De Jong- Gundogan- Pedri/ Rapinha- Lewandowski- Lamine Yamal.