Raúl Bravo: "Me ilusiona este nuevo proyecto"
Raúl Bravo posa con la elástica blanquiverde. (Foto: Ángel Ortiz).

El dorsal "14" ya tiene nuevo dueño: Raúl Bravo Sanfélix (Palma de Gandía -Valencia-, 14 de abril de 1981). El hasta ahora portador se marchó rumbo Asturias en busca de mejor fortuna. Un mediocentro admirado por gran parte de la afición por un lateral/central zurdo batallador y que, a buen seguro, intentará ganarse el mismo respeto y simpatía que su antecesor.

Pablo Villa, técnico cordobesista, quiere afrontar la campaña liguera con total seguridad y que mejor forma que tener a dos hombres por posición. El flanco siniestro quedaba mermado con la sola presencia de Samuel de los Reyes, también recientemente incorporado y que procede del Sabadell. Bravo, parecer ser, que completará el mercado de fichajes en materia defensiva. Una vez echado el cerrojo en esta línea, de sucederse algún fichaje más, será en la parcela ofensiva. Podría tratarse de un delantero o mediapunta que aportara fantasía. No se descarta la posible llegada de Uli Dávila o Pacheco.

Ilusión

Muchos son los sorprendidos por este viraje en la carrera futbolística del valenciano. Será la primera vez que disputa la Liga Adelante, pero hoy, durante su presentación, ya ha dejado claras sus intenciones. El que fuera jugador del Real Madrid u Olympiacos tiene la mente puesta en el ascenso: "Tras estar un tiempo por Europa, he decidido venir a España y el Córdoba me presentó un proyecto que me gusta, que quiere subir a Primera y para mí, tras la trayectoria que llevo, conseguir un ascenso sería muy bonito”, confesó el defensor.

Posición

Durante su larga y éxitosa trayectoria deportiva, el ex internacional español ha demostrado poder rendir en similares condiciones tanto de lateral izquierdo como de central zurdo. Ya en su mejor etapa como merengue logró consolidarse como titular en el centro de la zaga, pero atrás quedan los años de blanco. Ahora la mente cambia el color blanco puro al blanquiverde.

Bravo y su nuevo entrenador tienen un pasado en común. Ambos coincidieron en el filial blanco cuando el valenciano estaba en el juvenil y el ahora míster era jugador del filial madridista. Su camino se cruzó casualmente cuando ambos tuvieron una grave lesión y sería en las sesiones de recuperación y rehabilitación cuando entablaron una relación más profunda. Cuestionado sobre si había tenido ocasión de hablar con él, Bravo reconoció que "aún no había podído conversar con él, pero la demarcación en el campo no será un problema", zanjó.

Motivación

El nuevo futbolista blanquiverde mostró su lado más humano al admitir que "nunca había visitado Córdoba" y sobre el club conoce "su trayectoria", si bien "todo el mundo desea el ascenso y que falta poco para conseguirlo. Vengo aquí porque pienso que hay proyecto para subir, sino no hubiera venido. Vengo con mucha ilusión y ganas de trabajar, eso nunca se pierde. La presión por el ascenso no me molesta, de hecho, es buena, te lleva a esforzarte más”, admitió Bravo.

Por último, el valenciano admitió encontrarse en buen estado de forma y que a partir del lunes comenzaría a compartir entrenamientos con el resto de compañeros, estando en forma para el debut liguero.

VAVEL Logo