Nueve minutos para olvidar y un gol con esperanza
El Sanse, en uno de sus últimos partidos (Foto: ud-sanse.com).

La Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes ha perdido por dos goles a tres frente a la Unión Deportiva Somozas, en un duelo que será recordado por la remontada del equipo coruñés nada más salir de los vestuarios en la segunda mitad, que puso hasta el 1-3 en el marcador, y el milagroso gol de Héctor en el 88, que permite ver la eliminatoria menos alejada a los locales. Juan Sabas apostó en el once inicial por los más habituales, con excepción del sancionado Povedano. Milla y Vidal, por tanto, eran los encargados de mover el balón, circunstancia que funcionó solo la primera parte.

Hambre de goles locales

El partido comenzó con un Sanse enchufado y con ganas de dejar la eliminatoria resuelta en su casa. Ya en el minuto 1, Ismael hacía una jugada por la banda y Vidal, dentro del área y libre de marca, tenía un mano libre de marca que envió a córner con criterio el cancerbero visitante Abraham. Fue la primera y con peligro. Ese saque botado también era digno de mención. Milla sacaba desde la esquina y Vidal remataba alto. Fueron dos seguidas ante un Somozas que no sabía por dónde venía el vendaval. Los gallegos, por su parte, reaccionaron con un hecho aislado poco después. Iago López cabeceaba un córner arriba, dando por inauguradas las ocasiones para los suyos. No obstante, el contexto del choque en los primeros quince minutos era muy evidente. El Sanse tenía la posesión y las ocasiones combinadas con un fútbol de toque, mientras que su rival buscaba las contras con poca fortuna.

Así el Sanse siguió generando más peligro con Lluch. El lateral zurdo se recorría la banda para tirar arriba buscando acabar una jugada elaborada. En el minuto 23, por fin al Somozas le salía algo bien en ataque. Con un contraataque, Antas se recorría la zona de tres cuartos y ponía un pase preciso a Luis Ángel que se quedaba solo frente a Kevin, pero el portero sansero evitó el 0-1 con una estirada. Los franjirrojos ante esto respondían de la mejor manera posible, con un gol. Javi Vicente llegaba a zona de tres cuartos y ponía un zurdazo raso y fuerte entre los tres palos, imparable para nadie. La eliminatoria ya era de los locales gracias a su hambre de deleitar a los suyos.

Ante el 1-0, los de Sabas querían más porque se veía que podían. Dos minutos después del gol, Javi Vicente hacía el mismo tiro que en el “chicharro”, pero esta vez se iba fuera. Su rival estaba totalmente desbordado por la situación. Tan solo rompieron la monotonía con un balón colgado al área que no remató nadie. Fue un aviso de que no podía venir la confianza. Antes del descanso, ya por último, apareció Héctor con un par de cabezazos sin mucha historia, pero indicativos de lo que estaba pasando. El 1-0 se antojaba corto en un escenario propicio para hacer más goles con un poco más de puntería.

Del mal al menos

Tras el descanso, llegó lo inesperado al cambiar todo lo anterior. El punto de inflexión fue un cambio. El técnico visitante nada más salir de la caseta dio entrada a Stefan por Rubén. Era un cambio normal de delantero por delantero, aunque escondía algo más. En el minuto 47, el recién ingresado al campo ponía el 1-1 gracias a una jugada combinada que acabó con un centre de Heber desde la izquierda que Stefan remataba en el área del portero con la puntera. Era el principio del fin. En la siguiente jugada, y solo seis minutos después, Heber en vez de centrar tiró cruzado desde el extremo izquierdo para hacer el 1-2. Para terminar de rematar al Sanse, en el 59, de nuevo Heber puso otro centre, que lo remataba Antas en la misma posición que su compañero en el primer tanto. En definitiva, fueron en total nueve minutos, donde los locales perdieron su buena renta por no saber defender tres jugadas calcadas.

Fue un mazazo del que costó sobreponerse a los del norte de Madrid. La grada, hasta entonces cantando sin parar, se enmudeció, al igual que su plantilla. Fue la reacción negativa de la cual salieron en el 60. Saúl, con una contra, recorría la banda y chutaba alto. Era lo justo para volver a creer en algo que no era difícil en la primera parte. El balón, con todo en contra, ya era del Sanse, por lo que el Somozas se echó para atrás al jugar con 5 defensas. La táctica local era sencilla: todos arriba. Por medio de esto, Héctor, en el 71, dentro del área tuvo otra que cruzó en exceso, pero la mejor llegaría en el 75. Triple ocasión para los locales que se saldó con dos paradones de Abraham y un balón al palo. Esto ya era el colmo de la mala suerte. Lo intentaban, pero no llegaba el segundo gol.

Antes del descuento llegó el arreón final con premio justo. Primero Saúl remataba flojo y Héctor, en el 89, ponía el 2-3. Una jugada rápida la culminó el capitán sansero con un cabezazo inapelable, tras centre desde la derecha. Sin embargo, querían más, aunque no fue posible. El final fue 2-3 con una sensación de que el Sanse puede remontar si no pierde la concentración que le hizo encajar tres goles seguidos, ante un rival que sufre sin balón.

Con este resultado, el Sanse viaja a tierras gallegas con la intención de marcar dos goles y que no le hagan ninguno. Esa es la premisa principal para jugar la eliminatoria final que da acceso a ascender a Segunda B. El desenlace será el próximo domingo en el estadio Pardiñas a las 18:00 horas.

Puntuaciones VAVEL 2B

UD Sanse Somozas

Kevin 6 Abraham 8
Saúl 7 Javi Rosa 5
Gibanel 5 Iago López 6
Javi González 5 Álex Bao 5
Lluch 6 José Manuel 5
Vázquez 6 Edy 7
Milla 5 Baleato 5
Ismael 4 Heber 8
Vidal 6 Luis Ángel 7
Javi Vicente 6 Antas 6
Héctor 6 Rubén 4
Suplentes
Robert S.C Stefan 7
Juanjo S.C Berros S.C
Torres S.C Álex Ares S.C
VAVEL Logo