Ilie Sánchez: capitán, querido capitán
Ilie Sánchez sonríe a un adversario antes de un encuentro. (Foto: Laia Cervelló - VAVEL)

Ilie Sánchez: capitán, querido capitán

El barcelonés, que ha lucido el brazalete de capitán por segunda temporada consecutiva, deja huella allá por donde pasa. Todos los que le conocen coinciden en destacar su humildad, su sentido del humor y su voluntad de ayudar siempre en todo lo que puede, una personalidad que le hace ser el líder ideal de todos.

noeliadeniz
Noelia Déniz

Ilie Sánchez Farrés (Barcelona, 21 de Noviembre de 1990) desborda calidad humana, es una condición que todos aquellos que le conocen coinciden en destacar, además de la pasión por su familia. Le definen como amigo de sus amigos, generoso, honesto y divertido, un líder nato en su equipo y en su vida, con un gran corazón, con las ideas muy claras, y que aunque no lo parezca tiene muchísimo carácter, lo que le hace ser bastante competitivo. Uno de sus mejores amigos, Carlos Cano, a quien conoció a los 8 años en la FCB Escola y que actualmente juega en el SantFeliuenc de Tercera División, asegura que el capitán del Barça B no ha cambiado desde que le conoce, que sigue siendo una persona humilde y que siempre que pueden el uno acude al partido del otro.

La vida de Ilie en estos momentos gira en torno al fútbol, la familia y los amigos. Por ahora sus estudios de Grado en Administración y Dirección de Empresas (ADE) han quedado aparcados en segundo curso, aunque tiene claro que quiere acabarlos en cuanto disponga de más tiempo libre. Le gusta rodearse de personas leales, que tengan objetivos por los que luchar, gente que le aporte algo y de la que poder aprender.

Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Dice no tener ningún tipo de manías, sin embargo su compañero Javi Espinosa asegura que “siempre limpia las botas y los cordones bien, con mucho mimo, después de los entrenos”. En cuanto a la música, sus favoritas son las melodías pegadizas del electro latino.

Sus inicios en el mundo del fútbol

Comenzó a jugar en un equipo federado a los 5 años, el Martinenc, desde donde dos años después pasaría a la FCB Escola. Allí aprendió el pase, el control, el chut, en entrenamientos que le enseñaron a dominar el balón. De ahí pasó a la Agrupació de Penyas del FC Barcelona, a través de la cual fue a competir en varios conjuntos: en Alevín de primer año formó parte del equipo más próximo a su residencia familiar, el Poble Sec, donde llegó a jugar con su hermano Yuri, con chicos un año mayor que él. El Alevín de segundo año y el Infantil de primer año lo hizo en el UB Catalónia, mientras que el segundo de Infantil y el primero de Cadete estuvo en el Collblanc.

Su abuelo Joan Farrés, ya fallecido, fue director de La Masía, por lo que Ilie solía estar mucho tiempo allí

A los 13 años empezó a sentir que necesitaba dar un paso adelante, que podía dar más de lo que ofrecía en el Collblanc y decidió buscar equipo en División de Honor con la ayuda de su familia. Un domingo se acercaron a las oficinas de la UD Cornellà pero se encontraron con que no había nadie, aparte del señor que desde hace muchos años se encarga de la limpieza, a quien preguntaron cuando podrían hablar con alguien para probar en el equipo. El señor les dijo que no sabía nada, solo que el lunes entrenarían, así que Carme, la madre de Ilie, apuntó en una nota: “Ilie Sánchez, Cadete A, para prueba” y la enganchó en un corcho que había en la oficina del coordinador. El lunes por la mañana, madre e hijo regresaron a las oficinas de la UD Cornellà para preguntar si el jugador podía llevar a cabo algún tipo de prueba,  y aunque inicialmente el coordinador negó la posibilidad, ya que el club fichaba directamente a través de sus ojeadores, al  final accedió a hablar con el entrenador, Albert García, que dio el visto bueno.

Al técnico le bastó un entrenamiento para adivinar lo que podía dar de sí el joven centrocampista. “Me fijé en el por su educación – cuenta el propio Albert- cómo respondía a mis preguntas y, aunque parezca mentira, en su forma de andar, todo ello solo me llevaba a una conclusión: ese tenía que ser bueno seguro. Como normalmente me sucede en el fútbol, mis sensaciones fueron acertadas y un entreno fue suficiente para ver que tenía delante de mí a un gran futbolista”. Su entrenador entonces en el Juvenil de la UE Cornellà destaca de aquel muchacho que se incorporó a sus filas “su humildad, su capacidad de trabajo y sus ganas de aprender y crecer como futbolista. Como ‘alumno’ era atento, serio, un gran compañero y muy exigente consigo mismo y con el grupo”.

Albert García comparte una anécdota que estrechó su ya buena relación con Ilie. “Un día que visitamos al Lleida, el campo estaba impracticable pero el árbitro nos dijo que si queríamos podíamos jugar. Yo entré en el vestuario y le pregunté a los chicos: ‘¿Queréis jugar?’ Quería ver su reacción, ya que el campo beneficiaba al rival. La respuesta no se hizo esperar: ‘Míster jugamos y ganamos seguro’, dijeron todos, entre ellos Ilie. Le dije que jugaría de segundo punta, ya que era el mejor en juego aéreo,  me miró y me dijo: ‘Ok míster, pero yo no sé si lo voy a hacer bien en esa posición’, yo le dije: ‘Utiliza tu intuición para situarte y verás como sale todo bien’. Acabó marcando los dos goles de cabeza, ganamos 0-2. Su mirada de felicidad al final del partido lo decía todo. Luego me preguntó: ‘¿Cómo sabías que lo haría bien allí?’ y yo le dije la verdad: ‘Ilie, no lo sabía, pero si crees en algo ciegamente y encima lo disfrutas, sale bien seguro’. A partir de ese momento a cada final de calentamiento pre partido, el abrazo entre él y yo antes de entrar al vestuario a ponerse la camiseta para jugar era sagrado y una costumbre para él y para mí. ‘Diviértete compitiendo’ es el consejo que siempre le di y le sigo dando”, cuenta el técnico.

Regreso al club de sus amores

Tras dos temporadas en la UD Cornellà (2005-2007), a los quince años vuelve a vestir de azulgrana tras recibir una llamada de Pep Boada. El coordinador de ojeadores del FC Barcelona le dijo que estaban interesados en él, y le pidió que fuese a hablar con José Ramón Alexanko, entonces director del fútbol formativo en el club. Le hicieron una propuesta, y pese a tener otras ofertas, escogió la del Barça.

Jugó todos los minutos en Liga en su primer año en el Juvenil A, con Àlex García

Cuando se incorporó al Juvenil A de Àlex García le costó tres o cuatro meses adaptarse a los entrenamientos y a los nuevos compañeros, pero le ayudó el hecho de poder entrenar con ellos antes de verano. Luego ya se adhirió a la plantilla en la temporada 2007/2008, cuando el equipo acabó subcampeón en Copa del Rey al caer 2-0 en la final, ante el Sevilla de Rodri y Luis Alberto, quienes años después fueron sus compañeros en el vestuario del Barça B. Ese año el Juvenil A no participó en la Copa de Campeones porque en la Liga – jugaron en el grupo de Valencia y no en el de Cataluña – el campeón fue el Villarreal. Ilie jugó absolutamente todos los partidos y minutos de la competición regular esa temporada, pero en el último encuentro sufrió una lesión en el menisco que le tuvo apartado de los terrenos de juego tres meses: esta fue su primera lesión en toda su carrera deportiva. Curiosamente ese último enfrentamiento también fue accidentado para Marc Muniesa, que se rompió la rodilla.

En 2008/2009 con el Juvenil A se proclamó campeón de Liga, ya dentro del grupo de Cataluña, y de Copa de Campeones. En Copa del Rey fueron eliminados por el Athletic de Bilbao en semifinales, que remontó la eliminatoria en San Mamés ante quince mil espectadores tras ganar 3-0, pese a que el Juvenil A traía del Mini Estadi una ventaja de 5 a 3 en la ida. A nivel individual, a Ilie le costó entrar en su segundo año en el equipo, después de la lesión sufrida, por lo que no tuvo tanta presencia.

Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Su momento más especial como barcelonista

La siguiente temporada fue muy especial para el actual capitán del Barça B, que hizo su debut con el Barça Atlètic de Luis Enrique, en Segunda División B, en el campo de la Bòbila, en la victoria de los azulgranas sobre el Gavà por 1-3, el 20 de septiembre de 2009. Hacia final de campaña, el entrenador asturiano reconvirtió a Ilie de medio a defensa, una posición en la que no había jugado nunca, ya que en su puesto habían jugadores destacados. Lucho le comenzó a poner de lateral derecho, posición en la que jugó todo el playoff de ascenso.

El ascenso a Segunda División A, con Masip, Planas y Sergi Gómez en el equipo

Se trataba de su primer año como semi-profesional y lo vivió como algo muy bonito. De aquel equipo que volvió a Segunda División A once años después, el 20 de junio de 2010, solo quedan cuatro futbolistas en el actual Barça B de Eusebio: Ilie, Masip, Planas y Sergi Gómez, los cuatro capitanes del equipo. Al quedarles un año de Juvenil, Sergi Gómez y Planas solo participaban ocasionalmente en Segunda B, cuando faltaba algún jugador. De ese grupo, con el que mejor relación guardaba Ilie era con el portero Miño, su compañero de habitación en los hoteles cuando viajaban con el equipo.

Para Ilie el ascenso a Segunda División A ha sido el momento más especial que ha vivido desde que es jugador del FC Barcelona. “Fue un momento inolvidable – dice – una vez concluido el partido, con la celebración, fue cuando yo me he sentido más contento desde que estoy aquí”.

El Barça B hace historia

En la temporada 2010/2011 Luis Enrique llevó al filial barcelonista al tercer puesto en Segunda División, la mejor clasificación del filial en su historia, además de ser el conjunto máximo goleador de la categoría, junto al líder, el Betis. Ilie, que fue titular en 18 de los 24 encuentros en los que participó, contribuyó con una diana en la victoria 2-3 sobre Villarreal, el 2 de abril de 2011.

Nada más concluir la temporada, el 6 de junio de 2011, Ilie pasó por quirófano para limar un hueso en el talón de su pie izquierdo, pero algo de lo que se tendría que haber recuperado en tres semanas acabó complicándose por una infección y tuvo que volver a ser intervenido. Esta fue una circunstancia muy dura para el jugador, que reapareció al final de campaña 2011/2012 para disputar unos minutos en el Mini, en la victoria por 2 a 0 frente a la UD Las Palmas, el 26 de mayo de 2012.

Pronto la lesión sería solo un mal recuerdo y comenzaría una etapa muy especial: en 2012/13 Ilie se estrenó como capitán del Barça B, en una temporada en la que fue titular en 23 de 29 encuentros – disputó 1995 minutos – alternándose con Gus Ledes en la posición de pivote defensivo. Entonces se compenetraba muy bien con el asturiano David Lombán, recién llegado del Xérez en verano, con quien compartió habitación en los viajes del equipo durante ese año.

Su mejor rendimiento, con Eusebio

La campaña que recién se ha cerrado, en la que el Barça B ha vuelto a repetir su mejor clasificación histórica, al acabar en tercera posición en la tabla tras superar al Hércules en la última jornada, ha sido quizá la mejor a nivel futbolístico para Ilie. El barcelonés no solo se consolidó como un líder dentro del vestuario, querido por todos, sino que logró jugar a un excelente nivel, cumpliendo perfectamente en distintas posiciones, según las necesidades del equipo. De ahí que fuese el segundo futbolista más utilizado por Eusebio Sacristán: fue titular en 36 de los 38 encuentros en los que participó, disputando 3082 minutos.

Eusebio: "Está en un buen momento de su carrera, quiero agradecerle todo lo que nos ha dado estos tres años"

El vallisoletano describe así la actuación de su capitán: “El año pasado ya entró en el equipo, tuvo una aportación positiva y este año ya ha sido el del asentamiento definitivo, demostrando que es un jugador que siempre te da un rendimiento alto, más allá de participar en una posición u otra, y esto para un entrenador es una seguridad. Nos ha venido muy bien, nos ha ayudado mucho en la posición de central, nos ha dado mucho en la posición de pivote, donde ha tenido que alternar con Samper, un chico que aparecía este año, y a quien le ha venido muy bien tener a Ilie ahí, con su seguridad y su tranquilidad. Está en un momento muy bueno de su carrera, está siendo muy importante para el grupo, para el equipo, quiero agradecerle todo lo que nos ha dado durante estos tres años”.

Eusebio destacó también sus cualidades como capitán del grupo: “Es un chaval muy querido por todos los compañeros, por toda la gente que estamos a su alrededor. Es un chico muy abierto, dispuesto a ayudar, pendiente de todo el mundo, esto hace que todo el mundo le tenga mucho cariño. En el vestuario hace también esta función: siempre comprometido, siempre implicado, pendiente de todos, lo que hace que sea muy buen capitán para nosotros, siempre con este ánimo de ayudar, de aportar”. Ilie renovó su contrato con el FC Barcelona el 6 de junio de 2013, hasta 2015 y tiene una claúsula de rescisión de 12 millones.

Así le ven sus compañeros de equipo

Denis Suárez es uno de los tres compañeros de equipo con los que Ilie tiene más afinidad y con los que más tiempo pasa fuera del vestuario, los otros dos son Patric y Edu Bedia. El gallego valora mucho el apoyo que ha tenido en la figura del barcelonés desde su llegada al club. “Desde que llegué me apoyó mucho. De hecho es con quien más relación tengo fuera del vestuario, es el jugador con el que mejor me llevo. Me ayudó mucho, aparte de ser capitán, es una persona muy agradable, para mí ya es un amigo”, dijo el ex del Manchester City, que añadió: “Creo que es el mejor capitán que tuve nunca. Se preocupa siempre por los demás, siempre se deja a un lado y se preocupa por el resto,  eso es muy importante”.

Selfie de Ilie y Denis Suárez en El Molinón

También Edu Bedia elogió al capitán del filial. “Es un buen amigo. Ya le conocía de jugar contra él otros años, había jugado dos o tres veces contra él. Cuando llegué aquí me sorprendió bastante su manera de dirigir un grupo, porque los demás capitanes que había tenido, aunque son más veteranos siempre eran uno más dentro del vestuario y llevaban el brazalete dentro del campo. Ilie, sin ser tan mayor es bastante maduro, se refleja en su manera de ayudarnos, de dirigirnos, la verdad es que como compañero y como futbolista es excepcional”, señaló el cántabro.

Masip: "Es el mejor capitán que hemos podido tener, nos transmite sus ganas, su ilusión, su esfuerzo"

Por su parte, Masip, uno de los capitanes y quien le ha acompañado desde su etapa en Segunda División B, también le tiene como un referente. “Es una gran persona, un gran capitán, es el mejor capitán que hemos podido tener. Él lo vive, nos transmite sus ganas, su ilusión, su trabajo, su esfuerzo. Tengo la suerte de haber compartido muchos años con él en el vestuario, es una gran persona y me alegro mucho por él de que le vayan bien las cosas, que esté dando aquí su mejor nivel. Siempre recordaré que parecía que no iba a estar en el Barça B, que se iba a ir cedido, pero con su trabajo, su ilusión, su compromiso, consiguió quedarse con Luis Enrique, y míralo, capitán del Barça B”, destacó el guardameta, que la próxima temporada estará en el primer equipo.

Javi Espinosa, con quien el capitán se entiende muy bien y con quien tiene muchas cosas en común, ha sido su compañero de habitación de hotel en los viajes y concentraciones del equipo en la temporada que recién se ha cerrado. El manchego asegura no tener palabras para describir a Ilie: “Solo puedo decir cosas buenas de él. Desde que llegué me ha ayudado en todo”.

La influencia de Luis Enrique

Si alguien ha sido importante en la carrera deportiva de Ilie ese es Luis Enrique, quien le dio la oportunidad de convertirse en futbolista profesional. “Todo lo que se ve de él desde fuera se multiplica por veinte desde dentro. No engaña a nadie, eso te da seguridad, te hace confiar en él y mejorar”, dice Ilie sobre Lucho. Tras acabar su segundo año con el Juvenil A, Ilie realizó la pretemporada con el Barça Atlètic y a mitad de agosto de 2009 el asturiano le dijo que estaba muy contento con él y quería tenerle en su equipo en Segunda División B.

El capitán del Barça B cree que la incorporación de Luis Enrique al banquillo del primer equipo será muy positiva. “Quien más sale ganando con que le hayan nombrado entrenador es el club, no Lucho ni su staff técnico. El Barcelona ganará en todos los sentidos: el primer equipo pienso que funcionará increíble porque tiene materia prima, que son los jugadores, y tendrá un entrenador que los hará funcionar seguro. Es un acierto total, por todo lo que puede aportar tanto en el primer equipo como en el club, porque seguro que cambiará alguna cosa que antes no se hacía y que él ve que es necesaria”, dice Ilie convencido.

El jugador dice sentirse muy centrado en jugar al fútbol, pero no descarta algún día convertirse en técnico. De hecho Luis Enrique ya decía delante de todo el grupo, cuando le tenía como pupilo, que Ilie sería un gran entrenador.

Participación con el primer equipo

Debutó con el primer equipo en un amistoso en Oslo en julio de 2010, jugó de lateral derecho

Después de hacer parte de la pretemporada con el primer equipo, reclamado por Guardiola junto a algunos de sus compañeros en el filial, Ilie debutó en un encuentro amistoso con el Valerenga IF, el 29 de julio de 2010, en Oslo. Salió de inicio y jugó toda la primera parte en la posición de lateral derecho en que le había colocado Luis Enrique durante el playoff de ascenso.

En verano de 2012, una vez recuperado de su grave lesión, llevó a cabo una pretemporada más completa con Tito Vilanova en el banquillo. Ese verano solo Rafinha y Sergi Roberto, además de Ilie, acompañaron al primer equipo y llegó a participar en varios partidos amistosos, destacando los encuentros con el Manchester United y el PSG.

En la última edición de Copa Catalunya, en la que el FC Barcelona volvió a participar con su filial, Ilie no solo fue titular en la semifinal frente al Girona y en la final con el Espanyol, celebradas en Montilivi, sino que además vio puerta, rematando de cabeza a la salida de un corner el 3-2 definitivo, el gol que llevó a los azugranas a la final.

Xavi Hernández, su espejo

Albert García, su entrenador en el Juvenil de la UD Cornellà, destaca de Ilie su velocidad para interpretar el juego en cada momento, su precisión en el pase y su mentalidad ganadora junto a su profesionalidad, mientras que por otro lado piensa que podría mejorar en su agresividad defensiva e intentar no ser tan correcto jugando, “ya que las imperfecciones en el fútbol son necesarias y positivas para jugadores como él”, dice.

El técnico le define como un jugador inteligente tácticamente, con gran visión de juego, técnicamente muy bien dotado, con gran juego aéreo y con muy buena llegada al área, aunque no se prodiga mucho en ataque, que sobre todo es capaz de hacer una gran lectura del juego ofensivo y defensivo.

La referencia de Ilie en el mundo del fútbol es Xavi Hernández, su ídolo, el espejo en el que se mira desde sus comienzos.

Amigos a través del deporte

A Ilie, que además del fútbol practica otros deportes y se le da muy bien la natación, le gusta reunirse con sus amigos, estar en grupos de gente, para cenar, pasear y charlar. Una de esas bonitas casualidades de la vida, en tiempos oscuros como en los días en que se esforzaba por superar su lesión, hizo que se encontrase con la que ahora es una de las personas con las que más proximidad tiene, pese a la distancia física muchas veces, la tenista grancanaria Carla Suárez, decimoquinta en el ranking WTA.

Ilie y Carla en el Palau Blaugrana

Aunque ya se conocían a través de la prensa, ambos coincidieron cuando Ilie iba a hacer trabajo de fisioterapia en un centro al que Carla también asistía y desde entonces comenzaron a seguirse mutuamente en sus carreras. “Es muy buena chica, humilde, sensata, trabajadora e intenta conseguir todo aquello que quiere”, dice Ilie sobre la grancanaria.

Carla Suárez cuenta que va a verle al Mini Estadi siempre que puede. Él estuvo en Paris la semana pasada, sin ir más lejos, para apoyarla en el Roland Garros. “Desde octubre- noviembre hemos ido hablando cada vez un poco más – dice la tenista - cuando estoy en Barcelona, que no es fácil por todo lo que viajo, intentamos vernos una o dos veces por semana, ya sea para comer, cenar o tomar algo. Me aporta un punto de vista diferente, partiendo de la base que él también compite en una competición de alto nivel y en un club donde se le exige mucho, donde hay muchos momentos de presión. Lo que yo veo en él es una manera de compresión diferente, puedo hablar con él y sé que en todo momento está capacitado para entender lo que me pasa, siempre está ahí para escucharme e intentar ayudarme”.

Anécdotas divertidas en el vestuario barcelonista

Ilie es un tipo divertido, aunque asegura que él “ve y deja hacer”, que son algunos de sus compañeros quienes tienen la imaginación necesaria para crear las infinitas bromas que se dan a diario en el vestuario del filial. Una vez llamaron al conserje, el señor Ferrer, para que fuese a la otra punta de Ciudad Deportiva a recoger algo, y al volver éste con las manos vacías todos los muchachos le recibieron entre aplausos y risas.

Una de las bromas recurrentes entre los jugadores del Barça B consiste en cambiar la hora del entreno, adelantando la sesión una hora en la pizarra, algo que ha hecho a más de uno llegar con bastante tiempo de antelación al entrenamiento. El horario, eso sí, siempre adelantado porque un retraso conllevaría una multa.

A Ilie, que luce una sonrisa permanente, siempre amable y cercano, es difícil imaginarle de otra manera. Ha sido capitán en casi todos los equipos en los que ha estado, siempre ha sido maduro, sereno, y la experiencia de estas dos últimas temporadas como líder en el Barça B, así como su gran progresión, adaptándose a diferentes posiciones en el campo, le han convertido en un futbolista mucho más completo, con un futuro espléndido por delante.

VAVEL Logo