SD Huesca 2014: lo que mal empieza, bien acaba
SD Huesca 2014: lo que mal empieza, bien acaba / Foto: sdhuesca.es

Con David Amaral como técnico, la SD Huesca empezaba el año con la necesidad de ganar partidos para acercarse a los puestos de playoff. La falta de gol de Tariq obligó a la directiva a buscar un delantero en el mercado invernal. El elegido fue Guillem Martí, procedente del Tenerife, quien se convirtió en el delantero titular del club azulgrana. En los pocos meses que quedaban de campaña, consiguió anotar 8 tantos.

Guillem hizo una magnífica segunda vuelta

Sin embargo, la cuesta de enero se hizo bastante dura para el conjunto de Amaral que encadenó tres partidos sin ganar y sin marcar. Por aquel entonces, la SD Huesca se encontraba a 7 puntos de los primeros puestos y, por tanto, no había margen de error. El equipo oscense volvió a encontrarse con la victoria frente al Bilbao Athletic en el último partido de enero. Por su parte, febrero no comenzó del todo bien para los azulgranas, pues dos empates y una derrota hacían alejarse al club aragonés de su objetivo prioritario de la temporada: el ascenso. Para colmo de males, la enfermería oscense no tenía descanso con jugadores como Barber, Corrales o Zabal, que eran fijos en el once. En la última jornada de febrero, los hombres de Amaral consiguieron una importante victoria frente al Puerta Bonita que retomaba las esperanzas de engancharse a los puestos de playoff. A pesar de ello, el mal juego del equipo y la derrota frente al Laudio obligó a la directiva a destituir al técnico con tan solo ocho jornadas para el final de liga. El elegido para sustituir a Amaral fue David Navarro que, hasta entonces, dirigía a la AD Almudévar, filial del conjunto azulgrana.

Buen final de temporada que se quedó sin premio

Con Navarro, la SD Huesca mejoró considerablemente / Foto: Diario del Altoaragón

Con la llegada del técnico del filial al banquillo oscense, los resultados y el juego del equipo lograron una notable mejoría que permitió soñar a los aficionados. En esta cosecha de victorias, el buen estado de forma de Guillem y el gran rendimiento de canteranos como Ramón Murillo, fueron determinantes. Sin embargo, la grave lesión de Fito Miranda, que estaba siendo de los mejores en la segunda vuelta, fue un duro palo para el equipo de Navarro. El primer pinchazo no llegó hasta el encuentro frente al Sestao River en el que, pese a estar con superioridad numérica, el Huesca no pasó del empate. Este tropiezo situaba al club aragonés en sexta posición y a tres puntos de los puestos de ascenso.

Tras este traspié, los hombres de Navarro se reencontraron con la victoria frente al Atlético de Madrid B en un partido en el que los canteranos oscenses salvaron los muebles. Sin embargo, en el siguiente encuentro, la SD Huesca volvió a empatar, esta vez contra el Real Madrid C, quedando prácticamente fuera de los puestos de playoff. Pese a ello, Navarro declaró que todavía podían lograr el objetivo.

La derrota frente al Getafe B en la siguiente jornada, dejó al conjunto azulgrana sin ninguna posibilidad de entrar en los puestos de playoff y, por tanto, confirmaba lo que se estaba mascando desde enero: el fracaso del proyecto de ascenso. En el último partido frente al Tudelano únicamente estaba en juego la dignidad, y el Huesca consiguió despedir la temporada con victoria gracias a un doblete de Guillem que firmó un gran final de temporada pese a no lograr el ansiado ascenso.

Muchos cambios en verano

Con el comienzo del mercado de fichajes, la SD Huesca solo tenía a cinco jugadores con contrato en vigor: Camacho, Álex Bernal, “Pichu” Atienza, Llamas y Borja Sánchez. El club también tenía las opciones de Guillem Martí, Gaspar Gálvez y Rubén Garcés

Finalmente, se quedaron respecto a la pasada campaña Gaspar Gálvez, Francesco Scardina, Juanjo Camacho, Guillem Martí y Álex Bernal. Llegaron Dani Jiménez (CD Mirandés), Carlos David (FC Cartagena), David Morillas, (La Hoya Lorca), Aythami Álvarez (UD Las Palmas), Íñigo Ros (CD Tenerife), Manolo Sánchez (La Hoya Lorca), Javi Cabezas (Córdoba CF), Tyonne (UD Las Palmas), José Gaspar (CP Cacereño), Chus Sosa (UD Las Palmas), Gassama (CD Sariñena), Juan Esnáider (Real Zaragoza) y Josan Fernández (Granada CF). . Además, se les hizo un contrato con el primer equipo al delantero Ramón Murillo, al mediapunta Rausell y al lateral izquierdo Miguel Mallada, procedentes del juvenil, y a Aitor Chueca y Antonio Pérez, del filial, la AD Almudévar.

Se fueron Rubén Pérez (retirado), Nacho Zabal (CD Alcoyano), Rubén Gálvez (RC Recreativo de Huelva), Enrique Corrales (Platanias), Marcos Mauro (La Roda CF), “Pichu” Atienza (Hércules CF), Rubén Garcés (CD Toledo), José Antonio Llamas (UE Sant Andreu), Fito (sin equipo), José Aicart (CD Toledo), Rafa Barber (retirado), Marc Martínez (Gimnástic de Tarragona), Jonathan Sesma (CD Marino), Borha Sánchez (Kerkyra), Gerardo Bruna (Tranmere Rovers), Tariq (Huracán) y Sergio Sánchez (Real Madrid C).

Dudas en las primeras jornadas

Dani Jiménez ha salvado a la SD Huesca en más de un partido.

Se formó así una plantilla joven con Luis García Tevenet al mando y con Scardina, Camacho y Guillem, tres de los que se quedaban, llamados a formar la columna vertebral de un equipo con jugadores con experiencia en la categoría y gente de la cantera. Tras una correcta pretemporada con partidos ante CA Osasuna, Real Zaragoza, CD Tudelano y equipos de la provincia, llegó a El Alcoraz el Real Unión de Irún para dar el pistoletazo de salida a la competición oficial. La temporada comenzó con victoria por 2-1 gracias a un golazo de José Gaspar desde medio campo en los últimos instantes de partido.

Pero la situación empeoró de forma considerable cuando el conjunto oscense solo logró sacar un punto en tres partidos. Derrotas ante la SD Amorebieta y Barakaldo CF, eso sí, en dos campos difíciles como los son Urritxe y Lasesarre. Entre medias, un empate a cero en casa frente al Sestao River que supo a poco. Fue el comienzo de una pequeña montaña rusa, ya que después la SD Huesca venció ante la Real Sociedad B (1-0, gol de Carlos David) y 0-2 a la SD Leioa (doblete de Camacho).

Mientras tanto, el club oscense avanzaba en la Copa del Rey, donde se impuso al CD Toledo y al CF Villanovense. Volvieron las dudas tras empatar ante el CD Guadalajara en casa (0-0) y caer fuera contra la UD Socuéllamos (3-2). La afición empezó dudar de un equipo cuyo portero, Dani Jiménez, era el mejor partido tras partido, y a cuestionar a un Tevenet al que le costaba dar con el once y que no contaba con los canteranos que habían subido al primer equipo, a excepción de Antonio, que jugó los dos partidos de Copa.

La victoria ante el Barakaldo CF en Copa, clave

Entonces llegó el duelo contra el Barakaldo CF en Copa, en El Alcoraz. Fue el partido que cambió la dinámica del equipo. El encuentro que puso la moral de los jugadores por las nubes. Un choque que la SD Huesca iba perdiendo en el minuto 87. Pero allí apareció Guillem Martí, quien, tras un inicio de temporada decepcionante, anotó su primer gol del curso en el momento que más se necesitaba. Y en la prórroga, cuando parecía que ambos equipos se jugarían el pase y enfrentarse a un club de competición europea, Íñigo Ros desató la locura en El Alcoraz al marcar el tanto de la victoria en el minuto 118. El sorteo deparó que el FC Barcelona sería el rival de la SD Huesca en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

A partir de entonces, la imagen de los oscenses mejoró con una imponente victoria por 3-0 ante el CD Toledo. Después llegó el único partido en el que la SD Huesca jugó mal en liga desde la victoria ante el Barakaldo CF. Fue en su visita al Real Madrid Castilla, que se saldó con derrota por 1-0 en un duelo en el que los de Tevenet, más allá de un mano a mano desperdiciado por Guillem, no tuvo apenas ocasiones de inquietar a su rival.

Después llegaron cuatro importantes victorias frente a cuatro filiales. La primera fue ante un gran Atlético de Madrid B en El Alcoraz por 3-2 gracias a un tanto de José Gaspar en el descuento. En Vallecas la víctima fue el Rayo Vallecano B (1-2), tras remontar un gol del equipo rival. El tercer filial derrotado fue el Getafe B (2-0) y, por último, la SD Huesca consiguió un importante triunfo en casa de Las Palmas Atlético, uno de los equipos a priori candidatos a acabar entre los cuatro primeros.

En estos encuentros, la SD Huesca mostró su mejor juego de toda la temporada y se aupó a lo más alto de la tabla en el Grupo II de la Segunda División B. Tyronne y José Gaspar lideraban las ofensivas de los oscenses y, junto a Camacho, eran los goleadores y principales protagonistas. Íñigo Ros y Manolo formaban un doble pivote que dotaba de seguridad al equipo y los laterales Morillas y Aythami, además de cumplir en defensa, aportaban profundidad en ataque con sus incorporaciones. A todo ello hay que añadir que Dani Jiménez, a pesar de bajar su rendimiento en los primeros partidos, siguió cuajando buenas actuaciones (salvo contra el Atlético de Madrid B, cuando tuvo un desafortunado día) y la aparición sorpresa en el centro de la defensa del joven Álex García, de la AD Almudévar, quien sustituyó al lesionado Scardina para acompañar a Carlos David y ha acabado el año siendo titular indiscutible.

Mantener el liderato, objetivo para cerrar el año

El siguiente partido fue ante el FC Barcelona en El Alcoraz, en la ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey. La derrota por 0-4 no desanimó en absoluto a jugadores y afición, sino todo lo contrario. Fue un día en el que El Alcoraz pudo disfrutar de algunos de los mejores jugadores de la liga e incluso del mundo, como Iniesta, Rakitic o Pedro. El equipo tuvo un pequeño bajón físico por la acumulación de minutos de varios jugadores y los dos siguientes encuentros de liga finalizaron con empate sin goles frente a la UB Conquense y al CF Fuenlabrada.

Gaspar Gálvez marcó el gol de la SD Huesca en el Camp Nou / Foto: fcbarcelona.es

La SD Huesca mantuvo el liderato del grupo a pesar de estos dos tropiezos y en el siguiente partido goleó al débil Trival Valderas por 6-1 en un duelo que sirvió, sobre todo, para que los dos delanteros recuperaran la confianza. Guillem y Esnáider consiguieron en este choque sus primeros goles de la temporada en liga. Tras conocerse que David Mainz será el primer fichaje del mercado de invierno, el conjunto dirigido por Tevenet acabó el año 2014 de la mejor forma posible. Primero, disputando la vuelta de dieciseisavos de Copa en el Camp Nou. Derrota abultada por 8-1. Pero el equipo disfrutó, como en la ida, y además obtuvo el premio del gol de Gaspar Gálvez. Un gol que el conjunto oscense buscó durante toda la eliminatoria. Y para acabar, los jugadores brindaron una última victoria a la afición antes de las vacaciones de Navidad (1-0 ante el CD Tudelano).

Así pues, la SD Huesca acababa el año de la mejor forma posible, liderando el Grupo 2 de Segunda División B. Tras una decepcionante temporada 2013/2014 y un mal comienzo de la 2014/2015, una buena racha deja a los de Tevenet como uno de los principales favoritos al ascenso en la categoría. Tres puntos de ventaja sobre el segundo, el Real Unión, y seis sobre el quinto, el Real Madrid Castilla, hacen soñar a una afición que veía un panorama gris al comienzo de temporada. Con Camacho, José Gaspar y Tyronne como estrellas y goleadores (los dos primeros, siete tantos cada uno, por los cinco del canario), los oscenses afrontan un duro comienzo en 2015, ya que sus primeros siete partidos serán ante los siete equipos vascos del grupo. No será fácil, pero si la SD Huesca mantiene el buen nivel mostrado en las últimas jornadas y sus delanteros empiezan a encontrar la portería, los de Tevenet darán un gran paso hacia el ansiado retorno a la Segunda División.

Sociedad Deportiva Huesca: once ideal del año 2014

Dani Jiménez. Desde el mercado de verano hasta final de año, se ha convertido en uno de los máximos artífices del liderato. El guardameta sevillano ha dado muchos puntos a su equipo y se ha ganado con creces la titularidad.

Aythami. El lateral derecho del conjunto de Tevenet es de los pocos jugadores de la plantilla que ha disputado absolutamente todos los partidos de liga, siendo una muralla y, ofensivamente, un incordio para la defensa rival.

Scardina. El veterano central italiano también se ha ganado estar en el once ideal gracias a su profesionalidad y su buen rendimiento en club. Además, se ha convertido en uno de los líderes del vestuario.

Carlos David. Un fijo en el once de Tevenet. Empezó con mal pie, pero conforme ha ido avanzando la temporada, ha demostrado tener una gran solidez defensiva y un gran remate de cabeza. Actualmente, nadie contempla una SD Huesca sin Carlos David.

Morillas. Es el lateral izquierdo que necesitaba el conjunto oscense. Es un auténtico pulmón que sube y baja la banda de forma que hace parecerlo fácil. Al igual que Dani Jiménez y Aythami, ha disputado todos los minutos posibles en liga.

Pepe Aicart. Actualmente milita en el Toledo, pero su estancia en Huesca hasta verano lo hace estar en este once ideal. El mediocentro disputó 33 partidos y anotó tres goles con la elástica azulgrana. Mucha gente todavía echa de menos su resistencia y solidez defensiva.

Íñigo Ros. Un trotamundos de 32 años que ha encontrado su mejor versión en la SD Huesca. Es un jugador básico, pero aporta al equipo cierta pausa y salida de balón. Actualmente, es titular indiscutible junto a Manolo.

José Gaspar. En el primer partido de la temporada ya dio muestras de su calidad anotando uno de los golazos del año que sirvió para dar la victoria a su equipo. Desde entonces, ha sido uno de los referentes ofensivos de Tevenet, siendo actualmente uno de los máximos asistentes del conjunto oscense. Despidió el año 2014 anotando otro golazo que dio los tres puntos a la SD Huesca.

Juanjo Camacho. El capitán. Comenzó el año siendo la gran referencia ofensiva del equipo, así como el jugador más importante del mismo. Actualmente, no hay quien le dispute la titularidad, y él le devuelve la confianza al técnico en forma de goles y asistencias. Los años no pasan para Camacho.

Tyronne. Llegó a finales de verano como uno de los jugadores más importantes de cara a afrontar la campaña. Hasta el momento, su rendimiento ha sido de notable alto y se ha convertido en otro fijo en las alineaciones de Tevenet. Aporta al equipo mucho desborde, calidad y gol.

Guillem Martí. Aunque no se encuentra en su mejor momento, y probablemente abandone el club en enero, Guillem terminó la pasada temporada siendo titular y anotando 8 goles en poco menos de medio año. A día de hoy, el delantero titular es Juan Esnáider, pero su poca puntería coloca a Guillem dentro del once ideal de 2014.

VAVEL Logo