RCD Espanyol - Real Madrid: morir matando
Fotomontaje: Aleix García (VAVEL.com).

Pocas son las opciones que tiene el Real Madrid de no concluir la temporada 2014/2015 como un año en blanco tras éxito de la pasada campaña con cuatro títulos. La reciente eliminación europea en semifinales de Champions contra la Juventus de Turín aún duele al madridismo, que tratará de aferrarse a la Liga, competición que domina el Barcelona con cuatro puntos de ventaja sobre los blancos cuando solo restan seis por jugarse.

En el bando contrario está el Espanyol. Los pupilos de Sergio González sueñan con superar a Málaga y Athlétic en la tabla para llegar al séptimo lugar, posición que en caso de victoria del Barcelona en la final de Copa del Rey ante el Athlétic de Bilbao, daría un billete para la Europa League la próxima temporada. Real Madrid y Celta son los escollos a superar por el Espanyol de cara a dicho objetivo.

Morir matando

Cuando hace una semana, el Madrid se dejaba dos puntos en el Bernabeu ante el Valencia y se alejaba del liderato, el objetivo estaba claro: centrarse en la Champions. Días después, tras el empate a uno frente a la Juventus que clasifica a los italianos, el equipo de Chamartín vuelve a cambiar e tercio, poniendo sus miras en una Liga que más que ganar el Madrid, tendría que perder el Barcelona.

Los blancos necesitan ganar tanto a Espanyol como a Getafe la próxima jornada, y que el Barcelona sume como mucho dos puntos ante Atlético y Deportivo. La empresa es más que difícil, pero el Madrid ha de echar mano al amor propio para terminar una mala temporada de la mejor forma posible, obligando al Barcelona a no relajarse lo más mínimo en este tramo final.

Que los blaugranas no sean capaces de ganar a Atlético o Deportivo se presenta complicado, pero un pinchazo en el Calderón unido a una victoria madridista ante el Espanyol, dejaría una apasionante última jornada en la que el Barcelona podría notar la presión como muchos antes a la hora de cerrar una liga, además de tener enfrente a un equipo que seguramente se esté jugando el descenso.

Soñando con Europa

El Espanyol del debutante Sergio González ha cuajado una notable temporada, estando en todo momento más cerca de Europa que del descenso. Incluso se permitió momentos ilusionantes ante las semifinales de la Copa del Rey, que finalmente acabarían con derrota ante el Athlétic. Ahora, agotada la vía de acceso a Europa por copa, la única opción de los pericos de jugar Europa League es acabando séptimos.

Podría darse el caso de que el Espanyol lograra alzarse hasta el séptimo lugar, pero aún así no jugaran competición continental. Esto ocurriría si el Athlétic derrotara en la final de Copa al Barcelona, puesto que en ese caso, la última plaza europea se la quedarían los vascos, reduciendo a dos los puestos ligueros que dan derecho a jugar en Europa.

No será fácil escalar hasta el puesto número siete, y es que Málaga y Athlétic están por encima de los blanquiazules en estos momentos, con un punto de ventaja los primeros, y los mismo puntos los segundos aunque con el average ganado. Real Madrid y Celta serán los rivales del Espanyol en las dos últimas jornadas del campeonato doméstico.

Bajas blancas

Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo parecen descartados para el duelo liguero del domingo. Ambos por lesiones producidas en el partido del miércoles ante la Juventus. Toni Kroos también arrastra molestias físicas, y su participación en el partido es duda. Está por ver si Ancelotti decide volver a rotar en la portería, ubicando a Keylor Navas en el lugar del capitán Iker Casillas.

Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo serán bajas, además de Toni Kroos que es duda.

También cuenta con una importante baja el Espanyol, y es que uno de sus jugadores con más desborde, el extremo diestro Lucas Vázquez, no podrá jugar debido a que está cedido por los madridistas a los catalanes, y en su contrato existe una claúsula que impide que se enfrente al club que ostenta su propiedad.

Ancelotti sí o no

El técnico del Real Madrid puede estar viviendo sus últimas semanas al frente del conjunto blanco. La eliminación continental ha generado muchas dudas sobre el entrenador italiano, que no podrá estar en el banquillo debido a la sanción impuesta por el comité a causa de los comentarios que le realizó al colegiado del partido Real Madrid - Valencia tras el final del mismo.

Jugadores y directiva han mostrado su apoyo a Ancelotti en las últimas horas, e incluso Marcelo llegó a afirmar que el italiano "es un ganador, un gradísimo entrenador y debe seguir al frente del Madrid". Lo cierto es que un final de Liga donde el Madrid se dejara llevar ante la dificultad de alcanzar al Barcelona podría determinar la balanza en contra de Ancelotti.

Orgullo y amor por la camiseta

La pasada campaña en Real Madrid se dejó llevar cuando la Liga se complicó, con la cabeza puesta en otros menesteres, y al final lo pagó puesto que si hubiera apretado podría haberse llevado el título. Aunque en esta ocasión el liderato está muy complicado, el Madrid debe apelar al peso de la camiseta, ya que la afición reclama que no se dejen llevar y apreten hasta el final.

En temporadas pasadas, el Madrid se dejó puntos cuando el título se puso cuesta arriba.

En la pasada temporada, con esta misma situación -la Liga perdida y una antepenúltima jornada fuera de casa-, el Madrid realizó un pésimo partido en Vigo, con derrota por dos a cero ante el Celta. En esta ocasión, los de Ancelotti tienen la oportunidad de terminar una liga de pie, y no de rodillas como en pasados años.

Posibles onces

VAVEL Logo