Sanse 2-1 Móstoles: el riesgo trae los goles
Los dos equipos en el terreno de juego. (Foto: Julio Gómez)

La Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes ha ganado dos a uno al Club Deportivo Móstoles, en un partido que será recordado por el espectáculo ofensivo de la segunda parte con los dos equipos volcados hacia la victoria. Con el paso de los minutos el duelo fue de menos a más para fortuna de los asistentes.

Mateo García ponía un once con la gran novedad de Borja Pérez como titular, que estuvo en el banco la semana pasada contra el Unión Adarve. Por lo demás, era una alineación continuista con el estilo de 5 defensas con variantes y Seubert y Rubén Negredo arriba como rematadores.

Mucho toque y poco fútbol

El encuentro comenzaba con dos equipos con dos estilos parejos. Posesión ordenada y nada de rifar balones. El problema era que ninguno iba a generar ataques decentes para hacer goles. Así, con el paso de los minutos, lo que en un principio era algo bonito de ver se convirtió en aburrimiento para los espectadores. Hubo que esperar hasta el minuto 16 para ver un acercamiento de ocasión de gol. El sansero Borja tiraba desde lejos una pelota rasita que se fue lejos de la portería. Había que afilar mucho para considerarlo un peligro, pero era lo más parecido a una finalización de jugada por el momento.

El dominio del partido, eso sí, estaba abierto. Los dos conjuntos no tenían las ideas claras con pelota, pero no la querían regalársela al contrario. Eso daba lugar a pases en zonas alejadas del área para no sufrir contraataques. El miedo a encajar un tanto era evidente. Con este guion que, lamentablemente, no cambiaba, el Móstoles hizo el primer tiro al borde la media de encuentro, aunque no a portería. Dani Gail recibía en el punto del penalti y a la media vuelta disparaba enviando fuera el balón, pero cerca de los tres palos. Eso sirvió para despertar algo más el ataque sansero. Antes del descanso Seubert tuvo la mejor de este acto con un derechazo dentro del área que tuvo que sacar la zaga sureña en la línea de gol.

Esas dos acciones fueron lo poco vistoso de una primera parte que dejó buenas intenciones de “jogo bonito”, pero sin peligro. El 0-0 era irremediable si ninguno de los equipos metía algo de ritmo al control de balón. Había que ver si estaban dispuestos a dejar huecos atrás para esto, peo como dice el refrán “quien no arriesga, no gana”.

La valentía como contraste

Tras el paso por vestuarios Sanse y Móstoles debieron tomarse una bebida con energía renovada, ya que se vieron 45 minutos de deleite ofensivo. Es decir, todo lo que no había tenido la primera parte lo iba a tener la segunda. El primero en golpear fue el bloque visitante con un disparo fuera de Duque, pero los del norte de Madrid iban a reaccionar de la mejor manera. En el minuto 51, Seubert fallaba un mano a mano en el punto de penalti con el portero rival Amaro, tras centre de Felipe Sáez, en la mejor ocasión del partido hasta el momento. Sin embargo, en la siguiente jugada el ariete se iba a redimir con un cabezazo que sí iba a ir para dentro. 1-0 y el Sanse ya tenía el marcador a su favor.

Seubert, el autor del primer gol. (Foto: elgoldemadriz.com)

Con el viento en contra, el Móstoles adelantó las líneas, abandonó el toque y se puso manos a la obra a realizar tiros a portería. Con ello, el minuto 53, Cristian tuvo un uno contra uno con Carlos, tras un centre desde la izquierda, que el portero sansero atajó con calidad. Los dos conjuntos ya veían la luz a su ataque en lo que eran los mejores momentos del partido. El empate llegaría antes de la hora de partido con un penalti que señalaba el árbitro por caída de Dani Gail dentro del área que el mismo se iba a encargar de transformar. La igualdad llegaba al marcador y también con los cambios, ya que los dos iban a hacer un doble cambio con el empate.

El 1-1 sirvió para ver el aire fresco de los cambios del Sanse. Entraban Dani Pichin y Víctor Muñoz, que debutaba con la camiseta franjirroja, para poner un ritmo mayor si cabía. En este contexto de dos equipos que tenían ocasiones de sobra para ganar llegaba el 2-1 final. Una contra de los locales la iba a terminar Víctor Muñoz con una vaselina en el mano a mano con el portero en el minuto 72. Nada más entrar marcaba en su debut.

Esa fue la cara del partido, pero la cruz fue la lesión de Saúl. El lateral sansero se iba a dar contra la valla de la línea de banda, tras un choque con un defensor rival, que le obligó a abandonar el partido con un fuerte golpe en la espalda. El debate estaba abierto sobre si es bueno para los futbolistas tener una valla tan cerca de la línea de cal.

Saúl, el capitán del Sanse. (Foto:elgoldemadriz.com)

El Sanse pudo hacer más de dos tantos, después del 2-1, pero ya había habido demasiados sobresaltos en esa mañana de domingo. El Móstoles se resignaba por haber perdido con valentía y los de Mateo García celebraban la primera victoria en casa.

Con este resultado, el Sanse se queda con 8 puntos y sigue invicto en la tabla. Su próximo rival será el Collado Villalba, que es colista con 0 puntos. El Móstoles, por su parte, sigue con 1 punto. Intentará conseguir su primera victoria la semana que viene contra el Parla.

Puntuaciones VAVEL 2B

UD SANSE CD MÓSTOLES

Carlos 6 Amaro 5
Saúl 5 Bruno 6
Gerardo 5 Álex Jiménez 5
Dani Ramos 4 Frateli 5
Felipe Sáez 6 Peño 4
Arroyo 5 Durán 5
Alexis 5 Roberto 5
Mancebo 6 Mario Duque 5
Borja 5 Cerrudo 5
Rubén Negredo 5 Dani Gail 6
Seubert 6 Cristian 4
Suplentes
Dani Pichín 6 Aguilar 5
Víctor Muñoz 5 Mario Saiz S.C
Charly S.C Fede S.C
VAVEL Logo