Entrevista. Fran Alcoy: "Los entrenadores pintamos menos de lo que muchos se creen”
Fran Alcoy sentado en el banquillo. (Foto: Jaime Bernal / VAVEL)

Juan Francisco Alcoy García (Valencia, 1969), más conocido en el mundo del balompié como Fran Alcoy es uno de esos exjugadores convertidos a técnicos. El valenciano comenzó su carrera en los banquillos en la Región de Murcia con el Yeclano, de ahí se movió al banquillo del Sangonera y ya aceptó la primera oferta de un grande yéndose a entrenar al Cartagena que por aquel entonces militaba en la categoría de bronce del fútbol español. Después de cuatro años cambió de clubs y entrenó a las canteras del Atlético de Madrid primero y del Villarreal después, último club antes de recalar en el Talavera. El entrenador valenciano siempre tiene el fútbol en la cabeza y recibió a VAVEL en un campo talaverano en que medían fuerzas dos juveniles del Talavera. Con el partido de la cantera resuelto comenzó la entrevista.

Inicios

Pregunta: Su debut en la categoría de bronce es con el Cartagena. ¿Cómo es el debut en Segunda B de un entrenador sin experiencia en la categoría y con un equipo con renombre como el Cartagena?

Respuesta: El Cartagena es un equipo muy exigente, una ciudad muy grande, un estadio de 16.000 personas, una masa social amplia, muchas necesidades históricas. Es un equipo muy complicado de entrenar, una experiencia importante porque entrenar a un equipo tan exigente te curte.

Hubo de todo, hubo un cambio de poder y entró el presidente con el que yo llegué, Francisco Gómez Hernández, y se encontró con el club en una situación económica caótica. Lo saneó e incluso lo levó hasta casi Primera División. Fueron años de todo, unos más complicados y otros mejores.

P: Da algo que se puede interpretar como un paso atrás yendo a entrenar a una cantera como es la del Atlético de Madrid.

R: No, no es un paso atrás porque vas al Atlético de Madrid. Yo podía haber seguido entrenando a equipos de Segunda B porque cuando sales de Cartagena siempre tienes caché, pero es cuando empezó la crisis económica y empezaban los equipos a no pagar y era un problema. Tuve varias ofertas de Segunda División B pero acepté una de tres años del Atlético de Madrid.

Entrar en el Atlético de Madrid es algo muy grande. Entras allí y te das cuenta de la dimensión que tiene ese club. Es un paso atrás en cuanto a nivel de jugadores aunque por el juvenil y por el Atlético de Madrid “C” han pasado jugadores que son internacionales, pero sí es verdad que no es lo mismo trabajar con profesionales que trabajar con canteras. Lo acepté porque eran tres años de contrato y son clubes muy grandes que cobras bien y tienes otras cosas distintas a un club de otro nivel, aunque en el Cartagena también lo tenía todo.

P: Se va al Villarreal. ¿Le llegan ofertas de equipos profesionales y prefiere anteponer otra cantera a estos?

R: Sí me llegan, pero otra vez vuelvo a coger cantera. Si estar en el Atlético de Madrid es un lujo, estar en el Villarreal es igual. Son cinco años donde cualquier entrenador que entrene allí se tiene que sentir un privilegiado. Lo tienes todo a nivel de estructura, chicos jóvenes pero muy talentosos… La verdad que trabajar en esos clubes es algo que no puedes dejar pasar la oportunidad. Además el Villarreal es un equipo modelo en la estructura que tiene.

P: ¿Aspiraba a ir subiendo hasta el primer equipo?

R: No, eso ahora mismo está a la altura de otros entrenadores. Una vez que estás allí puedes coger a cualquiera de los equipos y más en equipos como el Villarreal o el Atlético de Madrid que promocionan a sus técnicos, al final cuando hay vacantes van subiendo los entrenadores y así lo han hecho. Pero cuando estás en un sitio de esos tan bonito aspiras a hacer las cosas bien, formar a los chicos y poder continuar en el club; eso es lo más importante.

P: ¿El entrenar a equipos de canteras le lleva a conocer las futuras promesas?

R: Sí, vas cogiendo el mercado de chicos jóvenes, porque por allí te pasan un montón y al final los conoces a todos.

Llegada a Talavera y primer año

P: ¿Qué le atrajo de Talavera para decidir dejar un club como el Villarreal?

R: Yo había terminado contrato con el Villarreal, estaba para poder elegir, pero yo Talavera le conozco, con el Cartagena he venido a jugar aquí y como jugador yo he jugado también aquí con el Don Benito una fase de ascenso; entonces yo sé lo que es Talavera, sé que es una ciudad de fútbol, una afición buena, un campo precioso y un proyecto en el cual se quiere ascender. Al final aceptas el reto futbolístico, porque también tenía otras cosas, pero el reto del Talavera me seducía porque sabes que es un sitio donde vas a vivir el fútbol. Veo la seriedad del presidente, de la junta directiva y que hay ganas de hacer las cosas bien.

P: ¿El objetivo primordial de su primera temporada era ascender?

R: Talavera no puede tener otro objetivo que no sea ascender. El primer objetivo era clasificarse para los play-offs de ascenso, después intentar ser campeón porque tienes más opciones y, una vez eres campeón, pues intentar conseguirlo a la primera o sino a la segunda y al final todo fue rodado.

P: ¿Qué sintió cuando termina el partido y ve que han ascendido?

R: Una sensación de alivio muy grande y una alegría inmensa porque había mucha gente ilusionada. Cuando yo llegué estaba el fútbol apagado y, poquito a poco, fuimos viendo buenas entradas e incluso el último día contra el Villarubias vimos a 3.000 o 4.000 personas y ya éramos campeones. El día del play-off ver el campo hasta las bandera e ir a Portugalete y ver a toda esa afición allí, o el día del ascenso esa Grada Jove, ese ambiente que se vive allí es precioso. Una satisfacción tanto mía como de mis jugadores de no haber decepcionado a toda esa gente que tanto ilusión había puesto en nosotros. Talavera es una ciudad, como poco, de esta categoría.

P: ¿Qué le pareció el reparto de grupos en la categoría?

R: Al final era lo que preveíamos. La Federación hace los repartos según cree conveniente. Estaba claro que los castellanomanchegos y los madrileños íbamos a estar juntos, a partir de ahí te pueden llevar a Galicia, País Vasco o Castilla y León; creo que al final es correcto y que los grupos no son fáciles de hacer porque cada uno tiene sus pros y sus contras y cada equipo tiene sus intereses. Hecho está y creo que al final es justo, nunca vas a contentar a todos y los cuatro grupos son de un nivel muy similar.

P: Cuando llega el mercado de fichajes, ¿cómo reestructura la plantilla?

R: Nosotros queríamos renovar a quince futbolistas y renovamos a catorce. A partir de ahí no hay tantos cambios. Si el año que yo llego aquí que vienen de no clasificarse a una promoción de ascenso no hay que cambiarlo todo, ahora que has conseguido el objetivo tampoco te vale todo. A excepción de Murci, que por temas económicos no se puede renovar, los otros catorce son renovados. Traes seis o siete futbolistas más un par de fichas que estaban libres y lo que intentas es traer a algunos futbolistas que le den un poco de empaque al equipo en la categoría, que tengan cierta experiencia y que ya conozcan la categoría. Nosotros manejamos un presupuesto muy bajo y la mitad de nuestro equipo son debutantes en la categoría, siete u ocho futbolistas son los que tienen cierta experiencia. Tenías que traerte a esos jugadores que han venido para darle al equipo un poco de experiencia y consistencia.

P: ¿Se quedó algún jugador que usted pidió sin venir?

R: No. Nosotros entramos en el mercado y sabemos el dinero del que disponemos. A partir de ahí yo no voy a ir a buscar o a decir jugadores que no podemos traer. Nos movemos en unos baremos económicos y no se nos ocurre ir a por ciertos futbolistas que no podemos traer porque es una tontería perder el tiempo con ellos. De acorde al presupuesto lo que ha venido es perfecto para nosotros, más es complicado.

P: La defensa casi no se toca, pero arriba en el once titular son casi todos nuevas incorporaciones. ¿Cuándo sondeas el mercado, buscas jugadores más ofensivos?

R: El año pasado tienes tres delanteros, intentas renovar a dos a Lucas y a Murci porque Mena se decide dar la baja, a Lucas le renuevas y a Murci no se puede, se van dos y tienen que venir dos: Christian y David Agudo. Después sale un pivote, Morato, y como el año pasado éramos pocos pivotes han venido dos: José Sánchez y Vicente. Después ha venido Valdivia para reforzar una banda y la salida de los centrales, Óscar Cano y Seco, la ha cubierto Gonzalo. Han venido chicos jóvenes como Dani Navarro o Diego Martínez que ojalá un día de estos nos den la alegría de dar el paso adelante, pero son debutantes que no tienen ni un minuto en su carrera. En realidad los fichajes son seis o siete que son los que queríamos hacer. No se ha fichado mucho porque hemos mantenido a gran parte de la plantilla.

P: El once con respecto al año pasado es muy diferente. ¿Se traen jugadores para ser titulares?

R: Se entiende que lo que traigas es para que le de un salto al equipo en cuanto a reforzarlo y algunos juegan, sobre todo en la parte de arriba, pero al final la defensa es casi siempre la misma que la de la temporada pasada. Yo estoy contento con lo que ha venido porque son jugadores que nos están aportando cosas.

El Talavera celebrando el ascenso a 2ªB. (Foto: www.latribunadetalavera.es)

P: Los fichajes se hacen muy pronto en el mercado y da tiempo a preparar mejor la pretemporada, pero no se juegan con equipos de la categoría. ¿Qué es lo que busca en pretemporada para preparar al equipo?

R: Hacemos el equipo pronto porque acabamos muy pronto, acaba mayo y ya tienes las cosas claras. El club está saneado y no hay problemas económicos y te pones a trabajar en el mercado. Poquito a poco van llegando y parecen que son muchos fichajes, pero en realidad no han sido muchos. Además no manejas las cantidades económicas para poder esperarte al final del mercado cuando la Segunda Divisón descarta jugadores y poder coger alguno. Si te surge un jugador que crees que puede ser interesante una semana después de haber ascendido pues lo coges porque igual no vas a tener la oportunidad de volverlo a coger.

En la pretemporada hemos jugado contra todo: un segunda, dos de nuestra categoría y terceras. No hemos jugado contra más de Segunda B porque no es fácil encontrarlos, mucho de tu grupo no quieren jugar si te vas a enfrentar con ellos en la temporada, por eso jugamos con Guijuelo y Mérida. Creo que la pretemporada ha sido correcta en cuanto al nivel de los equipos a los que nos hemos enfrentado. Tiene que haber de todo.

Actualidad

P: Empieza la temporada con mucha ilusión y además se consigue pasar de ronda en la Copa del Rey. ¿Afectó esta competición a los resultados en la liga?

R: La Copa para un equipo como nosotros con una plantilla no amplia, al final tienes que mantener a muchos jugadores de los que tú consideras que son titulares y eso pasa factura. El equipo respondió bien en Sestao después de la eliminatoria con el Guadalajara y trajo un empate jugando cuarenta minutos con diez. Yo creo que el equipo físicamente ha respondido bien. Al final siempre te pasa factura, pero ojalá hubiésemos podido pasar la eliminatoria contra la Balona y seguir jugando la Copa. Competimos bien pero nos ganó un buen equipo.

P: Es un poco pronto ya que la temporada no está muy avanzada pero ¿Cómo valora la actuación del equipo hasta el momento?

R: El equipo está compitiendo muy bien, los partidos que ha perdido los ha competido y hubiera podido puntuar en cualquiera de ellos. Creo que nos está costando adaptarnos a la categoría, estamos sufriendo, muchos jugadores están sufriendo porque son debutantes y en esta categoría te encuentras con equipos que te doblan o te triplican en presupuesto y el presupuesto trae consigo jugadores de más calidad y al final eso se nota. Pero estamos compitiendo muy bien, el fútbol no nos ha dado mucho y todo lo que hemos sacado ha sido muy trabajado y muy merecido. En situaciones normales, según lo que ha ocurrido en el campo, deberíamos llevar algún punto más. Lo importante es que el equipo compite bien y que el equipo está muy predispuesto al trabajo, después ganar o perder partidos hay cosas que tú no controlas. Te tienes que quedar con las sensaciones del equipo y no hay que vender la moto y lanzar siempre el tópico de que estamos fallando ocasiones porque al final el mensaje se agota.

P: ¿Cree que se le está negando mucho el gol al equipo?

R: Estamos creando bastantes ocasiones y, además, claras. No se puede hacer nada más que abogar a la tranquilidad y a que los chavales, cuando estén más tranquilos, cuando entre alguna todo fluirá mejor. Cuanto más incides en ciertos aspectos, más se te vuelven en contra. El gol es muy complicado y nadie te lo garantiza, solo te garantizan goles en el fútbol Messi y Cristiano Ronaldo.

Nosotros tenemos muchas esperanzas puestas en Christian Perales porque es un chico que ha marcado muchos goles, pero los ha marcado en Tercera. Tiene que marcarlos ahora en una categoría que para él es nueva y creo que no tiene mal baraje.

P: Al Talavera se le saca gran número de tarjetas. ¿Por qué cree que se le sacan tantas?

R: Nos sacan tantas tarjetas porque somos un equipo blando e ingenuo. Somos un equipo que tiene el balón y no damos patadas. Al final las faltas que haces son tan tontas y tan claras que te las tienen que penalizar. Si te coge un radar a 180 km/h te van a sancionar y es una falta grave; si dejas un coche aparcado delante de un paso de cebra y ahí un policía ahí también te va a multar, es lo mismo y nada tiene que ver una cosa con la otra. Hacemos faltas tan tontas, pero que son tan claras que un árbitro las tiene que sancionar porque sino no está cumpliendo con su objetivo.

P: ¿Esperaba más rendimiento de algún jugador?

R: No, unos más otros menos, están rindiendo todos bien. Me quedo con que todo el trabajo de los chicos está siendo muy bueno y al final cada uno tiene unas capacidades y unos momentos.

P: ¿Espera una buena reacción del equipo cuando empiecen a llegar los puntos?

R: Yo solo pienso en el próximo partido. En el fútbol no puedes pensar más allá.

P: ¿Se tiene miedo a algún equipo?

R: No, nosotros hemos competido contra todos los equipos. El día del Arenas perdemos nosotros el partido y, a pesar de eso, hicimos una muy buena segunda parte con uno menos. El día del Toledo si sacamos puntos de allí no se hubiese extrañado nadie porque tuvimos ocasiones muy claras y con el 0-1 pudimos matar el partido. Siempre hemos competido y espero que el equipo siga así, pero nunca sabes lo que el fútbol te puede dar.

P: ¿El objetivo sigue siendo la permanencia o creen que pueden aspirar a algo más?

R: Deberíamos llevar algo más por lo que hemos hecho. Al final miras la clasificación y ves que los recién ascendidos están abajo. Nosotros aspiramos a ganar cada partido y ya está, si vas consiguiendo eso al final puedes ver que van llegando otras cosas. Ahora mismo estamos luchando por salvar la categoría, hay que ganar cada partido y después la competición te pondrá en tu sitio.

Su estilo de juego

P: ¿Cómo entiende Fran Alcoy el fútbol?

R: Me gusta que mi equipo se organice alrededor del balón, le doy protagonismo al balón y nuestros concepto defensivo es defender con balón: tener posesiones largas. Someter al contrario y tener juego asociativo.

P: ¿Se considera un entrenador defensivo u ofensivo?

R: Ofensivo. Si miras mis alineaciones hay cuatro delanteros en el campo siempre. Extremos reconvertidos a laterales, pivotes que juegan de central, apretamos siempre arriba… Entiendo el fútbol así.

P: ¿Le gusta atacar más por banda o por el centro?

R: Creo que no tienes que ir siempre por un lado o por otro, hay que alternar el juego de banda con el de dentro, el juego corto con el largo… Hay futbolistas en bandas que son importantes y quieras o no eso se manifiesta. Al final intentas tener ese equilibrio, pero sí que es verdad que es más fácil entrar por fuera porque todos los equipos acumulan más gente en el centro. Hay que saber buscar el hueco en cada momento sea por la banda o por el centro.

Es cierto que nosotros no pegamos mucho desde fuera del área y a veces pecamos en exceso de buscar las asociaciones. Quizá deberíamos intentarlo también desde fuera porque es una buena forma de acabar la jugada, pero al final el ADN de cada jugador sale y somos un equipo al que le gusta tocar.

P: ¿Tiene que vivir el entrenador con la maleta en la puerta?

R: El entrenador es siempre el culpable de todo. Hay que ser más objetivo en muchas cosas y al final tú al entrenador le tienes que valorar saber lo que tiene entre manos, tener buena metodología de trabajo, que controle el grupo y que el equipo tenga una buena propuesta. Después ya puedes ganar o perder. Con los entrenadores no se tiene paciencia. Va con el cargo y en todos los equipos se tiene esa presión, si no ganas se critica y no me parece correcto porque los entrenadores pintamos menos de los que muchos se creen, tanto para lo bueno como para lo malo. Sí que es verdad que la cuerda, en situaciones complicadas, es más fácil cortarla por el entrenador. Entiendo que se tiene que echar al entrenador cuando ya la situación no se puede arreglar y, muchas veces, cuando se cambia de entrenador la situación se mantiene o empeora.

P: ¿Un entrenador tiene que ser duro o blando?

R: Todos son estilos válidos. Yo soy exigente con mi equipo y soy un entrenador con carácter. Hay veces que les aprieto y otras les doy cariño, depende de lo que yo vea. Depende de si yo veo que mi equipo se ha dejado todo en el campo, si han trabajado, si han corrido, si han tenido actitud; a partir de ahí el acierto no se puede controlar y unas veces me enfado y otras no. Depende de lo que yo vea, pero creo que el entrenador tiene que alternar todo, encontrar el termino medio y cada cosa cuando proceda.

P: Para terminar, ¿un mensaje a la afición?

R: Esta temporada no es fácil para el Talavera y hay partidos en los que vas a sufrir, lo vas a tener complicado y vas a perder partidos, es inevitable. Ellos son gran parte de lo que pueda pasar aquí. Necesitamos su apoyo porque sin ellos no somos nadie, eso está claro. El año pasado ellos se propusieron que el equipo debía ascender, apretaron y llevaron al equipo en volandas. Este año tenemos a equipos superiores a nosotros y necesitamos ese apoyo. Tienen que estar concienciados de que no va a ser fácil, ojalá todo empiece a salir bien y tengamos una temporada tranquila. Les pido que hagan lo que han hecho hasta ahora, siempre han apoyado al equipo y nunca le han cuestionado; que cuando ellos jueguen en casa se sientan seguros y que su afición va a estar con ellos y que en los momento complicados le van a echar una mano, así lo están haciendo hasta ahora.

VAVEL Logo