Atlético Astorga - Guijuelo: el baile sobre el alambre
Atlético Astorga - Guijuelo: el baile sobre el alambre | FOTO: CD Guijuelo

Atlético Astorga y Club Deportivo Guijuelo están llamados a encontrarse en un arriesgado baile sobre el alambre de la crítica. Las derrotas que ambos equipos traen en el zurrón a la presente jornada hacen en ambos lados del rectángulo una llamada a la obligación de ganar para cambiar, o al menos retocar, la perspectiva del pesimismo que los lleva de la mano esta semana. 

Misma obligación pero con trasfondos diametralmente opuestos. Y es que mientras los de La Eragudina luchan por salir de las profundidades de la tabla de clasificación, los visitantes esperan recuperar su condición nobiliaria, perdida a raíz de una dolorosa derrota ante el líder, seguida de otras tantas que han servido para desbancar a los verdes de las alturas del Olimpo. 

Lo harán también con el recuerdo especial en beneficio de la lucha contra el cáncer de mama, motivo por el que el equipo salmantino portará de manera extraordinaria una camiseta de color rosa, un paso más allá de su 'jamoneta' habitual.

Apenas dos encuentros tejen los hilos previos de una cita donde los sendos conjuntos se han repartido las victorias cada vez que han jugado en casa. En su última edición los puntos se quedaron en La Eragudina gracias a una victoria por 2-1 de su equipo. Un resultado que, precedido de un 4-0 en el Municipal de Guijuelo, equilibra la balanza en lo referente al histórico de enfrentamientos.

Salir de los fondos, deber y obligación

El Atlético Astorga afronta el partido ante el Guijuelo con la obligación de sumar los tres puntos después de acumular siete jornadas sin conocer la victoria. Máxime, cuando lo que resulta sonrojante a los ojos del campeonato -y también de su afición- para duelo de la escuadra maragata, se apoya en el solitario guarismo que los ahora dirigidos por Paulino han logrado sumar de los últimos 21 puestos en liza. Ni el cambio de entrenador ha sido el acicate necesario para que los maragatos mejoren sus sensaciones. Con Paulino Martínez al frente del Atlético Astorga tampoco ha cambiado la trayectoria, cayendo en los dos últimos enfrentamientos, demostrando al tiempo una evolución excesivamente tímida.

El preparador manchego, eso sí, ha asegurado que el equipo "va en dinámica acendente" y los buenos resultados llegarán. Obligatorio que sea en esta jornada, ya que la parroquia verde está impaciente después de la mala racha que vive el equipo. Para este fin, Paulino cuenta con varias bajas. David Uña se perderá el partido por acumulación de amonestaciones, de modo que su ausencia en la zaga le abre las oportunidades a Juanra o Antonio León, que se batirán el cobre por ser la pareja de Víctor en el eje central.

Tampoco formarán parte de la relación Antonio Pino, que se encuentra en la última fase de recuperación; así como Fa y Porfirio Puente, por molestias físicas, lo que deja en cuadro al centro del campo maragato. Por contra, el equipo leonés recupera a Marcos después de perderse la última jornada por lesión, al igual que Lago, que tiene complicado recuperar su puesto en el once inicial. El que podría cambiar su demarcación es David Bandera, al que Paulino podría colocar en el doble pivote para paliar las bajas con las que cuenta.

A la guerra con armas de dos filos

Recuperar el camino; escapar del descrédito y guardar la decepción en el arca del olvido. Esa es la misión, la cuenta pendiente de un Club Deportivo Guijuelo que atraviesa en pleno ecuador de este inicio de Liga la batalla más ardua desde los preludios de la misma competición. Con tres derrotas cosechadas de manera consecutiva y desterrados de los puestos de promoción, los hombres de Rubén de la Barrera tienen la responsabilidad de beber de nuevo de la copa de la victoria, un cometido que deberán afrontar contra el colista.

Desde las agonías de la clasificación, el próximo rival del equipo chacinero es el Atlético Astorga. Un equipo que, sumergido en la crítica y de paso, en un reciente cambio de orden en su banquillo con la llegada de Paulino Martínez, tampoco ha recuperado el ritmo ascendente de la competición. Y aunque dista mucho aún de convertirse en ese 'fénix' que renace de sus cenizas, tampoco conviene cambiar el cuento para tacharlo de 'cenicienta'. Menos aún cuando se trata de un equipo sometido a las presiones de su tribuna, y que trae a esta jornada las hambres propias de haber olvidado el sabor de las mieles de la victoria. Y ante todo, se convierte en una espada con dos filos que debe medirse con suma cautela.

Con estas premisas la expedición salmantina ha colocado el rumbo hasta León con las bajas conocidas, por lesión, de Luis Milla y el central Javi Barrio. Por su parte, el mediocentro madrileño se ausentará hasta bien entrada la fase final de la competición por una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha; una lesión que contempla seis meses de baja al margen de los terrenos de juego, según la predicción de los doctores que practicaron la exitosa cirugía al jugador, hijo del conocido ex-futbolista de FC Barcelona, Real Madrid y Valencia.

Con todo, el preparador ferrolano del Guijuelo ha preparado su convocatoria añadiendo a las ausencias, por decisión técnica, los nombres de José Romero, Antonio Moreno y Carlos de la Nava, por lo que el once inicial no distará demasiado de los de las últimas jornadas, y que por igual encadena sucesivas derrotas ante Racing de Ferrol, Coruxo -con cinco goles bajo su sombra- y Racing de Santander, hace apenas siete días. Cambiar el rumbo de la nave verdiblanca pasa por la brújula y las manos de los mismos futbolistas, en los que todo Guijuelo confía, con fe ciega, y por méritos propios.

Posibles alineaciones del Atlético Astorga - Guijuelo

XI del Atlético Astorga: Javi Díez; Manu Martínez, Juanra, Víctor, Cristian; Víctor Andrés, David Bandera; Diego Peláez, Dani Pevida, Ivi Vales; Roberto Puente.

XI del CD Guijuelo: Kike Royo; Raúl Ruiz, Jonathan Martín, Ramiro, Aitor Aspas; Javi Rey, Carlos Ramos, Palazuelos; Néstor, Luque y Nacho Rodríguez.

VAVEL Logo