Badalona y Sabadell firman las tablas en Montigalá
Badalona y Sabadell firman las tablas en Montigalá. (Foto: CF Badalona).

Tercer empate sin goles del Badalona en casa esta temporada (segundo consecutivo) ante el Centre d'Esports Sabadell. Con este nuevo 0-0, los escapulados confirman un magro registro de dos puntos y ningún gol en estos dos últimos enfrentamientos seguidos en Montigalá, y desaprovechan una buena oportunidad de sacar la cabeza para las plazas delanteras de la clasificación. Ahora, con 20 puntos, toca seguir aguantando el tipo durante la recta final de la primera vuelta y probar superar los 1/16 de final de la Copa RFEF ante el Atlético Baleares.

Es un resultado que no satisface a ninguno de los dos equipos

El empate de hoy no satisface ninguno de los dos equipos, pero seguramente es el marcador más justo después de lo que se ha visto a lo largo de los 90 minutos, en un partido muy intenso en el centro del campo y de dominio alterno que no ha visto muchas opciones claras por parte de nadie. Los de Manolo González han comenzado llevando el peso del juego durante los primeros minutos, aunque sólo algún intento tímido de Manu Balda -muy solo como punta- y Eugeni Valderrama constan en el expediente escapulado. En cambio, cuando el Sabadell ha tomado las riendas de la pelota, hacia el ecuador del primer tiempo, sí ha llegado con peligro. Al minuto 22, y naciendo de un saque de esquina local, un rapidísimo contragolpe conducido por Bruno Vinicius ha dejado Pirulo solo ante Vito dentro del área, pero el joven portero, ayer vestido de un naranja llamativo, ha reaccionado con unos grandes reflejos para evitar el 0-1. El ex de la Damm mantiene el expediente inmaculado en la 2ª B: tres partidos y más de 270 minutos sin encajar un gol. Quien también ha sido acertado en la otra área ha sido el veterano Craviotto, que con un vuelo espectacular desviaba a córner un buen trallazo de Rubén Canelada con la derecha que se colaba por toda la escuadra, tras una elegante pared con Toni Lao. Esta ha sido una de las pocas combinaciones acertadas del Badalona en el apartado ofensivo, que ha vuelto a ser el gran hándicap de los locales para aspirar a los tres puntos.

La pobre cifra de 7 goles a favor sigue congelando al casillero escapulado e impide al Badalona encontrar la tranquilidad que seguramente merecería por la solidez que ha mostrado durante todo el campeonato.

Foto: CF Badalona

La segunda mitad ha tenido una dinámica un poco más desengrasada que la primera y hay que decir que en todo momento los dos conjuntos han buscado la portería contraria, con fases de dominio que se alternaban de forma casi simétrica. El Badalona ha vuelto a salir fuerte y Facundo Ponzio, que acababa de entrar por Olmeda en el 52', conectaba un buen remate de cabeza que le salía demasiado centrada; fácil para Craviotto. El portero arlequinado tampoco se vería inquietado por los posteriores intentos de Manu Balda (62') y Joan Grasa (76'), con disparos mordidos y sin veneno. Por su parte, los de Miguel Álvarez serían más intermitentes pero, en cambio, también bastante más incisivos: al 65' Bruno Vincius remataba demasiado cruzado a la derecha de nuestra portería, pero un cuarto de hora más tarde Álex Cortell sí ponía a prueba Marc Vito con un buen cacao en la base del poste que el cancerbero enviaba a córner.

Sin embargo, las ocasiones más manifiestas por los visitantes llegarían en el tramo final: Bruno firmaba un inoportuno 'cerilla' cuando lo tenía todo de cara para fusilar Vito desde la frontal del área (82'), y el Sabadell tampoco era capaz de marcar en una jugada enredada tras el saque de una falta lateral que acababa con la pelota peinada al segundo palo ya bocajarro, pero que remataban a las nubes. Alberto Tendillo, que hoy ha jugado el cuarto de hora final en sustitución de Perona, ha sido el protagonista de la última aproximación badalonesa con un disparo lejano que enseguida tomaba demasiado altura como para suponer ningún peligro.

Reparto de puntos al final que poco valen para los intereses de ambos equipos y no acabaron de ofrecer suficientes alternativas a dos defensas bien plantadas aunque la línea ofensiva no tuvo suerte de cara a portería. El punto más positivo para los de Manolo González es el acumulado de 270 minutos sin encajar un gol, y mantenerse de esta manera en la zona media de la tabla con 20 puntos, a tres del playoff y a cuatro del descenso.

VAVEL Logo