Sin límites
Fuente: Zamora24horas.com

Paralelo al relato de Eddie Morra en el film "Sin Límites" - un desordenado escritor con alarmantes carencias creativas a la par de llevar una vida desordenada y caótica -, hace un año, la vida del Zamora CF se vio inmersa en su particular falta de creatividad futbolística, provocando un declive en el tiempo que le condujo directamente a los infiernos de la Tercera División.

El dilúcido y fracasado escritor, se topó con una droga de diseño poderosa que le produjo un acceso total a todo el potencial de su cerebro, provocando un control total sobre su mente que dio un giro radical a su vida; logró escribir la novela, recuperar a su novia y convertirse en un exitoso inversor y hombre de negocios. Ese giro radical basado en una buena gestión en verano, la apuesta por el mismo y experimentado entrenador - Balta - que sufrió el fatal destino del descenso han sido la droga del éxito de un Zamora CF que camina sin límites por el octavo grupo de la Tercera División.

Un tranvía imparable se ha cobrado una nueva víctima el pasado domingo 16 de enero a las 12 del mediodía en el feudo burgalés de la Ciudad Deportiva. El Zamora CF endosó un 3-0 al Burgos Promesas en una declaración latente la superioridad con la que un equipo gana sin hacer uno de sus mejores encuentros. Una demostración de sus atributos y acreditaciones en una liga donde domina sin parangón, dominando de principio a fin y afincando una ventaja que ya es más que notable sobre sus perseguidores.

Ese dominio en su grupo fue análogo respecto al partido en tierras burgalesas donde dominó desde el comienzo hasta el final el resultado, que no el fútbol y el juego, sabiendo sufrir en momentos puntuales - amén de la extraordinaria actuación del portero rojiblanco Miguel - con una contundencia goleadora, práctica y experiencia propias de un equipo con claro color de éxito. Los zamoranos aguantaron las embestidas locales - sin ser superiores a los burgaleses, los cuales les pusieron en serios apuros - soportando con el oficio y la contundencia goleadora del campeón.

David Álvarez puso las cosas en su sitio 11 minutos después de comenzar el partido y, si bien los burgaleses intentaron vender cara su derrota, Rubén Moreno tras jugada de Vílchez y Moreira - sólo delante del portero -, certificaron en la segunda parte una victoria zamorana más, la décimo sexta, que le aúpa a los 52 puntos y aventajando en 11 puntos a su inmediato perseguidor, Gimnástica Segoviana y en 12 a CD Palencia, tras su derrota sufrida en Villamuriel. La Bañeza cierra la cuarta plaza de play-off a 14 puntos de los zamoranos.

Un signo claro de la suficiencia con la que el Zamora CF convive en los derroteros de la tercera española. Los primeros vestigios de esta segunda vuelta zamorana son los mismos que vistieron a los rojiblancos durante la primera mitad del campeonato; sin límites. ¿Serán los efectos temporales de una droga de diseño o se verá al Zamora CF en Segunda División B el próximo curso?

VAVEL Logo