Sanse 3-0 Internacional: liderato casi asegurado
Los dos equipos en el terreno de juego (Foto: Julio Gómez)

La Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes ha ganado tres a cero al Club de Fútbol Internacional de Madrid en un encuentro que será recordado por la pegada de los franjirrojos, que lograron los dos primeros goles en tres tiros a puerta. El duelo lo resolvieron en la primera parte, justo  cuando eran los peores minutos de los locales. Respecto a la alineación, Mateo García ponía en el once a Sergio en la defensa, ya recuperado de su lesión y volvía al once Mancebo, uno de los medios más creativos del equipo, y el extremo Dani Pichín. El Navalcarnero había empatado su partido contra el Lugo Fuenlabrada, por lo que si ganaba el Sanse le dejaba a 11 puntos.

Tranquilidad en el momento más sufrido

El encuentro comenzaba con un Sanse tocando y finalizando, tal y como suele hacer. El Internacional, mientras tanto, se dedicaba a presionar y esperar atrás. En este contexto, los locales golpeaban primero con un tanto anulado por fuera de juego. En el minuto 2 Negredo se plantaba mano a mano con el portero Nacho Esteban y hacía gol, pero uno de los linieres levantaba la bandera. A la siguiente, era la buena. Falta botada desde fuera del área de Felipe Sáez y el mediocentro del Inter, Juli, fallaba en el despeje para que Sergio rematara libre de marca en el punto de penalti. 1-0 en el minuto 8 y el partido estaba encarrilado. Dos tiros y un chicharro. Sin embargo, todo iba a cambiar. Con la adversidad, el Inter adelantaba líneas y con los robos de balón rápidos cortaba el juego del Sanse.

Era la hora de los visitantes.Generaban peligro con jugadas rápidas con un Sanse que lo pasaba mal sin la pelota. El primero en meter temor fue Carlos Bravo con un tiro dentro del área que se iba fuera. Además, más allá de la media hora de partido llegaba la pesadilla para el Sanse con una doble ocasión para empatar de su rival. Un saque de falta daba lugar a un cabezazo al palo derecho de la portería del portero Carlos y en el rechace el balón se iba arriba.

El duelo se estaba complicando para los de Mateo García, pero fue una circunstancia para sacar la casta de líder. Justo después del mejor intento del Inter, llegaba la tranquilidad para ellos. Un balón en profundidad de Víctor Muñoz a la banda derecha llegaba para Dani Pichín, que por velocidad, se plantaba mano a mano con el portero y le batía por vaselina desde lejos. 2-0 en el peor momento del Sanse. Fue la puntilla a una primera parte en la que el resultado era abultado viendo lo mostrado por ambos equipos.       

La nada y el gol

Tras el paso por vestuarios, se imponía el aburrimiento entre un equipo que tenía el partido ganado y otro que no se veía remontando el resultado. Así, la primera ocasión no se vio hasta el minuto 53 con un mano a mano de Negredo con el portero Esteban. El delantero lo resolvía con una vaselina defectuosa que paraba el portero. Era la primera intentona del segundo acto y era del conjunto que iba ganando. El Inter estaba fuera del partido, ya que ni robaba ni presionaba con un Sanse que tocaba con facilidad esperando el pitido final. Felipe Sáez, en este escenario, ponía otro tiro a puerta para los suyos con un zurdazo más allá de la hora de partido. Eran acciones aisladas en medio de la nada.

Para los del Internacional de Madrid, tan solo el recién entrado Adrián Bravo puso algo de picante con un cabezazo que se iba fuera en una de las pocas llegadas visitantes. Era el minuto 71 y el Inter había dado escasas señales de vida. Cuando todo parecía acabar en el 2-0, el Sanse anotaba el tercer gol con un centre por banda izquierda que Saúl ponía en la jaula en el minuto 81. El final fue un 3-0 en un duelo con muy poca historia.

Con este resultado, el Sanse se queda con 67 puntos y sigue primero en la clasificación e invicto en casa. Su próximo rival será el San Fernando, lejos de Matapiñonera. El Internacional de Madrid, por su parte, se queda con 32 puntos, y continuará luchando por evitar el descenso, que tiene a tres puntos. 

VAVEL Logo