Marcos Llorente: el eje del juego del Alavés
Imagen de Laliga.es

Marcos Llorente (30/01/1995) llegó cedido al Alavés el verano pasado por el Real Madrid para tener los minutos de los que no iba a disponer en el conjunto blanco debido a su juventud y falta de experiencia en la máxima categoría de nuestro fútbol. Fue una petición de Pellegrino, quien no tenía cubierta la posición que ocupa el joven jugador madrileño y, pese a su inexperiencia en 1ª división, confió en él desde el principio. Y acertó.

Llorente es una pieza fundamental en los esquemas de su entrenador

El centrocampista ha demostrado con trabajo y buen juego que puede ser la pieza sobre la que se construya el juego de un conjunto de primer nivel como el Alavés y ha hecho valer la confianza depositada en él desde que llegó. Y es que de los 28 partidos ligueros que se han jugado hasta ahora, Marcos ha jugado 24, todos ellos desde el inicio y sin ser sustituido en ninguno. Es el segundo jugador con más minutos del equipo alavesista, sólo por detrás del portero titular del equipo, Pacheco, quien también está cedido por el Real Madrid.

La temporada de Llorente, en números

El jugador de Las Rozas está haciendo una grandísima campaña, y así lo dicen sus estadísticas. De los 1.288 pases intentados esta temporada, 1.107 llegaron a su destino, lo que supone un 85% de acierto. Además, con sólo 22 años, está entre los 20 mejores  jugadores de la liga en pases realizados. 

Llorente es activo tanto en la creación de juego, como en defensa

Pero no se olvida de colaborar en tareas defensivas, y es que ya lleva 225 recuperaciones de balón y 39 despejes. Cabe destacar también su eficacia en los duelos 1 contra 1, de los cuales gana el 61% de los enfrentamientos cuerpo a cuerpo y el 62 % de los duelos aéreos, siendo siempre de gran ayuda para los suyos.

El único aspecto a mejorar esta temporada está siendo su falta de presencia en ataque. Aún no se ha estrenado como goleador y lleva únicamente dos asistencias, pero lo compensa con pases al hueco que acaban en centros peligrosos al corazón del área rival.

Una auténtica promesa para el futuro

A pesar de que todo apunta a que esta será la única temporada de Llorente en Mendizorroza, seguro que dejará un gran recuerdo a todos los aficionados alavesistas. Las lesiones en el centro del campo del Real Madrid y el talento del joven madrileño lo harán volver a su club de origen. Y es que Marcos Llorente está llamado a ser un gran jugador y así lo dicen sus múltiples convocatorias para las categorías inferiores de la selección española, con la que estas semanas disputará dos partidos amistosos.

Se irá viendo la evolución de este excelente futbolista en los próximos años en los que seguro que hará grandes cosas, pero seguro que siempre tendrá especial cariño hacia uno de los equipos que lo vio crecer, el CD Alavés.

VAVEL Logo