Informe VAVEL playoffs 2017: Racing de Santander
Informe VAVEL playoffs 2017: Racing de Santander. | Fotomontaje de José Mendoza (VAVEL.com).

Informe VAVEL playoffs 2017: Racing de Santander

VAVEL analiza al Racing de Santander de cara al playoff de ascenso a Segunda División.

pablo-garcia-hermida
Pablo García Hermida

Los playoffs han llegado. Los dieciséis mejores equipos de los Grupos 1, 2, 3 y 4 se enfrentarán entre sí con un denominador común: el objetivo de ascender a Segunda División. Para ello tendrán que superar, los primeros, una en el mejor de los casos o tres hipotéticas rondas, las mismas que los segundos, terceros o cuartos.

El Racing de Santander ha culminado su cita con la promoción en segundo lugar y ha quedado emparejado con el cuarto del Grupo 2: el Rayo Majadahonda. Para conocer mejor cómo ha logrado clasificarse y cuáles son las credenciales del conjunto de Viadero, haremos un repaso por su temporada.

Segundos, pero con récord de puntos

Ha llovido desde agosto, especialmente en Santander. Todo comenzó sobre ruedas para un Racing lanzado que fue líder y no conoció la derrota hasta que en la jornada 8 se topó en su camino la Ponferradina del recién fichado Pedro Munitis. Un equipo que encajaba pocos goles pero que a partir de la sexta jornada tampoco convencía.

Un inicio brillante, una continuación decadente

A partir de ahí, las lesiones de ligamento cruzado de Borja Granero y César Díaz y la del hombro de Óscar Fernández mermaron el potencia de una plantilla corta. Los pinchazos en el tramo de noviembre frente a equipos como Arandina, Coruxo o Somozas alejaron a los cántabros de la Cultural Leonesa. Parecía cosa de dos.

Cuando los leoneses visitaron El Sardinero –terminó en empate a uno- se demostró una igualdad que la tabla no marcaba. La directiva del conjunto cántabro dio un paso adelante y en el mercado invernal se fichó a varios jugadores: Bontempo –que se marcharía en enero-, Israel Puerto, Beobide, Carlos Álvarez , Santi Jara y el deseado Abdón Prats. Una revolución que también se cobró con las bajas de Camus, Laro, Caye Quintana y Coulibaly.

El Racing ganó muchos enteros, tanto en la zona ofensiva como en el fondo de armario. Aquino ya no soportaría él sólo la losa de marcar para el equipo. Abdón y "el guaje" Carlos Álvarez tardaron poco en dar la razón a los valedores de sus fichajes, al igual que el albaceteño Santi Jara, que en una vuelta se ha convertido en el máximo asistente del equipo.

La segunda vuelta,  que empezó con una derrota en casa contra el Celta B, pronto mejoró con unos registros goleadores impresionantes, que nada tuvieron que ver con la primera vuelta. Los goles dieron paso a las victorias y las victorias al liderato. Cuatros jornadas antes del final de liga los cántabros se colocaron en cabeza. Pero la alegría iba a durar poco porque una semana después perdería en Guijuelo, para ceder el trono al reciente campeón, la Cultural Leonesa.

El Racing llega al playoff en una buena dinámica, con sólo una derrota en los últimos dieciocho encuentros y con el record de puntos –empatado con la Cultural- de Segunda División B. Aunque esos títulos de poco valen ya.

El estandarte del Racing: Dani Aquino

El esfuerzo, la clase y el gol. Un jugador ha revolucionado la orilla santanderina de El Sardinero. Dani Aquino llegó en julio a Santander con la vitola de gran jugador pero desaprovechado por su cabeza. Lo cierto es que el murciano ha debido encontrar la calma o el zen en Cantabria porque desde el mismo día que llegó no ha hecho más que meter goles y a la afición en el bolsillo. Un fuera de serie y de sitio, que huele a una categoría más alta a kilómetros. Sostuvo al Racing cuando sólo estaba él en ataque y ha seguido marcando goles –hace dos semanas anotó un póker frente a la Mutilvera- para terminar con 23 la fase regular.

Aquino aúna corazón, cabeza, lucha y calidad, mucha calidad, que se traduce en un sinfín de jugadas de gol –suyos y de sus compañeros- que le han valido al Racing para alcanzar la ronda de “primeras” -que disputó contra el Athletic de bilbao- en la Copa del Rey y una segunda posición muy meritoria pese a las adversidades.

Fuente: Real Racing Club
Fuente: Real Racing Club

Análisis táctico: muro en defensa y eficacia en ataque

Ángel Viadero ha tenido que hacer encaje de bolillos durante más de media temporada. El equipo ha ido evolucionando. Comenzó con una solidez defensiva encomiable pero con un registro anotador escaso. Los triunfos, casi siempre, por la mínima. Después de la mala racha de noviembre y los fichajes invernales el Racing comenzó a jugar de forma más ofensiva y, sobre todo, con más velocidad.

La mayor proyección ofensiva no se tradujo en más carencias defensivas. El Racing, comandado en la zaga por Samuel Llorca, ha conseguido encajar sólamente veinte goles -récord nacional- y sacar el balón jugado desde atrás con solvencia para nutrir de balones a los Aquino, Abdón Prats y Álvaro Peña, por ejemplo. La base de un equipo sólido siempre se sustenta en su defensa.

El 4-4-2 actual de ahora con Abdón –antes era Caye Quintana- y Aquino arriba permite estirar a un equipo con dos bandas peligrosos, por donde pasa la mayoría del juego de ataque, que siempre están abiertos y a la espera de una subida de los laterales más centrados en defender que en atacar pero que a veces sorprenden como son Julen Castañeda y David Córcoles. Cuánto más dominio tiene el Racing –especialmente en El Sardinero- más aparecen ellos en labores de gol.

El juego por dentro es una alternativa más incómoda. Las bajas en el centro del campo ha obligado a cambios constantes en la medular –que se ha repartido entre Sergio Ruiz y Javi Cobo- con un juego demasiado intermitente, en parte debido a la irregularidad del timón racinguista, Álvaro Peña.

Fuente: Real Racing Club
Fuente: Real Racing Club

Desde la llegada de Santi Jara el Racing ha encontrado una variante tremendamente útil para los inhóspitos campos de Segunda B: el balón parado. Viadero ha encontrado en el de Albacete un excelente centrador gracias al guante que tiene por pierna derecha y que, sobre todo en las primeras jornadas de la segunda vuelta, ha dado muchos puntos al Racing.

Aunque el que ha dado puntos es Dani Aquino. La movilidad del delantero libera a Abdón Prats y viceversa. El balear se aprovecha de los movimientos del murciano, que en muy poco tiempo han formado una dupla que no se veía desde el famoso “dúo sacapuntos” con Munitis y Zigic. Además, no les hacen falta muchas ocasiones para trnansforma, son un seguro de gol.

Estadísticas

El apartado estrella este año en el Grupo 1. Tanto Cultural como Racing han pulverizado el récord de puntos con 86. Además, los cántabros han sido el equipo más sólido defensivamente de España (Primera, Segunda y Segunda B) con sólo veinte goles encajados en 38 jornadas. Además, es la escuadra –empatada con el Real Madrid- que más puntos (41) ha cosechado lejos de su feudo. En la segunda vuelta ha marcado casi el doble de goles que en la primera, lo que le ha servido para mejorar su peor registro –el anotador- allá por el parón navideño.

Resultados generales liga

PJ PTOS G E P GF GC DG
38 86 26 8 4 64 20 44

Resultados liga como local

PJ PTOS G E P GF GC DG
19 47 14 3 2 36  10 26

Resultados liga como visitante

PJ PTOS G E P GF GC DG
19 39 12 5 2 28 10 18

La plantilla

Iván Crespo (portero): Fiabilidad y agilidad por bandera. Es difícil achacarle ninguno de los veinte goles que ha encajado y le han hecho el Zamora nacional de las principales categorías. Sus paradas sostuvieron al Racing en los momentos difíciles.

Raúl Domínguez (portero): Sólo jugó un partido frente al Osasuna Promesas y cumplió con creces. También disputó la Copa del Rey, donde el Racing cayó contra el Athletic de Bilbao. Un portero de garantías que podría jugar sin problema.

David Córcoles (lateral derecho): El lateral ex del Barsa pone la experiencia, la dureza y el esfuerzo por la banda derecha. Un jugador cumplidor en defensa y con cierta proyección en ataque que ha encandilado a un sector racinguista que se autodenomina “Corcolismo” por su carisma.

Mikel Santamaría (central): El central navarro, uno de los pocos jugadores que se mantienen desde la temporada pasada, ha jugado de titular la gran parte de los partidos yendo de menos a más y mejorando sus registros respecto al año anterior.

Samuel Llorca (central): El jugador cedido por el Real Valladolid ha encontrado su sitio en el centro de la zaga santanderina. A su fuerza defensiva ha sumado una gran salida de balón un par de tantos importantes y alguna asistencia de gol.

Israel Puerto (central): El central andaluz llegó libre en diciembre para completar la zona defensiva y que se ha alternado con Mikel Santamaría. Potente por arriba y con contundencia por abajo no ha tenido continuidad en el juego.

Miguel Gándara (lateral derecho o central): El joven central, reconvertido por necesidad en lateral, ha cumplido cuando se le ha requerido en cualquiera de las dos bandas y que  ha cumplido el número de partidos estipulados para ganarse la ficha del primer equipo.

Julen Castañeda (lateral izquierdo): Un lateral zurdo tradicional. Defensivamente muy poderoso, con mucho físico y resistencia y con subidas ocasionales por la banda. Llegó de la mano de Viadero desde Burgos y ha jugado todo lo que ha estado disponible, ya que se lesionó del hombro en octubre.

Alberto Gómez (centrocampista): El centrocampista del filial no ha entrado demasiado en los planes de Viadero. Con un buen toque de balón y mucha juventud es un valor activo para el Racing de los próximos años.

 

Álvaro Peña (centrocampista): El timón racinguista. Su clase, técnica y visión de juego descongestionan el fútbol de un equipo al que le gusta más correr que combinar. No está siendo su mejor año, pero sigue siendo indiscutible en las alineaciones del Racing.

Borja Granero (centrocampista): El eterno capitán valenciano se lesionó  del ligamento cruzado en su mejor momento desde que llegara al Racing hace tres años. El capitán ha vuelto y será un jugador clave para el playoff por su poderío físico –que aprovecha tanto en ataque como en defensa- y su influencia en la moral del equipo,

Sergio Ruiz (centrocampista): El centrocampista es el canterano que más minutos ha disputado y uno de los que más gustan a orillas del Sardinero. Trabajo y posicionamiento definen a un joven cuya mejor virtud es no fallar casi nunca.

Jagoba Beobide (centrocampista): El vasco llegó en enero con la vitola de 'apagafuegos' y con mucho despliegue físico en el centro del campo. Sin embargo, las lesiones y molestias físicas han impedido que tenga continuidad como titular. Se espera que sea un jugador importante en este tramo final por su experiencia.

Javi Cobo (centrocampista): Otro de los canteranos con mucho peso en la plantilla de este Racing. El cántabro ha jugado en varias posiciones (mediocentro, mediapunta y delantero) y destaca por una buena zancada y un gran toque de balón.

Óscar Fernández (extremo derecha): El extremo de Piélagos perdió su puesto a principio de temporada y poco después se lesionó del hombro. Siempre incisivo y veloz, espera su oportunidad desde el banquillo como revulsivo.

Héber Pena (extremo izquierda): El gallego se ha asentado como extremo izquierdo de El Sardinero.  La rapidez, verticalidad y explosividad son sus grandes valedores y llega en su mejor momento al final de temporada.

César Díaz (extremo derecha):  una lesión de ligamento cruzado truncó su gran inicio de temporada. El albaceteño volverá si el Racing supera esta eliminatoria porque sólo entonces podrá recuperar su ficha. Estará falto de ritmo, pero ùede ser un revulsivo interesante para Viadero.

Santi Jara (extremo derecha): El albaceteño ocupa la banda derecha desde que llegara a Santander en invierno. Su excelente toque ha dado al Racing mucho poderío aéreo, además, es un jugador con mucho desborde y uno de los más en forma de la plantilla. Su único debe se encuentra en la faceta goleadora.

Abdón Prats (delantero): El balear, tan deseado como complicado de llevar a Santander, es sinónimo de gol. Un delantero corpulento pero con clase. Su zurda y su cabeza han dado ya diez goles al Racing. Se entiende a las mil maravillas con su “socio” Dani Aquino.

Carlos Álvarez (delantero): El asturiano también llegó en invierno para jugar en la punta de lanza. Ha asumido su rol de delantero suplente perfectamente, tiene la mejor media goleadora de la competición. Aporta mucho trabajo y movimientos constantes en ataque. Ya sabe lo que es marcar en una última ronda de playoff –de chilena- con el Leganés.

Dani Aquino (delantero): El murciano se ha erigido como el jugador franquicia del Racing. Su esfuerzo, su clase, sus controles, sus regates y sus goles han ayudado a que el Racing esté en el playoff de ascenso y para meterse a la afición en el bolsillo. El jugador más determinante del Racing, será clave si los cántabros quieren ascender.

El once ideal

VAVEL Logo