Las "txingurris" de Valverde
Once titular del Fútbol Club Barcelona contra el Sevilla Fútbol Club | Foto: La Liga

Con prácticamente una tercera parte del campeonato de Liga jugado llega uno de los duelos posiblemente más trascendentales de la temporada. Los valencianistas intentarán reducir la diferencia de cuatro puntos con un Barça que se ha mostrado intratable en lo que llevamos de temporada. Para varios jugadores de la plantilla blaugrana el partido en Mestalla tendrá un toque especial ya que vuelven a la que fue su casa durante varias temporadas. También lo tendrá para el técnico extremeño Ernesto Valverde, que fue técnico de los ches durante poco más de media temporada, donde levantó a un Valencia que a principios de diciembre de 2012 rondaba por la mitad de tabla y terminó en un quinto puesto clasificándose para la Europa League de la temporada siguiente. 

Los soldados del Txingurri han empezado la temporada de manera aplastante en Liga consiguiendo 34 puntos de los 36 posibles hasta la fecha, solo el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano ha sido capaz de robarle puntos a este Barça. El equipo está cumpliendo con las ideas de su entrenador presionando desde la primera línea, forzando a jugar lo máximo posible en campo contrario, atacando a través del control de balón con un buen juego posicional y siendo muy vertical una vez robado el balón, lo que les ofrece llegar con más peligro al área rival. Está claro que los resultados son directamente proporcionales a si el bloque colectivo funciona o no, pero para eso se deben cumplir los objetivos a nivel individual, por eso a continuación analizaremos a los jugadores culés para entender mejor las claves del éxito de Valverde hasta la fecha en el banquillo blaugrana

En la portería el cuadro culé empieza fuerte, con Ter Stegen bajo palos la portería blaugrana parece más segura que nunca. El buen momento de forma del cancerbero alemán se puede apreciar en los números que lleva esta temporada, con tan solo cuatro goles encajados, 97 recuperaciones, 362 pases completados y 34 paradas(13 por encima de la media del resto de porteros de primera división) se consolida como el mejor portero en lo que llevamos de Liga. 

Por su parte en la línea defensiva aunque ninguno de sus componentes haya disputado todos los minutos posibles debido a la notable frecuencia de las rotaciones, las bases de la zaga la conforman Gerard Piqué y Samuel Umtiti ocupando las posiciones centrales, Jordi Alba en el lateral izquierdo y en el derecho siempre se mantiene la duda entre Sergi Roberto y Nélson Semedo, cuyo rendimiento es igual de positivo y hace la decisión de Valverde sobre quién colocar de titular un verdadero quebradero de cabeza. La opción de Gerard Piqué no podrá ser usada por el extremeño este domingo en Mestalla debido a una sanción, y con Mascherano lesionado parece que el hueco en el centro de la defensa será ocupado por un Thomas Vermaelen que no ha disputado ningún minuto en lo que va de Liga. 

Foto: La Liga
Foto: La Liga

Adelantamos una línea para pasar al centro del campo, el corazón del equipo, donde la posición de pivote la ocupa el máximo pasador de la Liga, Sergio Busquets. El encargado del balanceo de cargas en el juego del Barcelona posiblemente sea el pilar más fundamental del equipo azulgrana, su apoyo como tercer central es clave tanto a la hora de atacar, donde equilibra la defensa junto con los centrales para vacunarse en caso de contraataque rival debido a la ausencia de los laterales adelantados, como a la hora de crear el juego donde se posiciona entre los centrales facilitando la salida de balón y empezando una nueva posesión. 

Por delante o junto al de Badia del Vallès, depende de si se juega con un 4-4-2 con doble pivote o un 4-3-3 ofensivo, se encuentra Rakitic, que tras sufrir un bajón en la última etapa de Luis Enrique ahora parece retomar su forma del Sevilla y su primera temporada de azulgrana. Para cerrar el centro del campo titular falta destacar a Andrés Iniesta, cuyo juego no es tan deslumbrante como antes, pero sigue siendo un engranaje vital en la máquina culé y que con cierta libertad de movimiento sigue siendo capaz de desequilibrar la defensa contraria. Como recambio estrella sobresale Paulinho, que aunque su fichaje haya causado cierta polémica está demostrando ser una pieza importante en el esquema de Valverde aportando músculo al centro del campo y actuando como segundo rematador de área junto con Suárez. 

El ataque con esquema 4-3-3 lo conforman Messi, Luis Suárez y Deulofeu. El extremo catalán no fue repescado por el Barça para ser titular, pero debido a la baja de Dembélé no le queda otra al de Riudarenas que rendir, y con su potente velocidad y desborde junto con su compromiso para bajar y apoyar al lateral lo está consiguiendo. Sí que es verdad que durante los últimos partidos el técnico ha usado más a Paco Alcácer y habiendo jugado Deulofeu el partido de la Juventus cabe la posibilidad de que el de Torrent salga como titular frente a su antigua afición. El centro del ataque lo ocupa Luis Suárez, que se encuentra en muy baja forma goleadora pero es capaz de maquillarlo gracias a su tremendo trabajo a la hora de presionar y crear espacios, lo que le mantiene en el once a pesar de llevar solo cinco goles en lo que va de Liga. 

Foto: La Liga
Foto: La Liga

Si bien hemos dicho anteriormente que con Busquets empieza el juego, jueguen en el esquema que jueguen, el que acaba la jugada no es otro que Leo Messi. El máximo rematador y goleador de la Liga ha vuelto a echarse el equipo a la espalda y es que con la ausencia del marchado Neymar el astro argentino vuelve a ser la salida final de cualquier ataque, lo que por estadística se traduce en más ocasiones para que el 10 saque a pasear la magia que lleva dentro. Otra de las posibles claves de la gran productividad de Messi es su vuelta al centro como falso nueve detrás de Suárez, por lo que tiene más posibilidades de plantarse en zona de disparo. 

No es coincidencia que el Barcelona ocupe la primera plaza de la clasificación, pero los números del Valencia tampoco mienten por lo que el conjunto de Marcelino no tiene nada que temer pues en el gran estado de forma en el que se encuentra es capaz de complicarle la vida al líder y sin duda pelear por algo más que los puestos europeos. Mestalla será testigo sin duda de uno de los duelos más decisivos de esta temporada.

VAVEL Logo