Un barco sin capitán
De Biasi, en el duelo de Getafe  |  Fotografía: La Liga

El de Mendizorrotza es desde hace algunos años un banquillo complicado. Desde comienzos de siglo han pasado 26 entrenadores por el banquillo de Deportivo Alavés. En pocas temporadas el entrenador que ha comenzado el curso lo ha terminado, y en menos ocasiones ha acumulado más de un año en el banquillo albiazul.

Con la destitución de De Biasi, el Deportivo Alavés ha prescindido de dos entrenadores en trece jornadas de Liga, un tercio del campeonato. Luis Zubeldía llegó en verano y su primera experiencia en Europa duró tres partidos. Una dura derrota por 0-3 frente al Villarreal le costó el puesto. No consiguió ni puntuar ni marcar un gol. La 'época De Biasi' ha durado tres más, siete. Con él al cargo el Alavés ha conseguido ganar sus primeros partidos (dos de Liga y uno de Copa) y ha marcado siete tantos. Números y sensaciones insuficientes para lograr la salvación. 

Tras su destitución será Javier Cabello el encargado de tomar las riendas del equipo, al menos de manera interina. Ya lo hizo durante dos partidos, en las jornadas 5 y 6, frente al Deportivo de la Coruña y el Real Madrid. No consiguió ganar, pero logró que la imagen del equipo fuera mejor, especialmente contra el conjunto blanco. El club ya se ha movido para buscar un nuevo entrenador, y son dos los nombres que más han sonado: Paco Jémez y Abelardo. El ex del Rayo está libre tras terminar su vinculación con el Cruz Azul mexicano, y el asturiano tampoco tiene equipo después ser destituido por el Sporting hace unos meses. Tampoco es descartable la opción de que Cabello tome las riendas de manera permanente.

Es la primera vez en las trece temporadas que el Alavés ha competido en Primera que destituye a dos entrenadores en un plazo tan corto de tiempo. Sólo en una ocasión, en la temporada 2005-2006, un entrenador fue cesado antes del final de la primera vuelta. Fue Chuchi Cos, que perdió el cargo tras perder contra el Zaragoza en la jornada 18. Su puesto lo cogió Juan Carlos Oliva, que pese a los buenos resultados sólo duró cinco jornadas. Fue destituido porque Dimitri Piterman, el polémico máximo dirigente albiazul, lo acusó de "insubordinación". Mario Luna se encargó del equipo el resto de la temporada, pero no evitó que el equipo descendiera. 

Mané, la excepción

Sin tener en cuenta las temporadas en los años treinta y cincuenta, que eran más cortas y en las que la destitución de entrenadores no era habitual, sólo José Manuel Esnal 'Mané' ha conseguido estabilidad en el banquillo de Mendizorrotza en Primera División. El técnico vizcaíno llegó al banquillo en el año 1997, y en su primera temporada logró el ascenso desde Segunda. 

Permaneció cuatro temporadas y media más en el cuadro babazorro, que fueron las más gloriosas de la entidad. En la temporada 2000-2001 llevó al Alavés al subcampeonato de la Copa de la UEFA. En la final los babazorros terminaron perdiendo por 5-4 frente al Liverpool gracias al gol de oro. Mané fue cesado en abril de 2004 tras disputar la jornada 31 de Liga. Los babazorros marchaban penúltimos, y 'Txutxi' Aranguren  no pudo salvar al equipo.

La siguiente temporada en Primera fue la anteriormente mencionada 2005-2006. El curso pasado fue Mauricio Pellegrino el encargado de llevar las riendas del Alavés. Si bien su renovación parecía cercana, las posiciones se enfriaron y poco después de la final de Copa del Rey anunció que no seguiría en el banquillo de Mendizorrotza.  Esta temporada entrena al Southampton inglés.

VAVEL Logo