Eibar y José Luis Mendilibar, el matrimonio perfecto
Jose Luis Mendilíbar dando indicaciones | Fotografía: Ángel Ezkurra - Vavel

El 19 de junio del año 2005, en Ipurúa, voló un sueño. Lo que parecía una quimera a principio de esa campaña, tornó a decepción. El Eibar saboreó la amargura de quedarse a las puertas de un ascenso, máxime cuando el equipo nunca había jugado en primera división antes en su historia. En aquél equipo jugaban futbolistas como Gorka Iraizoz, Joseba Llorente, David Silva o el que posteriormente sería el héroe del primer ascenso, Gaizka Garitano.

Y en el banquillo, dirigiendo aquella orquesta, Jose Luis Mendilibar. El técnico vizcaíno situó al conjunto eibarrés en su mejor posición histórica y ese buen hacer en Eibar le valió el cargo de entrenador del Athletic Club.

Sus caminos se separaron y el año siguiente fue funesto para ambos. El Eibar terminó con sus huesos en 2ªB mientras que Mendilibar no duró más que 10 jornadas como inquilino del banquillo de La Catedral. Lo que no sabían es que sus caminos, 10 años después, se volverían a cruzar.

Tras la temporada 2014/2015, la del primer año de los eibarreses en primera, Gaizka Garitano no continuó como técnico de la entidad tras consumar un descenso deportivo (salvado en los despachos por el descenso administrativo del Elche) en una segunda vuelta en la que los vascos solo consiguieron sumar ocho puntos de 57 posibles.

MendilIbar volvió a tomar las riendas de los armeros con el objetivo de la salvación como meta establecida. En su primera temporada, aparte de conseguir terminar las dos primeras jornadas como líder de primera división, consiguió salvar al equipo holgadamente gracias a una buena primera vuelta en la que coqueteó con los puestos europeos. En su segundo año, mejoró la posición de su primera temporada, instalando al Eibar en la mitad de tabla y ganando al Valencia CF sus dos partidos. Especialmente meritorio su 0-4 en Mestalla (la mayor goleada armera a domicilio en primera junto al mismo resultado en Heliópolis).

Desde que regresó a casa, José Luis se ha mostrado como un técnico flexible en sus sistemas, especialmente esta temporada en la que el equipo no termina de arrancar. Tanto en la 2015/2016 como en la 2016/2017 los sistemas preferidos del vasco fueron el 4-2-3-1 y el 4-4-2, según la fase de la temporada usaba uno y otro. Muy destacado fue el sistema con dos delanteros que empleó alineando tanto a Borja Bastón como a Sergi Enrich, que se complementaron bastante bien, anotando entre ambos 27 goles

La siguiente temporada, con la marcha de Bastón a Inglaterra, volvió a usar el 4-2-3-1 con Enrich como referencia hasta que recuperó su antiguo sistema con la llegada de Kike en invierno.

Contra el Valencia, la campaña pasada, tanto en la primera como en la segunda vuelta, Mendilibar empleó el 4-2-3-1 y le resultó en ambos partidos, en los que salió vencedor.

El Eibar es decimotercero con 18 puntos y con 27 goles en contra, lo que le convierte en uno de los conjuntos más goleados del campeonato. En lo que va de temporada, el vizcaíno ha probado varios sistemas en busca de dar con la mejor solución para que el equipo funcione. Tomando como referencia los últimos partidos, es posible esperar que el Eibar juegue con un 4-4-2 y con los 11 hombres que están siendo de su confianza habitualmente en las últimas jornadas.

El Valencia no afronta una visita fácil, un campo pequeño, un rival duro y que necesita puntuar, y un entrenador con una dilatada carrera en los banquillos de primera división que ha encontrado, en Eibar, su lugar en el mundo. 

VAVEL Logo