Anuario VAVEL FC Barcelona 2017: Luis Suárez, llamado a la irregularidad
Imagen de Suárez esta temporada | FOTO: Noelia Déniz - VAVEL

El 2017 no ha sido para Luis Suárez un año del todo fácil: al Barcelona le ha faltado bastante continuidad, se le han escapado los títulos más importantes y al uruguayo se le ha atascado el gol. La temporada pasada no fue sencilla para un equipo acostumbrado a ganar y a superar los baches. Desde el complicado camino en Champions hasta la desconexión a veces sin explicación en Liga le costaron a los azulgranas una discreta campaña, sumada al 'adiós' de Luis Enrique del banquillo de la Ciudad Condal.

Pero el equipo ha sabido reponerse a los malos aires para volver cargado de ilusión y trabajo en este nuevo curso, como están pudiendo reflejar los resultados. Suárez, un auténtico depredador del área, sigue apostando por el sudor y el esfuerzo para conseguir sus metas.

Empezando el año con derrota

La vuelta de vacaciones no acostumbra a ser muy plácida para los azulgranas, que suelen recolectar varios malos resultados. Este año no pudieron romper con el maleficio, y al pisar el Nuevo San Mamés en la ida de octavos de final de Copa del Rey, se encontraron a los leones. Los de Luis Enrique hicieron méritos para volver a casa con, al menos, un empate, pero no pudo ser. El uruguayo, más que discreto, cedió todo el protagonismo a Neymar y Messi, que pese este último a marcar, no pudieron evitar la deshecha (2-1).

Tres días más tarde, la visita a Villarreal debía servir para ahuyentar dudas, pero la falta de puntería de Suárez pasó factura al equipo, que empezaba a quebrajarse al sumar un insuficiente punto (1-1).

Suárez no afina la puntería de cara al gol

Pero el Camp Nou les volvió a hacer grandes, como de costumbre. Primero fueron los comandados entonces por Valverde, el Athletic de Bilbao, quien pasó para sellar la clasificación de Copa, aunque el tridente no estaba dispuesto a quedarse con las manos vacías. Se relamieron en casa, con el primer gol de Suárez, de 'volea', antes de la primera media hora de juego. Antes ya le habían anulado un gol por un fuera de juego inexistente, por lo que el 3-1 fue el mejor golpe de efecto. El uruguayo conseguía llegar a los 100 goles con la camiseta azulgrana y, también, a la cifra de 300 dianas entre la MSN.

Pocos días después, la UD Las Palmas llegaba al estadio con la esperanza de dañar al Barcelona, pero la experiencia sabía que no podían tropezar más. Una nueva 'manita' (5-0) con 'doblete' del killer goleador permitieron al equipo seguir presionando la clasificación.

El Barcelona se hunde

El mes de enero, siempre complicado, no pudo cerrarse de una buena manera. La visita de los azulgranas al Benito Villamarín alarmó al barcelonismo de que algo no iba bien. El equipo no fue capaz de sobreponerse a las malas decisiones arbitrales, y tan solo el gol de Suárez en el último minuto de partido permitió sumar un punto en su visita a Sevilla (1-1). Estos baches supusieron, a finales de temporada, que la Liga fuese inalcanzable.

El Barcelona quedó humillado en París | Foto: PhotoSilver - VAVEL
El Barcelona quedó humillado en París | Foto: PhotoSilver - VAVEL

Pero el golpe más duro llegó el 14 de febrero, un bonito día de los enamorados para estar en París. Se las pintaban muy felices los de Luis Enrique ante el PSG, pero Emery salió como un héroe del Parque de los Príncipes.

El Barcelona tocó hondo esa noche, dando la imagen de un equipo quebrado y sin fidelidad a su juego. Los parisinos, que firmaron un valioso 4-0, dejaron a los de la Ciudad Condal sin orgullo. Ni las genialidades de Messi, ni la insistencia de Suárez, ni el desequilibrio de Neymar fueron suficientes para siquiera pisar el área.

La épica contrastada con el fracaso

El Barcelona regresó de París con las manos vacías, pero bien llenos de críticas. No había excusas ni por qué, pero al equipo le tocaba remar a contracorriente para salvar los muebles. Y lo consiguieron.

El conjunto azulgrana escribió historia en una noche épica para el barcelonismo. Cuando todo hacía pensar que no sería posible, los de Luis Enrique volvieron a hacerlo realidad (6-1). Luis Suárez comenzó la gesta con el primer gol a los 60 segundos de juego e ilusionó a la afición. El equipo se lo estaba creyendo como una realidad con el 3-0, pero Cavani volvió a meter el miedo en el cuerpo con el gol para los franceses.

Quedaban apenas tres minutos de juego y a los azulgranas aún les faltaban 3 goles, que llegaron. La falta directa y el penal de Neymar y el pie final de Sergi Roberto llevaron a la euforia más desatada al equipo, que pasaba a cuartos de final. Pocos días después, tocaba pisar Riazor en un nuevo duelo liguero, y los gallegos del Deportivo de la Coruña se aprovecharon del momento que vivía el equipo. Aún con la euforia de la 'remontada', nuevo tropiezo en el campeonato regular (2-1) que ponía contra las cuerdas el título.

Una de cal y otra de arena

Si el Barça había experimentado de la deshecha en el Parque de los Príncipes, no lo demostró en Turín, cuando el finalista de la Champions lo atropelló con un planteamiento muy superior al suyo (3-0).

Tras la remontada, la Juventus elimina al Barcelona de la Champions

La ocasión más clara de la ida la tuvo Luis Suárez en el 67', pero in extremis Buffon evitó darles esperanzas. A la vuelta en el Camp Nou no llegó la capacidad de respuesta (0-0) y el equipo cayó eliminado. Pero el Barcelona no quería dar por perdido su sello, así que en plena diada de Sant Jordi pusieron rumbo al Santiago Bernabéu para disputar el último Clásico de la temporada. El equipo resurgió como el Ave Fénix, de las cenizas de la Juventus. Era la mejor arma para romper esquemas y San Messi lo supo aprovechar.

Suárez no consiguió anotar, pero hizo todo lo que debía para facilitar el trabajo a Rakitic y Messi, por partida doble. El equipo salió victorioso (2-3) ante el eterno rival, que terminó embolsillándose una Liga debido a su regularidad.

La hora de los cambios

El último encuentro de la temporada 2016/2017 fue la Final de Copa del Rey, disputada ante el Alabés en el Vicente Calderón. Sin Luis Suárez ni Sergi Roberto, expulsados en la vuelta de semifinales ante el Atlético de Madrid, el Barcelona salvó la temporada alzándose con el título por 3-1. La mejor forma de despedir a Luis Enrique, que se marchaba del banquillo.

Luis Suárez, un '9' de referencia | Foto: Juan Ignacio Lechuga - VAVEL
Luis Suárez, un '9' de referencia | Foto: Juan Ignacio Lechuga - VAVEL

Un verano movido en clave azulgrana, puesto que tuvieron que despedirse de Neymar tras unos meses de rumores incansables. Con la marcha del argentino, Luis Suárez cobraba ahora mayor importancia, si cabe, en la delantera junto a Messi, aunque terminó llegando Dembélé, que no ha podido demostrar su talento.

También llegó Valverde, el nuevo técnico, que plantea un juego más propio y resolutivo, pero a la vez inteligente. Su primera prueba de fuego fue la Supercopa de España, en que la efectividad del Real Madrid pasó factura al Barcelona. El gol de Messi en la ida (1-3) fue insuficiente ante el poco rodaje, y en el Bernabéu (2-0) el Barcelona salió humillado y sin identidad.

Una nueva ilusión

El nuevo curso empezó con todas las dudas puestas en el Barcelona: el mercado de fichajes, la mala temporada anterior y la pérdida de la Supercopa de España eran motivos para dudar de un equipo que no encontraba una identidad fiable.

Pese a ello, el equipo ha certificado más que buenos resultados: en Liga solo ha cedido 3 empates (Atlético, Valencia y Celta), siendo capaz de superar al Real Madrid a domicilio con autoridad (0-3). En Champions se han adueñado del grupo, sin dar margen a la Juventus, que también se llevó 3 goles en el Camp Nou.

Luis Suárez vuelve a marcar en el Bernabéu | Foto: Dani Nieto - VAVEL
Luis Suárez vuelve a marcar en el Bernabéu | Foto: Dani Nieto - VAVEL

Pero a Suárez le queda trabajo para hacer: su racha de sequía goleadora es la más longeva desde que llegase al Club, haciendo preocupar a gran parte de la afición. Los focos sobre su puntería se apagaron en el Bernabéu, cuando abrió la lata y completó un buen partido. Además, el próximo verano deberá viajar a Rusia, ya que consiguió clasificar a Uruguay para el próximo Mundial, siendo el claro referente de la selección sudamericana.

Estadísticas

Durante este 2017, Suárez ha disputado prácticamente todas las competiciones, acumulando muchos minutos a su costa.

Con el Barcelona: Liga, Champions, Copa del Rey y Supercopa de España. Mientras que con la selección de Uruguay ha jugado los partidos clasificatorios para el Mundial de Rusia de 2018.

Partidos Jugados 55
Goles 35
Minutos jugados 4.801
Tarjetas amarillas 11
Tarjetas rojas 1
Títulos Copa del Rey
VAVEL Logo