El día en el que Jordi Cruyff anotó este golazo en San Mamés
Jordi Cruyff/ FOTO: WIKIA

En la jornada segunda de La Liga se va a jugar en el Nuevo San Mamés un interesante choque entre los rojiblancos del Athletic de Bilbao y los azulgranas del Barcelona. Este es uno de los llamados partidos históricos ya que se enfrentan dos de los equipos que nunca han descendido a Segunda División, y son junto con el Real Madrid los únicos tres equipos que han jugado todas las temporadas de su historia en la Primera División. En la actualidad este clásico se presenta un poco descafeinado ya que sobre el papel la superioridad del conjunto catalán sobre el conjunto vasco parece incuestionable. No ha sido así a lo largo de toda la historia en el fútbol español ya que el Athletic de Bilbao siempre le ha plantado cara al equipo culé.

Este es uno de los llamados partidos históricos ya que se enfrentan dos de los equipos que nunca han descendido a Segunda División

Este partido que se va a disputar esta jornada trae a la memoria un encuentro que se jugó en la última jornada de la temporada 1994/1995 y que se saldó con el resultado de 0-2 a favor del Fútbol Club Barcelona. En aquella época las fuerzas entre ambos equipos estaban mucho más igualadas y los leones de San Mamés podían tratar de tú a tú a los jugadores blaugranas. En esa temporada 94/95 entrenaba al conjunto catalán el mítico Johan Cruyff que había sido jugador del primer equipo azulgrana en la década de los 70 y de él se recuerda su fantasía y su juego fácil y elegante, la memoria de Johan nos trae al recuerdo un mítico partido en el que el Barcelona se impuso por 0-5 al Real Madrid en el Estadio Santiago Bernabéu y con un delantera de gala formada por Rexach, Marcial, el propio Cruyff, Asensi y el peruano Sotil.

El Barcelona de la temporada 94/95 | Foto: Mundo Deportivo
El Barcelona de la temporada 94/95 | Foto: Mundo Deportivo

Fue traspasado al Alavés que consiguió llegar a la final de la UEFA, siendo Jordi el autor del cuarto tanto que mandaba el encuentro a la prórroga.

Jordi Cruyff nació en Ámsterdam y su nombre de pila corresponde a un típico nombre catalán lo que demuestra lo enraizado que siempre estuvo su padre Johan Cruyff con la cultura y la sociedad catalana. Su paso por el Barcelona fue fugaz y su único título conseguido fue una Supercopa de España con el Barcelona. De Barcelona pasó a uno de los gloriosos del fútbol inglés como es el Manchester United donde tuvo escasa participación debido a las numerosas lesiones que padeció, pero en su etapa en Inglaterra este fue el equipo donde más títulos consiguió. Tras el Manchester pasó cedido al Celta de Vigo donde tampoco brilló y del club vigués fue traspasado al Alavés que consiguió llegar a la final de la UEFA, siendo Jordi el autor del cuarto tanto que mandaba el encuentro a la prórroga.

El gol de Jordi Cruyff sirvió para que el Barceloan acabara la liga cuarto y pudiese disputar la UEFA

Temporada 1994/1995

En ese Barcelona de la temporada 1994/1995 figuraba como delantero centro el hijo del mítico Johan, Jordi Cruyff que había jugado en las categorías inferiores del club catalán y del Ajax y había pasado a formar parte de la primera plantilla. En la última jornada liguera se enfrentaban en la Catedral el Athletic y el Barsa, en la primea mitad el Barcelona se adelantó con un tanto de Beguiristain y a pase del propio Jordi, esa primera mitad fue dominada por el conjunto blaugrana. A partir del descanso los leones pusieron cerco a la portería del Barsa defendida por el guardameta Busquets, padre del hoy internacional Sergio Busquets. A pesar de ese dominio el conjunto vasco no logró perforar la meta azulgrana y en un contrataque el Barcelona anotó el segundo tanto que fue obra de Jordi Cruyff.

El gran gol de Jordi Cruyff

El tanto conseguido por el delantero Jordi Cruyff ha quedado grabado en la retina de los aficionados al fútbol que recuerden como Jordi inició una gran galopada y con un eslalon rápido regateó haciendo un caño al defensa del Athletic Larrazábal y siguió profundizando en vertical hacia la portería rival, Larrazábal después del caño siguió presionando al jugador blaugrana pero sin conseguir arrebatarle el esférico, Jordi siguió avanzando y esquivó al entrada de Urrutia, otro defensa local, que nada pudo hacer por frenar la marcha del ariete blaugrana, y al borde del área lanzó un disparo seco y cruzado que se coló pegado al palo derecho de la portería defendida por el cancerbero vasco Valencia.

Este triunfo conseguido en la Catedral sirvió para que el conjunto azulgrana quedara en el puesto cuarto de la clasificación liguera lo que les permitió acceder a la Copa de la UEFA en la temporada 95/96, si el Barcelona no hubiera conseguido la victoria se habría visto apartado de las competiciones europeas por el Espanyol que empató en su casa frente a la Real Sociedad, lo que habría supuesto un quebranto tanto económico como deportivo para el conjunto de la Ciudad Condal.

VAVEL Logo