El buen estado de Javi Ros
Javi Ros en una disputa con Melero / Foto: Andrea Royo | VAVEL

Tras la inesperada y fatídica derrota ante el Sevilla Atlético en La Romareda, lo primero de lo que se habló fue de cómo reaccionaría el equipo tras ese duro golpe y que ahí recaía la importancia. Dos nuevos partidos, dos nuevas victorias con portería a cero. No cabe duda alguna de que la reacción del Real Zaragoza ha sido como tenía que ser si los blanquillos pretenden aspirar al ascenso en este tramo final.

Uno de los nombres propios de esta pronta recuperación ha sido el de Javi Ros. El segundo capitán zaragocista ha sido clave en los dos últimos partidos, dando la asistencia del gol a Borja contra la Cultural y anotando el gol de la victoria en el derbi aragonés, y parece haber recuperado su gran nivel de forma que alcanzó en el último partido que disputó entero frente al Lugo antes de cumplir sanción después de ver la quinta amarilla en ese mismo partido.

Tras ver la victoria en Tarragona desde el palco, el tudelano volvió ante el Oviedo, pero duró escasamente diez minutos en el terreno de juego luego de salir desde el banquillo. Ros sufrió una rotura fibrilar en el isquiotibial izquierdo, lo que le mantuvo alrededor de un mes en el dique seco cuando parecía haber encontrado su hueco en el once.

En cambio, después de este mes de recuperación, el centrocampista entrenó con el grupo pronto y tuvo que ser titular en el partido de León, asumiendo un difícil papel: sustituir al sancionado Eguaras. Natxo sorprendió alineando al navarro como pivote en la salida de balón y Ros cumplió dando la asistencia del gol de la victoria a Borja Iglesias, además del despliegue físico en la segunda parte teniendo en cuenta que regresaba de una lesión.

De esta manera, volvió a abrirse el debate en el centro del campo antes del derbi aragonés: tres jugadores -Javi Ros, Zapater y Raúl Guti- para las dos posiciones de interior. Finalmente, el técnico del Real Zaragoza optó por Zapater y Javi Ros, quienes no defraudaron realizando un partido memorable y dejándose la piel en el campo. Defendieron como ninguno, corrieron más que nadie, presionaron a los azulgranas y llegaron al área contraria. Tanto que Javi Ros tuvo la suerte de anotar el gol de la victoria luego de una tremenda galopada acompañando la jugada que inició Borja Iglesias en medio campo.

Y es que Javi Ros es un jugador de los de antes, de los que se dejan todo en el campo, no adquieren ni pretenden tener ningún protagonismo, trabajan en silencio y esperan su oportunidad. Así, la recompensa llega más pronto que tarde, y esta puede ser la renovación de la que ya se ha hablado a lo largo de esta semana, pero todavía no hay respuesta de ninguna de las dos partes. Javi Ros lo da todo por el escudo aun sin saber con certeza su futuro. Javi Ros no cesa en su esfuerzo y trabajo. Javi Ros ha vuelto.

VAVEL Logo