Pontevedra CF: cuatro finales más

El Pontevedra no puede despistarse en liga tras la victoria en la final de la Copa Federación. Solo quedan cuatro jornadas para determinar qué equipos descenderán a tercera división.

Pontevedra CF: cuatro finales más
El éxito de la Copa RFEF no puede verse empañado | Fuente: Pontevedra Viva

La alegría que ha traído consigo la consecución de la Copa Federación es evidente en Pontevedra. El club ha tenido una historia plagada de buenos momentos en los que alcanzó a jugar en primera división y otros, como el que atraviesa en estos años, en los que las cosas no han ido tan bien. Por ello, la Copa Federación ha supuesto un oasis de tranquilidad para los granates en esta dura temporada.

En liga era complicado encadenar varios triunfos consecutivos. Se sucedían victorias importantes en Pasarón con derrotas dolorosas fuera de casa, pero la copa siempre estaba ahí para satisfacer a los aficionados. Solo una derrota en Burgos puso contra las cuerdas a un Pontevedra que supo sufrir cuando era necesario, y dar la estocada definitiva en el momento preciso.  Todo esto les ha servido para ser campeones de la competición y ganarse el derecho a participar en ella el próximo año. De repetir la hazaña, igualarían al Puertollano como el equipo más laureado con tres títulos.

Se acercan las fechas clave

Ahora toca volver a la realidad. En liga son decimoquintos con 38 puntos, uno por encima  del  Coruxo, equipo que jugaría el play-off de descenso a día de hoy. Por detrás vienen, ya en puestos directos de descenso, Racing de Ferrol con 35 puntos, Gimnástica Segoviana con 35 y Toledo con 34 pero un partido por disputar. Por si no fueran suficientes equipos, el Real Valladolid “B” y el Guijuelo, ambos con 40 puntos, también están en una difícil situación. Nos espera un final de liga de escándalo. Con siete equipos en la pomada, son varios los encuentros directos a vida o muerte que se van a dar en estas últimas cuatro jornadas. Cualquier despiste puede ser definitivo.

Clasificación del grupo 1 | Fuente: @futclm
Clasificación del grupo 1 | Fuente:  Mismarcadores

El Pontevedra se encuentra con un arma de doble filo a la hora de prepararse para los últimos cuatro encuentros de liga. Si bien su calendario es el más sencillo teniendo en cuenta la posición en la tabla que ocupan sus rivales, prácticamente todos se están jugando la permanencia. Al llegar a las últimas jornadas nunca se sabe si es mejorar enfrentarse a un equipo con más puntos pero que ya haya cumplido su objetivo, o por el contrario jugar ante un equipo aparentemente más débil, pero con la necesidad de ganar.

Es muy posible que el Pontevedra solo afronte un partido ante un rival sin nada que jugarse: el 13 de mayo ante el Atlético de Madrid “B”. El filial colchonero está a seis puntos de los puestos de ascenso y no puede pelear por entrar en Copa del Rey debido a su condición de filial. Definitivamente al Pontevedra le convendría que los colchoneros estén completamente eliminados de la lucha por el ascenso cuando llegué la última jornada. Pero antes de este, los gallegos se jugarán todo ante rivales que seguro que tendrán la necesidad de puntuar. Todos son rivales directos por la salvación.

35ª jornada. Real Valladolid-Pontevedra

De los últimos cuatro encuentros, el Pontevedra se verá obligado a jugar como visitante en tres. Una dura situación para el peor visitante de todo el grupo. Aun así no todo son malas noticias ya que sus dos últimos encuentros –ante Ontinyent y Navalcarnero- acabaron con victorias.

Este partido ante el filial blanquivioleta puede ser considerado como el de mayor dificultad de todos los que le restan al Pontevedra. Aunque también cuenta con 40 puntos,  a diferencia del Guijuelo este equipo parecía destinado a descender no hace demasiado, pero un mes de marzo espectacular y una racha de once jornadas consecutivas sin conocer la derrota le convierten en el equipo más en forma de la competición.  No pierden en casa desde noviembre y parece complicado que su dinámica vaya a quebrarse ahora. Cualquier punto que el Pontevedra pueda rascar ante este equipo puede ser muy positivo, aunque está claro que el objetivo debe ser la victoria.  

El partido de ida concluyó con empate a uno en Pasarón

Además, tras este encuentro al filial del Real Valladolid le toca visitar al Racing de Ferrol y a la Gimnástica Segoviana, con lo una victoria o empate del Pontevedra sería esencial para añadir más presión a esos partidos. Evitar que el filial se aleje de la batalla por la salvación puede hacer que otros rivales directos del Pontevedra pierdan más puntos.

36ª Jornada. Gimnástica Segoviana-Pontevedra

La Gimnástica es antepenúltima con 35 puntos, a dos de puestos de play-off de descenso y a tres de la salvación directa. Para el encuentro entre gallegos y segovianos es muy difícil de creer que los locales no vayan a tener nada por jugarse. Lo más seguro es que se encuentren en una situación de vida o muerte donde una derrota les pueda mandar a tercera. Por suerte para ellos, al igual que el Pontevedra tres de sus cuatro últimos partidos les enfrentarán a rivales directos, por lo que su futuro depende de sí mismos.

Imagen del partido de ida | Fuente: Pontevedra Viva
Imagen del partido de ida | Fuente: Pontevedra Viva

La Gimnástica ha vivido toda la temporada en puestos de descenso pero un buen mes de febrero pareció indicar que iban a salir de ellos. Sin embargo, ese mes supuso un espejismo y en los últimos seis encuentros solo han sumado dos victorias. Es un equipo muy irregular capaz de asustar a cualquier equipo cuando juegan en Segovia y el Pontevedra deberá tenerlo en cuenta. Ya en Pasarón empataron a cero y en este encuentro el Pontevedra debería lograr una victoria que dejaría muy tocado a un rival directo. La temporada va por momentos y si nada raro sucede, lo normal es que ambos equipos afronten el encuentro en dinámicas opuestas.

 37ª Jornada. Pontevedra-Unión Adarve

En dos partidos que restan hasta que estos dos conjuntos se vean las caras puede pasar de todo. Uno de ellos puede haber ganado todo y estar ya salvado, o por el contrario le puede haber ido muy mal y llegar al encuentro sin opciones de salvarse. Es imposible predecir el futuro, pero lo que se sabe a día de hoy es que ninguno de los dos equipos hizo sus deberes a tiempo y tendrán que apelar a las últimas jornadas para lograr la salvación.

Los 41 puntos no serán suficientes este año para salvarse

El Unión Adarve parte con una considerable ventaja respecto al resto de equipos al sumar 44 puntos, lo que le sitúa a siete del descenso directo. Es otro caso Guijuelo, donde se logró abrir una diferencia a priori insalvable con los equipos de la zona baja, pero un mal final de temporada le obligará a sumar mínimo una victoria para calmar los nervios. Aunque el Adarve no debería tener problemas para lograr esa victoria que le permita continuar otro año en segunda división B, lo cierto es que se ha complicado mucho. Suma dos victoria en los últimos nueve encuentros y encadenaba tres derrotas consecutivas hasta su victoria esta última jornada. De todas formas su calendario debería permitirle afrontar este partido ante el Pontevedra en una posición cómoda, con lo que los gallegos igual tienen la suerte de jugar ante un equipo que ya ha cumplido su objetivo y sin la necesidad de ganar. Si los resultados se dan, se podría ver como el Pontevedra certifica la salvación en Pasarón ante su público.

38ª Jornada. Atlético de Madrid-Pontevedra

Situado en la séptima posición de la tabla, el filial colchonero está a cuatro puntos del Navalcarnero, equipo que cierra los puestos de ascenso. En estos últimos partidos el filial tratará de aprovechar el mal momento que atraviesan los de arriba para acercarse lo máximo posible al sueño del ascenso. El Pontevedra, por el contrario, deseará que los colchoneros pinchen para que no se jueguen nada la última jornada. Con el mal desempeño que tienen los gallegos lejos de Pasarón, y jugando contra un equipo de la zona alta de la tabla, cualquier situación en la que ambos equipos necesiten la victoria en esta última jornada será muy negativa para los visitantes.

Acabar la temporada de la mejor manera

Son solo cuatro jornadas más de fútbol. Cuatro finales en las que el Pontevedra se jugará no bajar de nuevo al infierno de la tercera división. Ya tras el descenso en 2011 necesitaron de cuatro campañas para regresar a la categoría de bronce del fútbol español, ahora no quieren que eso se vuelva a repetir. Las cuentas están echadas, el Pontevedra depende de sí mismo, ahora solo rematar la faena para que esta temporada se recuerde como algo positivo, el año en que se logró la Copa Federación.