Al Mérida le quedan 180 minutos para 'salvar' la temporada
Foto: José María Colomo (Vavel.com)

Si a un aficionado del Mérida le dicen en el pasado mes de julio que su equipo iba a estar ocupando el puesto de playout a falta de dos jornadas para el final de la temporada no se le creería. Más bien no se lo podría ni imaginar, se lo tomaría a risa.

Pero la realidad ahora mismo es esa. Se ha pasado del discurso del mes de julio de "queremos mejorar lo de la temporada pasada" (donde el equipo terminó en quinto lugar, a un punto del playoff) a estar luchando por no descender a Tercera División después de un sinsabor tras otro durante la temporada.

Para mayor inri, los dos partidos que le quedan por disputar al conjunto romano se antojan complicados. El primero de ellos, este domingo en el Romano, en lo que se espera que sea ya no una final, sino un partido de todo o nada que además será ante el Extremadura. Un derbi donde si el Mérida se juega el todo por el todo, los almendralejenses se juegan entrar en el playoff después de una temporada llena de sobresaltos.

Para el partido ante el Extremadura, que además ha hecho oficial la vuelta de Juan Sabas al banquillo, el que fuera jugador del Mérida Club Polideportivo en Primera División, se espera un gran ambiente en las gradas del Romano, con olor a partido de superior categoría, pero la realidad es otra y el Mérida luchará por mantenerse y el Extremadura por la cuarta plaza.

Pero si complicado es el primero de los dos 'match ball' que le quedan al Mérida, el segundo no se queda atrás. El conjunto de Mehdi Nafti se enfrentará en la última jornada de liga a un rival directo que también se está jugando la vida, como es el Córdoba B en su feudo. 

Para evitar hacer muchas cuentas y combinaciones con los resultados y la clasificación, dos victorias sacarían al Mérida de estos puestos de peligro, sin mirar a otros equipos que además se enfrentan entre sí.  Pero ganar estos dos partidos no es nada fácil, más aún viendo los números del Mérida y teniendo en cuenta que debería hacer algo que no ha hecho en toda la temporada: ganar dos partidos consecutivos. 

Además, el juego y las sensaciones que transmite el equipo no son para nada buenas. Es cierto que en defensa los romanos han mejorado mucho y es difícil hacerles gol, pero de medio campo hacia adelante se apaga la luz y cuesta mucho crear y, sobre todo, finalizar y marcar. Y el déficit de gol lo está acusando mucho el Mérida en la presente campaña.

Desde la vuelta de Mehdi Nafti, en la jornada 30, el conjunto romano ha sumado nueve puntos de 21 posibles, situándose ahora en la 16ª posición con 43 puntos, a dos del Jumilla, en el descenso directo, y a uno de Linense y Écija por encima de los romanos. A dos puntos tiene el Mérida a Las Palmas Atlético y Badajoz y a tres al Recreativo de Huelva. 

La 16ª posición que ahora ocupa el Mérida es la más baja de toda la temporada, sin tener en cuenta la 18ª posición que ocupó tras la disputa de la primera jornada de liga. En cuanto a los enfrentamientos directos, el Mérida tiene el golaverage ganado a Betis Deportivo, Jumilla, Écija, Las Palmas Atlético y Badajoz. Y lo tiene empatado con Linense y perdido con el Recre. Además, a los romanos les falta el enfrentamiento con el Córdoba B, donde el primer encuentro se saldó con un 0-0.

Por lo tanto, al Mérida no le queda otra que ganar para 'salvar' una temporada que ha sido un fracaso en todos los sentidos, pero que puede ser aún peor si los resultados no acompañan en estas dos últimas jornadas. Unas jornadas que deberían de ser, para los romanos, de lucha, cuanto mínimo, por la Copa del Rey, tal y como se vendió durante el verano, pero que 36 jornadas después han hecho que el objetivo sea otro bien distinto: la permanencia en Segunda División B.

Si un derbi entre Mérida y Extremadura nunca es un partido más, el de esta jornada menos aún. Hay mucho en juego, por arriba y por abajo. Los que tengan la suerte de acudir al Estadio Romano gozarán de un partido donde el empate no le vale a ninguno, por lo que el miedo a perder estará presente de inicio a fin y donde los pequeños errores pueden decidir una temporada.

VAVEL Logo