Más pólvora para el Amorebieta

El conjunto azul se hace con los servicios de Oli tras su polémica salida de Lezama.

Más pólvora para el Amorebieta
Saludo entre Oli y Asier Goiria. | FOTO: SD Amorebieta

Andoni Fernández 'Oli' ya es nuevo jugador de la Sociedad Deportiva Amorebieta. El jugador se encontraba sin equipo tras terminar su contrato con el Bilbao Athletic y se convierte así en el segundo fichaje de los de Urritxe, tras el de Iñigo Orozko. Al igual que el ex del Sestao River, Oli se desempeña en la zona de ataque, especialmente en el flanco izquierdo, aunque puede caer también a la banda derecha e incluso actuar de delantero centro.

A sus veintidós años y a pesar de llevar dos temporadas en las filas del filial rojiblanco, apenas cuenta con experiencia en la categoría. Y es que en su primer año en Segunda B tan solo disputó cinco encuentros, por los catorce en los que ha participado la pasada campaña, de los cuales tan solo ha formado parte del once inicial en dos ocasiones. Curiosamente, acumuló más minutos en su primer año en el filial rojiblanco. 

Polémica despedida

La salida de Lezama del atacante vizcaíno no pasó desapercibida para la comunidad rojiblanca. Y es que poco después de que el propio Athletic hiciese oficial a través de un comunicado las bajas del filial de cara a la próxima temporada, entre las que se encontraba su nombre, Oli quiso dedicar unas duras palabras al que fue su club desde los diez años. "Pongo fin a mi trayectoria en el Athletic, donde he pasado momentos buenos pero sobre todo dos años muy malos en los que solo aquellos jugadores que se han encontrado en mi situación comprenderán", comenzaba. 

En el grueso del mensaje, el jugador reprochó al club la falta de oportunidades "tras dos años de duro trabajo", y alegó que incluso le negaron salir cedido en busca de minutos, a pesar de que apenas contaba para el entrenador. "Lo he dado todo por este club aunque no haya recibido lo mismo a cambio", llegó a escribir el futbolista. 

El mensaje creó cierta controversia entre los aficionados rojiblancos y fueron muchos los que se posicionaron del lado de Oli. Ahora, por fin tendrá la oportunidad que demandaba para volver a disfrutar del fútbol.