Vendaval rojiblanco en el Rabanal

El Sporting "B" pasó como un ciclón por feudo ovetense donde no dio opción al Covadonga. Los de José Alberto ya ganaban 0-3 al descanso. Gragera y Rubén Sánchez anotaron los golazos de la tarde.

Vendaval rojiblanco en el Rabanal
Los jugadores de ambos conjuntos saludándose antes del encuentro. Foto: Diego Blanco, VAVEL
Club Deportivo Covadonga
0 4
Real Sporting "B"
Club Deportivo Covadonga: Aitor; Sandoval, Raúl, Expósito, Ángel, Manu Blanco; Mario, José Luis; Edu Font, Coutado, Diego García. También jugaron: Kum, Pablo Suárez, Jandro, Sergio López, Javi Martín, Paramio.
Real Sporting "B": Javi Benítez; Bogdan, Juanma, Pelayo Suárez, Pablo; José Gragera, Isma Aizpiri; César, Sandoval, Rubén Suárez; Santamaría. También jugaron; Guille Rosas, Miguel Prado, Garci, Abraham y Toquero.
MARCADOR: 0-1, min. 22, Juanma; 0-2, min. 23, Gragera; 0-3, min. 29, Santamaría; 0-4, min. 82, Rubén Sánchez.
ÁRBITRO: González González (Nalón)
INCIDENCIAS: Juan Antonio Álvarez Rabanal (Oviedo). 300 espectadores.

Reinó bajo la tormenta el Sporting "B". Los de José Alberto se colocan líderes de grupo, y de que manera. El partido prometía, el cartel era de lo mejorcito de esta Copa Federación, con el liderato y porque no, media clasificación en juego, pero el filial borró de un plumazo toda la emoción en la primera mitad.

Once de garantías sobre el papel el que propuso sobre el verde Fermín Álvarez, con defensa de tres centrales, Sandoval y Manu Blanco en las alas, con José Luis y Mario en el eje y los tres cuartos y el ataque para los "jugones". Por su parte el filial, con sus principales jugadores con el primer equipo, y también con alguna ausencia, apareció con varios juveniles tanto en el once como en la convocatoria. 

Diluvio universal en la capital del Principado, y terreno de juego que, a excepción de algún charco, se mantuvo en buenas condiciones para la práctica del fútbol. El partido arrancó algo insulso, con un Sporting que controlaba el juego pero no conseguía llegar con excesivo peligro, hasta el minuto veinte. Fue en ese minuto cuando un córner desde la derecha fue prolongado por un activísimo Gorka Santamaría al segundo palo, donde Juanma con la zurda la metió para dentro. Abrió la lata el conjunto rojiblanco, y sólo un minuto más tarde abriría brecha con un auténtico golazo. Balón muerto al borde del área y José Gragera que de primeras reventó la escuadra derecha de un Aitor que sólo pudo verla pasar a donde duermen las arañas. 

Jarro de agua fría, y nunca mejor dicho con la que estaba cayendo para un Cova que en dos minutos vio cómo su partido se iba al traste. El vendaval no terminaría ahí, ya que seis minutos más tarde llegaría el tercero. Centro de César desde la derecha y Santamaría que ajustició de cabeza en el primer palo. Fue el canterano del Athletic el mejor de los suyos en el partido, siendo un incordio para la poblada defensa ovetense, con continuos desmarques, remates, disparos y choques, y bajando a recibir para oxigenar el juego de su equipo. 0-3, y con ese resultado se llegó al descanso en un partido ya decidido. 

La segunda mitad no tuvo historia. Arrancó con un intento de Raúl para los locales que se fue arriba. Parecía que los de Fermín se estiraban en este inicio de periodo, adelantando líneas con la entrada de Jandro o Pablo Suárez, pero sería un espejismo. Al cinco de la segunda a punto estuvo de llegar el cuarto tanto gijonés. Acción combinativa maravillosa desde campo propio que terminó con Santamaría lanzándose al suelo para conectar con la derecha, pero el balón fue centrado y a las manos de Aitor. Se acercó el Cova buscando el gol del honor, pero el disparo de José Luis desde fuera del área se fue arriba. Abraham nada más entrar la tuvo en un mano a mano ante Aitor que solventó el meta local. En la última llegaría el golazo. Si el de José Gragera era difícil de superar, a cinco del final llegó Rubén Suárez para, de falta directa y desde 25 metros, poner en la escuadra el cuarto tanto sportinguista. 

Al final, victoria sin paliativos del conjunto de José Alberto, que le pone con seis puntos, +8 en el goal average general y pie y medio en semifinales. El Cova, por su parte, deberá vencer al Praviano e ir a ganar a la Escuela de Fútbol de Mareo, lo que, tras lo visto hoy en el Rabanal parece una quimera cuanto menos pero, esto es fútbol.