Osasuna rendirá un homenaje a Javier Flaño
Javier Flaño celebra el gol que supuso la salvación de Osasuna en Sabadell. Foto tomada de Diario de Noticias

Osasuna rendirá un homenaje a Javier Flaño

El actual jugador del Logroñés recibirá una réplica del Sadar de manos de Luis Sabalza en los prolegómenos del partido frente al Sporting de Gijón.

enrique-sobrino-ramos
ENRIQUE SOBRINO RAMOS

Posiblemente sea el gol de Javier Flaño uno de los más recordados por los aficionados rojillos y estará en la retina de muchos de ellos por su significado. Osasuna se jugaba su permanencia en 2ª División tras un año deportivamente horrible en la Nova Creu Alta de Sabadell. La agonía para el aficionado que acudió al estadio arlequinado, o siguió el encuentro, no pudo ser mayor. Al descanso los locales lograban una buena renta, un 2-0 que ponía al conjunto de Enrique Martín contra las cuerdas. Avanzaban los minutos y los goles no llegaban, pero entonces se obró un milagro, un gol primero de David García y sobre todo el de Flaño en el último minutos hicieron que la parroquia rojilla botara de alegría como si el gol de un ascenso se tratara.

Resulta paradójico celebrar así una salvación, pero había mucho en juego en ese partido. Una permanencia, que al margen de salvar la categoría, ponía cierre a un año terrible para Osasuna, que  tuvo que hacer frente a numerosos pleitos. Fue un año deportivamente duro, y una situación financiera que, de haber descendido, podría haber puesto en graves apuros al club. Todo un matchball el que se salvó.

Por ello, y por haber dedicado gran parte de su carrera profesional al servicio de Osasuna, Javier Flaño recibirá, en los prolegómenos del encuentro ante el Sporting de Gijón (sábado 23, 16:00h) una réplica de El Sadar de la mano del presidente de la entidad rojilla, Luis Sabalza.

Un repaso a la trayectoria del jugador.

Javier Flaño es un jugador de la casa, “made in” Tajonar. Sus primeros se dieron en la escuela de fútbol rojilla, subiendo categorías hasta llegar en 2001 a Osasuna Promesas. Con el filial rojillo jugó 4 temporadas hasta que en 2005, logró, de la mano de Javier Aguirre, debutar en el primer equipo. Se trató de un año donde se estaba gestando en Tajonar una importante hornada de jugadores como Nacho Monreal, Oier, Raúl García o Javi Martínez (que posteriormente ficharía por el Athletic) entre otros muchos.

Logrado dar el salto al primer equipo se asentó como uno de los jugadores más recurridos por el técnico mexicano en sus alineaciones, disputando hasta 31 encuentros como titular, en una temporada mágica para los rojillos que verían cómo su equipo llegaba por primera vez a la máxima competición europea, la Champions League.

En las temporadas siguientes, hubo cambio de entrenador y entrenaría al primer equipo otro hombre “de la casa” José Ángel “Cuco” Ziganda, con quién disputó las siguientes tres temporadas. La primera de ellas tuvo también un rendimiento destacable, jugando 27 encuentros de inicio. Sin embargo, con el paso de las temporadas fue perdiendo protagonismo hasta que en 2009 probó suerte saliendo de Pamplona con 91 partidos disputados con la elástica rojilla.

El equipo que apostaría por el lateral derecho de Noain sería el Club Deportivo Numancia donde estuvo durante las dos siguientes campañas. Fueron dos temporadas donde pese a haber tenido entrenadores distintos (Gonzalo Anconada y Juan Carlos Unzué), fue un jugador frecuente en los planes de ambos técnicos. Tras Soria recalaría en el Elche primero con el que lograría ascender a 1ª División, y posteriormente en el Mirandés antes de emprender su vuelta a Pamplona.

Javier Flaño, historia viva de Osasuna

Llegaba a Osasuna un jugador curtido en sus experiencias, tanto en 1ª como 2ª División, importante sobre todo por el duro año que le sobrevendría. Fue año agónico, deportivamente malo, tanto que se estuvo a punto de consumar el descenso a 2ª B un equipo, que estaba recién descendido de la máxima categoría de nuestro fútbol. Todos recordaremos ese cabezazo de Sabadell al borde del descuento, que supuso el 2-2 y sobre todo, la salvación y el final a una temporada infernal.

Se combinó en este periodo las tristezas con las alegrías, y es que después de la tormenta llegó la calma, o mejor dicho el júbilo. De la mano de Enrique Martín, un Osasuna que apostó como antaño por Tajonar, logró el ascenso a primera división tras una clasificación ajustada en playoff y unas eliminatorias resueltas de forma impecable. Sus dos últimas temporadas fueron en cuanto a registros anecdóticas, ya que apenas pudo disputar partidos en Liga Santander debido a la grave lesión de rodilla que padeció y en segunda, ya recuperado apenas tuvo minutos con Diego Martínez como entrenador. Esta falta de oportunidades hizo que dejara Osasuna por el Unión Deportiva Logroñés.    

175 partidos disputados con la camiseta rojilla contemplan a Javi Flaño como uno de los jugadores más emblemáticos del club navarro, además de su dedicación, compromiso y por supuesto, ese famoso gol.

VAVEL Logo