Las claves de Segunda: Cádiz, ¿Qué táctica es la mejor?
Montaje VAVEL.com

 ¿Qué dibujo táctico es el mejor? El habitual 4-2-3-1, con un mediapunta y el delantero en la punta de ataque, o el 4-4-2, quitar del terreno de juego al mediapunta y colocar en punta de ataque a dos delanteros puros, como se ha visto en los dos últimos partidos de Liga. Lo que si está claro es, si usamos un dibujo u otro diferente, que los jugadores de bandas, extremos y laterales, no deben de faltar en un partido de los amarillos.

Pero usar la táctica que se use la forma de jugar siempre será igual, estando Álvaro Cervera en el banquillo cadista: Defender con todos todos en campo propio, robar el balón y pasarlo a las bandas para que con velocidad pasen al área rival y centrar el balón buscando un rematador.

No se toca lo que funciona (Jesús Rubio)

El conjunto amarillo no debe dejar de utilizar de repente la táctica del 4-2-3-1 por dos partidos buenos en los que le haya venido bien el 4-4-2. Quizá el mejor Cádiz que hemos visto desde que se subió a la división de plata fue con un media punta como Ruben Cruz ayudando en la presión y descargando los balones en largo para así, hacer que un delantero como Alfredo Ortuño mostrara sus mejores cifras goleadoras de su carrera profesional.

Lo mejor que le puede pasar a Álvaro Cervera es poder contar con un plan B como no había podido tener en las campañas anteriores,en las que a veces la sensación era que el equipo no podía responder a un revés en según qué tipo de partidos. Está claro que en alguna ocasión o momento de un partido cambiar el esquema puede venirle bien al equipo, pero contando con jugadores del nivel de Perea, Aketxe o Álex Fernández para la posición de 10 sería una locura no sacarle partido.

En lo que casi todo el mundo estará de acuerdo es que en general, con ambas variantes tácticas, lo que sí que ha dado mayor resultado es jugar con dos bandas veloces y verticales. Dos puñales en cada extremo para dotar de nervio y llegadas continuas en ataque, para ello hemos tenido que esperar a que Jairo y Salvi llegaran a su estado más óptimo de forma. Pero también hemos visto momentos de buen fútbol con jugadores de toque para intentar jugar por dentro, como en el Carlos Belmonte ante el Albacete, donde el equipo consiguió un empate a última hora que se antojó corto por el juego desplegado, o ante el Zaragoza en Copa, donde el conjunto de la Tacita de Plata se llevó la victoria con una gran segunda parte.

Habría que tener en cuenta otros factores que están haciendo progresar al equipo más allá de tácticas o estrategias, algo tan sencillo como el estado de forma físico y anímico de los jugadores. Ya sea por las numerosas lesiones o falta de adaptación de los fichajes a principio de temporada han hecho que los jugadores entrenados por Álvaro Cervera hayan tenido una curva de menos a más bastante visible, por lo que sería conveniente tenerlo en cuenta a la hora de elegir la formación más adecuada en cada partido.

En definitiva, tras esta buena racha es de recibo indicar que el equipo ha cambiado gracias a diversos factores y entre ellos está poder utilizar el 4-4-2, pero sería una equivocación intentar jugar a otra cosa cuando sin duda, desde que el Cádiz está en Segunda División, lo que siempre ha dado mejores resultados ha sido el 4-2-3-1.

Once inicial en el partido ante el Mallorca (1-0). Con Álex y Barco | LaLiga
Once inicial en el partido ante el Mallorca (1-0). Con Álex y Barco | LaLiga

Un cambio de aires para dejar atrás la zona roja (Pedro Aido)

El 4-4-2, quitar la figura del media punta del terreno de juego, dejar los extremos en cada banda y poner en ataque a dos delanteros puros. Un dibujo táctico que muy pocas veces se ha visto en el Cádiz de Álvaro Cervera, pero en los últimos partidos se han visto unos resultados muy favorable para los amarillos.

Los amantes de la táctica en el fútbol y los observadores aseguran que Álvaro Cervera, desde que llegó al club amarillo allá por mayo de 2016, ha estado buscando sin cesar a dos delanteros que hiciesen buena pareja: un jugador que hiciese buenos centros y además con buena puntería, y otro jugador, al ser posible, grande de estatura y ser capaz de bajar un balón aéreo y que el remate con la cabeza fuese una especialidad.

Se ha intentado varias veces con las parejas Rubén Cruz-Dani Güiza, Güiza-Ortuño, Cruz-Ortuño, Álvaro García-Güiza, Carrillo-Romera y en la última prueba a Aketche con Lekic. Pero en ninguna de las combinaciones posibles no conseguía gustar al entrenador cadista. Hasta que llegó la jornada 12 de la presente temporada: los amarillos recibiendo al Elche CF.

El equipo gaditano empieza el partido, tal y como tiene acostumbrada a la afición, con un 4-2-3-1. Pero el partido llega al tiempo de descanso perdiendo 0 a 1 y el equipo incapaz de ponerle control al centro de campo. Y comenzado la segunda parte, los amarillos cambiaron por completo el dibujo táctico: usando el 4-4-2, con dos simples cambios. Dando entrada a Lekic para ser compañero de ataque con Manu Vallejo, y dando entrada a Salvi. Y todo el mundo conoce el resultado final de ese partido, 5 a 1. Lo importante de ese partido es que los dos delanteros hicieron goles y que los extremos se encargaron de asistir, dos asistencias de Salvi y una de Jairo.

Y la jornada siguiente, contra el Reus y de nuevo en Carranza, fue el definitivo y el que acabó por demostrar que este dibujo es el mejor. Sacando el mismo once que acabó ante el Elche. Goles de cada uno de los delanteros y asistidos por los extremos. Acabando el encuentro 2 a 0. Lo mejor de todo fue un control del centro de campo absoluto donde los catalanes fueron incapaces de mantener la pelota en los pies sin que lo robasen Garrido o José Mari. A parte de esos alicientes, hay que añadir que el Cádiz está en buena racha por la buena forma física de sus jugadores claves.

A parte de los jugadores de delantero centro, hay que destacar la figura del extremo. En la banda izquierda; Jairo, está atravesando un momento dulce con el Cádiz: dos asistencias de gol y un gol anotado en seis partidos jugados, algo más de 400 minutos. Y en la otra banda, la derecha de Salvi Sánchez, lleva también dos asistencias de gol y un gol anotado, pero en 12 partidos jugados, más de 600 minutos. Y en los laterales todo están cogiendo forma y acumulando cada vez más minutos. Es el caso de Rober Correa, lateral derecho, y Brian Oliván, lateral izquierdo.

Once inicial que recibe al Reus (2-0). Dos delanteros puro | Cádiz CF
Once inicial que recibe al Reus (2-0). Dos delanteros puros | Cádiz CF
VAVEL Logo