Raúl Albentosa condenó al Real Oviedo en Tarragona
Albentosa celebra su gol al Real Oviedo | Imagen: LaLiga 1|2|3

Raúl Albentosa condenó al Real Oviedo en Tarragona

El conjunto asturiano, en la ida frente al Nàstic de Tarragona, cayó en el último minuto con un gol del zaguero tras una falta mal defendida por los de Anquela.

marcos-granda
Marcos Granda

Hay una ley no escrita en el fútbol que dice que cuando se produce un cambio de entrenador, el primer partido se salda con victoria. Aunque cada caso es particular, eso es lo que sufrió el Real Oviedo contra el Nàstic en la primera vuelta.

Enrique Martín llegaba a Tarragona para coger a un equipo que se encontraba en la parte más baja de la tabla, no solo en descenso, sino como el último equipo de toda LaLiga 1|2|3 y le daba un lavado de cara al conjunto granota. El primer rival, un Real Oviedo que venía de ganar al Osasuna en el descuento con un golazo de Saúl Berjón por toda la escuadra, pero que todavía ofrecía ciertas dudas como las generadas tras la derrota por 1-0 contra el Rayo Majadahonda, o el 2-0 ante el Alcorcón. Con todo esto encima de los jugadores carbayones, el choque no iba a empezar de la mejor manera posible, ya que en el minuto 21 Luis Suárez adelantaría al Nàstic con un potente disparo raso que se coló entre las piernas de Bolaño y Alfonso Herrero.

Tras el paso por vestuarios, las sensaciones no mejoraron en absoluto para el conjunto carbayón, ya que a los dos minutos, el mismo goleador tuvo la oportunidad de poner el segundo en el marcador del Nou Estadi, con un disparo cruzado que esta vez sí pudo desviar muy ligeramente Alfonso Herrero, y aunque siguió teniendo trayectoria a portería, el esférico golpeó en el poste y se paseó por la línea de gol hasta que el guardameta toledano pudo blocarlo. Los de Anquela recuperaron entonces la moral gracias a un magistral saque de falta ejecutado por Saúl Berjón y rematado por Forlín, y aunque impacta en el larguero, Ibra se mostró atento para recoger ese rechace y perforar la portería granota. 

En los minutos finales llegaría la polémica, comenzando por un penalti no indicado sobre Joselu. El delantero andaluz intentaba rematar un balón suelto en el área cuando Albentosa le propinó una patada en la espalda que el árbitro no sancionó. Posteriormente, Ramón Folch sería expulsado del encuentro al recibir una cuestionable segunda amarilla, ya que no fue él quien cometió la falta que se indicó, y realizó una protesta pausada por la que posteriormente fue amonestado. Finalmente, el Real Oviedo cometió una falta en la banda izquierda, a la altura del medio campo, otorgando al Nàstic de Tarragona la última ocasión de peligro, ya que era el último minuto del partido. En el saque, colgado al área, el conjunto de Anquela se mostró igual de endeble en la defensa del balón parado que el resto de encuentros del inicio de temporada, con una indecisión a la hora de despejar que otorgó a Albentosa un mano a mano con el que batió a Alfonso y dejó al Real Oviedo con una nueva derrota. 

Si de algo puede estar tranquilo Juan Antonio Anquela, es que Raúl Albentosa, héroe del Nàstic y villano del Oviedo, ya no forma parte de la plantilla granota, ya que su cesión con el equipo de Tarragona se dio por terminada y finalmente rescindió su contrato con el Deportivo de la Coruña, encontrándose actualmente sin equipo. 

VAVEL Logo