Poco fútbol y algún destello
 Brahim Díaz en el partido ante el Getafe / Fuente: LaLiga

Poco fútbol y algún destello

Empate sin goles en el partido entre Real Madrid y Getafe en el penúltimo derbi madrileño de la temporada.

andres-blazquez-martinez
Andrés Blázquez Martínez

Los primeros minutos del partido comenzaron como la noche, fría. Un Real Madrid que comenzó sacando perdió el balón a los nueve segundos de juego debido a la intensidad con la que salió el Getafe, nada a comparar a como salieron los de Zidane, un tanto adormilados. Tuvieron tiempo de despertar con un gran balón de Isco hacia Karim Benzema poco después del 'empanamiento' de los primeros segundos. El balón acabó fuera pero Karim Benzema ya empezó a avisar y a dar uno de los poco destellos de la noche.

El Real Madrid con su esquema 4-3-3 fue buscando las bandas constantemente gracias a la labor de Fede Valverde que junto al malagueño Isco Alarcón se encargaron en la primera parte de llegarle balones a Gareth Bale y a Brahim Díaz, mientras tanto el Getafe contrarrestó con su forma de juego. Llevo el partido a donde quería y los de Bordalás intentaban dar zarpazos a los blancos, con su estilo de juego, a veces un tanto duro y otras por encima del reglamento, desconectó a un Real Madrid que sin Modric y Kroos desde el inició le faltó juego. Y así terminó el primer tiempo sin brillo, pero con el Madrid acechando la portería de Soria.

Benzema a falta de gol y Brahim deleitando

La segunda parte comenzó más activa, más eléctrica, los de Zidane buscaron hacer daño y lo intentaron por todas las facciones del campo. Esta vez Karim Benzema no pudo hacer nada y no vio puerta, pero cada vez que el balón pasaba por las piernas del francés, la jugada tuvo otro estilo. Para alegría del madridista, se pudo ver a un gran Brahim Díaz que no dejó de ser un quebradero de cabeza para los jugadores azulones, en todo momento se vio al español con superioridad ante el contrincante y pocas veces salió perdiendo su duelo con la defensa.

Con un Real Madrid dominador del encuentro en la segunda parte, Zidane decidió hacer dos cambios que apenas aportaron, quitando así a Brahim uno de los jugadores que más participó. Con la entrada de Lucas y Marco Asensio por Brahim y Bale el equipo perdió profundidad y apenas volvió a generar peligro en el arco de Soria, pues en ese momento el Getafe volvió poco a poco a llevar el partido donde quiso y a punto estuvo de dar un susto a los blancos de no ser por Keylor Navas que hizo una doble parada para mantener a cero el arco.

Karim Benzema. Fuente: LaLiga
Karim Benzema. Fuente: LaLiga

Un destello de luz

La magia esta vez la puso Brahim Díaz, que fue prácticamente imparable, le aportó al Madrid ese toque de atrevimiento que necesitaban los blancos y que perdió con la lesión de Vinicius Jr. Brahim Díaz hizo varias jugadas que pusieron el ¡ohh! en el estadio Alfonso Pérez, al madridista no le importó ni el cuando ni donde, lo hizo en ataque y lo hizo en defensa. A Brahim se le ve con ganas de hacerse sitio en el Real Madrid y con actuaciones como esta está entrando poco a poco en el planteamiento de Zidane, pues con el francés ya ha jugado más del triple que con Solari.

Empate que sabe a nada

Otro empate más y esta vez sin goles, el Real Madrid no pudo batir la meta de los locales y se queda a cero después de nueves partidos, la última vez frente al Fútbol Club Barcelona en la derrota liguera por 0-1. Por otro lado los de Zidane no empataban a cero desde el 26 de septiembre de 2018 en otro derbi madrileño frente al Atlético de Madrid.

VAVEL Logo