Llorente inicia la ‘Operación Salida’
Llorente durante un partido ante el Espanyol / Foto: Noelia Deniz (Vavel)

Llorente inicia la ‘Operación Salida’

Marcos Llorente pone rumbo al Wanda Metropolitano tras verse obligado a buscar una salida. La llegada de Zidane hace que, a pesar de su gran temporada pasada, haya salido en busca de minutos.

alemartinez
Alejandro MartínezFernández

Ya es oficial. La 'Operación Salida' del Real Madrid ya está en marcha y el primero en salir ha sido Marcos Llorente. No ha tenido que hacer un camino muy largo, pues seguirá en la misma ciudad. El Atlético de Madrid ha sido el club escogido por el ex jugador madridista para continuar una carrera prometedora.

Familia de toda una saga de míticos madridistas, Llorente sale del Madrid después de que hace once años, en 2008, llegara a la cantera blanca a la edad de infantil proveniente del Club Deportivo Rozas. A partir de ese momento, comenzó a ascender categoría tras categoría siendo uno de los mediocentros que más llamaban la atención de la cantera. En la temporada 2014/2015 debutó en el Castilla a las órdenes, precisamente, de Zinedine Zidane.

Llegó incluso a participar en la pretemporada del equipo blanco con Carlo Ancelotti que, el 17 de octubre de 2015, lo haría debutar con el primer equipo del Real Madrid en un encuentro liguero frente al Levante entrando desde el banquillo. Poco después, sería titular por primera vez con el primer equipo en el famoso encuentro de la alineación indebida de Copa del Rey ante el Cádiz.

Un año después, y viendo el gran potencial que tenía así como las escasas posibilidades de hacerse un sitio como titular, salió cedido al Alavés. Fue en esa temporada, la 2016/2017, cuando explotó definitivamente. Se convirtió en una pieza fundamental de un equipo vitoriano que consiguió la permanencia con solvencia y llegó a la final de la Copa que perdería posteriormente ante el Barcelona.

Esa temporada se destapó como uno de los futbolistas españoles con más futuro. Un mediocentro recuperador y con buena salida de balón. Por ello se ganó un puesto en la plantilla madridista del año siguiente.

Sin embargo, con Zidane en el banquillo, no tuvo oportunidades para demostrar su valor. Veinte partido, once como titular, aunque seis de ellos en la Copa del Rey. Los demás, encuentros en los que el conjunto blanco no se jugaba demasiado y ante rivales de menor entidad. Todo parecía que la temporada siguiente seguiría igual y tendría que buscar una salida hasta que Solari y, sobre todo, la lesión de Casemiro llegaron en el momento más oportuno.

El técnico argentino, tras no confiar en él en primera instancia y no obtener buenos resultados, decidió apostar por un especialista para cubrir la baja del brasileño. Y acertó de pleno. Marcos Llorente se convirtió en clave para sostener un medio del campo que hacía aguas por todos sitios. Llegaba al cruce siempre, recuperaba balones y ofrecía una salida limpia. El punto culmen llegó en el Mundialito de Clubes. Ese torneo le consagró como un mediocentro puro top e incluso marcó uno de los goles de la final y resultó elegido mejor jugador de dicho partido.

Sin embargo, la vuelta de Zidane ha supuesto un revés para Llorente que parece no contar para el técnico francés. Se ha visto obligado a buscar una salida y el Atlético de Madrid le ofrece las condiciones necesarias para seguir desarrollando su carrera. Un traspaso que deja 40 millones de euros en las arcas blancas que, a pesar de perder un gran jugador, tenía la necesidad de comenzar a descargar peso en una plantilla con demasiado arsenal.

VAVEL Logo