Cristian ya tiene su muralla
Vigaray durante un partido disputado en La Romareda. // Foto: Andrea Royo (VAVEL)

Cristian ya tiene su muralla

El trabajo defensivo del Real Zaragoza comienza a dar sus frutos, algo clave de cara a la temporada.

rober_masm
Roberto Mas

No hay duda de los ilusionante que esta resultando este inicio de temporada para el Real Zaragoza y sus aficionados. Estos primeros éxitos, sumando 10 puntos de 12 posibles, se deben, en gran medida, a la fortaleza defensiva con la que Víctor Fernández ha dotado al equipo.

La campaña pasada se desarrolló con una gran inestabilidad en defensa. El conjunto blanquillo comenzó bien la temporada, pero sembró muchas dudas en aspecto defensivo, algo que, unido a la poca puntería de cara a puerta, hizo que el equipo estuviese en apuros durante toda la temporada. 

En el mercado estival se produjeron las salidas de Verdasca, Dorado, Benito y Álex Muñoz. Sin embargo, el club se reforzó con la continuidad de Guitián y Lasure, la consolidación en el primer equipo de Nieto, la recuperación de Clemente y Grippo, y los fichajes de Atienza y Vigaray.

Solidez defensiva como denominador común

La presente campaña comenzó con victoria por 2 tantos a 0 frente al CD Tenerife, en este encuentro, el equipo supo sufrir durante la primera mitad, algo que se corrigió mediante la búsqueda de balón en la segunda parte. Esta línea continuó en el empate (1-1) en El Toralín frente a la Ponferradina, y en las victorias frente a Elche (1-0) y Alcorcón (0-3), en La Romareda y Santo Domingo, respectivamente.  

El Real Zaragoza ha encajado, en estas cuatro primeras jornadas un único tanto, uno menos de los recibidos la temporada anterior a estas alturas (2). Recordemos que la temporada pasada acabó con el Real Zaragoza como quinto equipo más goleado, habiendo encajado 51 goles.

El esfuerzo del equipo, clave

A lo largo de la campaña anterior, fueron numerosos los momentos en los que la tarea defensiva parecía tarea de los zageros y de algún centrocampista, cabe destacar entre ellos a Ros y Guti, dos futbolistas incansables en tareas defensivas. Continuos eran los despistes, tanto para efectuar la correcta presión como para defender el balón parado.

Sin embargo, este año estamos apreciando un equipo muy trabajado en estos ámbitos y, debemos mencionar, el esfuerzo defensivo de futbolistas de ataque, como Luis Suárez, quien realiza una tarea incansable en busca de defender la portería de su equipo.

En definitiva, el Real Zaragoza ha sabido reforzarse en línea defensiva, sumando centímetros y contundencia, algo que, esperemos, haga que se solucionen los problemas que lastraron al equipo el año anterior.

VAVEL Logo