Fernando Torres: el niño atlético que todos llevamos dentro
Fotomontaje: Ana Alonso Blanco (VAVEL)

Torres comenzó a jugar al fútbol en equipos de su ciudad y en la temporada del año 1994/1995 entró en la cantera del Atlético de Madrid. Su primera aparición televisiva fue en el Campeonato Nacional Alevín de fútbol 7 del año 1996 como un referente de la cantera rojiblanca. La temporada 1995/96, los colchoneros consiguieron el ansiado doblete, lo que logró que calara en él un sentimiento rojiblanco que ya le venía de familia. "Mi abuelo era del Atlético a muerte y es por eso que yo me hago atlético", confiesa Torres recordando la gran afición de su abuelo.

Pocos años más tarde, en mayo de 2001, debutó en el Vicente Calderón en un partido contra el Leganés. Salió en un partido de Liga de Segunda División, pero con la mayor ilusión del mundo, ya que estaba jugando con el equipo de su corazón. Todos los hinchas rojiblancos se rindieron ante el espectacular juego del canterano.

El momento de debutar en la Liga de Primera División llegó el día 1 de septiembre de 2002 en un encuentro en el Camp Nou, contra el FC Barcelona, El encuentro finalizó con un 2-2 en el casillero. Un año después, en el 2003 debutó con la selección española, donde ha jugado hasta 2014. Ha logrado ser campeón de las Eurocopas 2008 y 2012, y del Mundial de 2010.

Fuente: Atlético de Madrid
Fuente: Atlético de Madrid

Ha pasado por cinco equipos, el Liverpool, el Chelsea, el Milan y el Sagan Tosu japonés, pero el Atlético de Madrid siempre ha sido una constante en su trayectoria profesional. Le ha dedicado sus triunfos al equipo en el que empezó su carrera, y al que siempre demuestra un eterno agradecimiento.

Uno de sus grandes referentes e ídolos ha sido Luis Aragonés, con quien tuvo el placer de trabajar codo con codo. Ambos siempre tuvieron una estrecha relación que ponía de manifiesto la gran conexión tan especial que tenían.

"Tenemos mucho más, podemos más. Físicamente está bien". Estas fueron las palabras que el propio Luis Aragonés, quien siempre será recordado con admiración por todos los amantes del buen fútbol, a Fernando Torres en la final de la Eurocopa ante Alemania, partido que España ganó con un gol de Torres, de “el Niño”.

Pocos años después del fallecimiento de Luis Aragonés, el propio Torres se emocionaba diciendo: “Fue como un padre. Con el tiempo me he dado cuenta de que me quiso enseñar lo más rápido posible porque no sabía el tiempo que íbamos a estar juntos. Para el grupo fue quien nos hizo creer que podíamos ganar de verdad. Antes del Mundial de Alemania nos empezó a hablar de la Eurocopa, de que íbamos a salir campeones. Salió bien, así que podemos decir que fue un visionario”.

Otros de los grandes momentos que el colchonero recuerda con emoción son las palabras que le dijo en los momentos previos a la final de la Eurocopa: “Nos cruzamos en un pasillo. Me hizo una cruz en la frente y me dio un beso. Me cogió y me dijo que era nuestro momento. Me dijo que íbamos a salir campeones y que iba a marcar dos goles. Noté en ese momento que no me estaba hablando de entrenador a jugador, sino que había algo más. Era ese momento o nunca”, confiesa Torres conteniendo la emoción del recuerdo.

Para que la vuelta a casa de Torres fuese posible tendría que volver como cesión por año y medio. Siete años después de dejar el equipo que le vio nacer profesionalmente, Fernando Torres volvía a un Atlético de Madrid muy distinto. Durante esos años y desde la llegada de Diego Pablo Simeone, el club ha logrado mucho. El gran sueño de “el Niño” era seguir ganando títulos pero esta vez con su club. La mejor manera para redebutar fue en un enfrentamiento en su casa, el Vicente Calderón, contra el Real Madrid, el eterno rival, a quien por fin ganó vestido de rojiblanco.

No todo fueron sonrisas para Torres tras su vuelta a casa, él mismo confiesa: “El momento más duro para mí fue mirar a la gente y ver la reacción de orgullo y de felicidad con su equipo a pesar de la derrota”, fueron las declaraciones de Torres tras perder la final de la Champions contra el Real Madrid en Milán en el 2016.

Fernando Torres | Fuente: Atlético de Madrid
Fernando Torres | Fuente: Atlético de Madrid

Actualmente es uno de los grandes e indiscutibles referentes del Atlético de Madrid y de la selección española campeona del Mundial y Eurocopa. Hace un año dejó el fútbol de primer nivel y decidió continuar su carrera en Japón, jugando para el Sagan Tosu. Ahora su vida es muy diferente, es un país maravilloso en el que, según él, puede visitar todo con mucha tranquilidad por ser menos conocido.

Su retirada definitiva del fútbol ha sido muy reciente, el pasado 21 de junio del 2019, lo comunicó a través de vídeo subió a sus redes sociales. En él transmitía a todos sus seguidores que tiene una noticia "muy importante" que dar.

"Después de 18 años emocionantes, ha llegado el momento de poner fin a mi carrera", de esta manera y sin más detalles es como expresó su deseo de terminar con su carrera profesional en el fútbol.

Sin duda, Torres ha formado parte de la mejor generación del fútbol español y europeo. Quizá sea irrepetible. Él fue quien con esa carrera contra Lahm en la final de la Eurocopa de 2008 contra Alemania propició la victoria de un gran título europeo.

Torres se reencuentra con la afición del Atleti | Fuente: Atlético de Madrid
Torres se reencuentra con la afición del Atleti | Fuente: Atlético de Madrid

Nunca se olvidará cómo en su presentación de vuelta en el Calderón acudieron más de 55 mil personas. Había colas dando vueltas al estadio para verle. Después, decidió marcharse a Japón, para allí terminar su carrera y dejar que el Atlético de Madrid siguiese evolucionando.

Aunque “el Niño” deje de estar en el terreno de juego, está claro que siempre seguirá presumiendo de ser rojiblanco como siempre lo ha hecho.

VAVEL Logo