La mejor versión madridista contra la crisis rojiblanca
Fotomontaje: Javier Jábega, VAVEL España

Ya está aquí. Ha llegado uno de esos partidos que siempre apetece vivir. Uno de esos enfrentamientos que se esperan con impaciencia durante toda la temporada. Uno de esas jornadas en las que se siente el fútbol más que nunca. Intensidad, emoción, sentimiento. Eso es lo que provoca el derbi madrileño. 

El Real Madrid y el Atlético de Madrid son dos equipos que se conocen bien. Han crecido juntos, han evolucionado. Se han enfrentado en 286 ocasiones, de las cuales el conjunto de Zidane ha ganado 147, otras 72 los de Simeone y los 67 restantes han acabados en empate. El número de goles a favor de los blancos asciende a 501, mientras que los rojiblancos han celebrado 369 tantos. A lo largo de su historia en común, han atravesado todo tipo de circunstancias y obstáculos. Sin embargo, el momento en el que llegan a este próximo derbi es diferente para uno y otro equipo. 

El resurgimiento del Real Madrid

El Real Madrid dejó de ser el Real Madrid tras ganar la última Copa de Europa. Un equipo sólido y fuerte se convirtió en uno que no tenía muy claro la estructura del mismo. La salida del club de importantes personalidades como fueron la de Cristiano Ronaldo y el entrenador Zinedine Zidane supusieron un punto de inflexión en el juego del conjunto blanco. 

Lo cierto es que después de eso y hasta el comienzo de la actual temporada, los de la capital solo habían celebrado el título del Mundial de Clubes. Con la salida del técnico francés llegó Julen Lopetegui. Las cosas no funcionaron con el ex seleccionador español, por lo que fue destituido por Santiago Solari, con el que tampoco cambió nada. El Real Madrid que se veía en los terrenos de juego no era el que se conocía. La solución que se encontró fue la vuelta del ya experimentado Zidane, con quien el equipo había conocido la victoria continua: 9 títulos de los 13 posibles. El técnico francés aceptó el encargo y desde entonces dirige al equipo blanco. 

Zidane debutó con victoria sobre el Celta de Vigo en su segunda etapa como entrenador del Real Madrid | Foto: LaLiga.es
Zidane debutó con victoria sobre el Celta de Vigo en su segunda etapa como entrenador del Real Madrid | Foto: LaLiga.es

No era tarea fácil remontar la temporada y el equipo no consiguió ningún título. No obstante, Zidane disponía de tres meses para hacer cambios en la plantilla. En el mercado de verano salieron jugadores y entraron otros tantos. Así, paso a paso, el entrenador consiguió formar un equipo que podía devolver la ilusión al club y sus aficionados. Y lo ha hecho. El Real Madrid lleva 19 partidos sin conocer la derrota. Y no solamente eso, sino que además ya se han alzado con el primer título de la temporada: la Supercopa de España. 

Aún con muchas cosas que pulir y mejorar, el Real Madrid está viviendo el más dulce momento de la temporada. Hacía algún tiempo que no se veía esta solidez y seguridad en las líneas blancas. En lo que se refiere a la Liga Santander, se encuentra líder con 46 puntos, a tres de diferencia del segundo, el F.C Barcelona. Un total de 13 victorias, 7 empates y una única derrota le sitúan en lo más alto de la tabla clasificatoria. Atendiendo a la Copa del Rey, consiguió un importante 1-3 contra el Unionistas de Salamanca y luchará en octavos de final contra el Zaragoza para seguir pasando eliminatorias. 

Quizás una de las claves del actual éxito del Real Madrid es la manera en que Zinedine Zidane ha planteado el equipo. Le ha dado una oportunidad a los más jóvenes, convirtiéndolos, como es el caso de Fede Valverde, en piezas fundamentales del sistema de juego. Sea como fuere, el Real Madrid va volviendo a coger su forma habitual y luchará por seguir enderezando el camino hacia la victoria. 

El Real Madrid consiguió el pase a octavos de la Copa del Rey frente al Unionistas de Salamanca (1-3) | Foto: LaLiga.es
El Real Madrid consiguió el pase a octavos de la Copa del Rey frente al Unionistas de Salamanca (1-3) | Foto: LaLiga.es

Momentos de crisis para el Atlético

El Atlético de Madrid llega al derbi madrileño en un momento un tanto delicado. Al contrario que su próximo rival, hay algo que no termina de funcionar en las líneas rojiblancas: el gol. El conjunto del Wanda Metropolitano, del mismo modo que se caracteriza por una notable fuerza defensiva, carece de la ofensiva. De 21 partidos ligueros, el equipo del 'Cholo' Simeone ha marcado 22 tantos, es decir, 1'13 por jornada. 

Otro problema al que se enfrenta el equipo de Simeone es el de las lesiones que, añadido al hecho de tener una plantilla con solo 22 jugadores, limita mucho los planes de juego. Esto se une a la imperiosa necesidad de hacerse con un delantero que asuma el mando en las tareas ofensivas. 

El Atlético de Madrid llega al derbi después de un empate frente al Leganés (0-0) | Foto: LaLiga.es
El Atlético de Madrid llega al derbi después de un empate frente al Leganés (0-0) | Foto: LaLiga.es

A partir de entonces empezaron dos complicadas semanas para el equipo del Metropolitano. Perdieron contra el Eibar en Ipurua (2-0). Después, llega de caer eliminado de la Copa del Rey frente a la Cultural Leonesa y de no conseguir más que un empate contra el Leganés en Liga. Ni el calor de los suyos en el Metropolitano surtió efecto para adelantarse en el marcador. Esto le sitúa en la quinta posición de la tabla, lo que implica que está fuera de puestos de Champions League. 

No obstante, el origen de la actual mala racha del equipo madrileño se remonta a la final de la Supercopa de España. A pesar de que ni el Real Madrid ni el Atlético fueron capaces de hacer un gol durante los 90 minutos reglamentarios, fue el cuadro rojiblanco el que, al llegar a la prórroga, se vio más derrotado. Así, en esa lotería que son los penaltis, se vio superado y no pudo quitarse ese sabor agridulce del encuentro. 

El Atlético no está pasando por el mejor momento. Y ahora se reencontrará con el rival con el que empezó esta mala racha. Además, el encuentro se jugará en el estadio Santiago Bernabéu, donde el Real Madrid aún no ha perdido ningún encuentro en lo que va de curso. No obstante, este siempre es un encuentro en el que todas las virtudes y flaquezas salen a relucir y en el que nunca se sabe lo que puede pasar. 

VAVEL Logo