Felipe I, el central

Una cantidad cercana a los 20 millones de euros, fue lo que pagó el Atlético de Madrid al Porto por hacerse con los servicios del central de 30 años. Ya por el mes de mayo de 2019, se filtró el preacuerdo entre ambos clubes. Finalmente, el 3 de julio se hizo oficial el traspaso del defensa brasileño. De esta manera, el fichaje de Felipe suponía una renovación en la ya histórica defensa de Simeone, pero no por ello se rejuvenecía. Las dudas que desprendía su fichaje eran claras entre la afición, una afición que le costaba entender el fichaje de un central de 30 años. 

Durante las primeras jornadas, Felipe no entró en el once titular, pero una vez avanzada la temporada, el brasileño se convirtió en un fijo de Simeone. El de São Paulo, consiguió hacer que calase entre la afición esa seguridad defensiva que siempre ha caracterizado al estilo de juego rojiblanco. Con su fortaleza, demuestra su gran presencia en el centro de la defensa, acompañado unas veces por Savic y otras por José María Giménez. Su poderío aéreo se ha dejado ver en sus innumerables intercepciones por alto en el balón parado del rival. Pero lo que más ha resaltado entre las características del zaguero brasileño, ha sido su colocación en el campo, siempre anticipándose al rival, una virtud que suple a la perfección la velocidad de la que no dispone Felipe en su plenitud. Aun con ello, no queda encuadrado en la lista de centrales lentos

En la liga del país vecino, además de destacar por su solvencia en una de sus grandes cualidades, el juego aéreo (en su última temporada ganó el 85,6% de las disputas aéreas defensivas siendo el mejor del torneo en esa faceta), llamó la atención que no se perdió un partido por lesión en las tres temporadas que estuvo. Además de la genética, el hecho de que no haya tenido tanto desgaste al empezar tarde su carrera, sumado a la atención que pone a la recuperación tras los partidos, tienen que mucho que ver en ese aspecto. 

Antes de la eliminatoria contra el Liverpool, Felipe hizo unas declaraciones en las que se le ve muy comprometido con el club. Fue preguntado respecto a quién es el mejor entrenador del mundo. “Yo estoy en el Atlético de Madrid. Tengo que decir que es Simeone. Pero para mí, Klopp también es uno de los grandes, es top. Mira mucho cómo se encuentran sus jugadores y saca lo máximo”, dijo el central. 

Sobre Diego Costa, y su vuelta al terreno de juego, Felipe se mostró feliz. “Está contento porque vuelve. Siempre que ha jugado, ha sido importante para todos los equipos en los que ha estado, y por supuesto, que para el Atlético. No sé si saldrá de inicio, pero sí sé que nos va a ayudar mucho”, concluyó. 

En el Atleti, han jugado centrales brasileños inolvidables como Luiz Pereira, alguno que es apreciado y que dejó huella como Joao Miranda y otros, que pasaron con más pena que gloria, como Andrei Frascarelli, Iván Rocha y Fabiano Eller. No parece que Felipe vaya a estar entre estos últimos. Y es que el único motivo que ha dado hasta ahora de preocupación a los seguidores, es que vaya a tener algún percance físico con la espectacular pirueta que realiza para celebrar sus goles, y que firmaría el mejor gimnasta. 

VAVEL Logo