Diego Alves y su legado inolvidable
Fotomontaje: Javi García VAVEL

A través de los años, muchos han sido los guardametas que han defendido el arco naranjero, y sin duda alguna, han dejado una huella imborrable en la memoria de la fanaticada che. Varios años atrás, porteros como Cañizares o Zubizarreta, han sido sendas leyendas que dejaron una estela muy difícil de seguir.

Zubizarreta y Cañizares durante varios años seguidos, dieron una seguridad en el arco que mantenía a los fanaticos contentos con los resultados, de hecho, Cañizares fue uno de los grande participes de ese Valencia finalista de Liga de Campeones por dos años consecutivos, incluso catapultándose como el mejor portero de la edición 2000-2001 del campeonato europeo, donde sucumbieron en la final ante el Bayern Múnich en tanda de penales.

Foto: Getty images
Foto: Getty images

Tras varios años en la élite, especialmente de la mano de Cañizares, vinieron varios años difíciles en el arco valencianista. Ya en la temporada 2005-06, la directiva buscaba un sustituto de garantías para un 'Cañete', que ya con 36 años, aunque no bajaba el nivel, querían tomar sus prevenciones.

El primero en llegar fue el francés Ludovic Butelle, quien con 22 años llegaba con muchas ganas de hacer historia en el equipo. Finalmente, Butelle no cumpliría con las expectativas y se iría al Valladolid para después terminar haciendo carrera en su país natal.

En la temporada 2007-08, llegaría el alemán Timo Hildebrand, quien contó con total confianza por parte del entrenador Ronald Koeman, y aunque realizó algunas actuaciones memorables como aquella en Copa ante el Barcelona donde llegó a tener hasta 14 paradas, el cese del holandés terminó relegándolo al banquillo, convirtiéndose en el portero más goleado de la liga.

Foto: Getty images
Foto: Getty images

Para la temporada 2008-09, el Valencia ficharía a un prometedor brasileño Renan, quien tuvo muy buenas actuaciones, ganándose el cariño de la afición, una lesión en el muslo provocó el fichaje del experimentado español César.

Para la siguiente temporada, el brasileño sería descartado por Emery, quien optó por mantener a César y traer a Miguel Ángel Moyá. En la campaña 2010-11, César seguía bajo las órdenes de Unai y le darían la oportunidad al canterano Guaita,quien ya había debutado con el primer equipo pero que había jugado una temporada cedido en segunda con el Recreativo.

Ya para la temporada 2011-12, se produce la llegada de Diego Alves que no era un desconocido para los aficionados, ya que venía de jugar en el Almería. Durante sus dos primeras campañas en el equipo, no tenía demasiadas actuaciones sobresalientes que enamoraran a la fanaticada naranjera, por lo que la titularidad la alternaba con el joven canterano.

Foto: Web oficial Valencia CF
Foto: Web oficial Valencia CF

En la temporada 2013-2014, ya se había ganado el apodo del "parapenaltis de la liga" tras haber conseguido parar varios lanzamientos desde los 12 pasos, incluyendo uno a Mario Mandzukic cuando todavía jugaba en el Bayern Múnich. Algunas lesiones le impedían consolidarse y mantenerse en gran forma por lo que seguía compartiendo por varias fechas la titularidad con Guaita.

En 2014-2015, vendría su año de consolidación, pues el equipo decidió vender a Guaita al Getafe y fichar a Yoel para que fuera suplente y darle plena confianza al brasileño,quien disputaría 37 partidos de liga, solo recibiendo 29. Incluso, Alves se convertía esa temporada en el segundo capitán del equipo, por detrás de Dani Parejo. Diego consiguió un récord de imbatibilidad como local, volviendo a Mestalla un fortín. Mantuvo la puerta a cero desde la jornada 20 a la 35 en un total de 677 minutos. Esa temporada detuvo otros cuatro penales, incluyendo uno a Cristiano Ronaldo que ya es mucho decir. Desafortunadamente, una lesión en la jornada 38 de esa temporada ante su ex equipo (Almería) provocaría que el brasileño tuviera que pasar por el quirófano y estar ocho meses de baja.

La directiva decidió fichar a Mathew Ryan para suplir la baja de Diego, pero el australiano también sufrió una lesión que permitió que Jaume Domènech debutara con el equipo. El canterano se quedó con la titularidad hasta febrero, fecha en la que estaba recuperado Alves. Su inclusión en el equipo titular en la jornada 24, trajo como consecuencia una nueva victoria para el equipo ché, que sumaba 12 fechas consecutivas sin sumar los tres puntos. El brasileño mantendría la titularidad hasta el final de la temporada, pero el equipo no logró meterse en puestos europeos.

La temporada 2016-2017, sería la última para Diego bajo los tres palos del equipo naranjero. Una temporada difícil donde la directiva buscaba reducción de gastos tras no disputar competiciones europeas, el brasileño no consiguió ninguna oferta atractiva y prefirió quedarse un año más, ya que tenía contrato vigente hasta el 2019. La temporada en números de goles encajados no fue muy buena, pues Alves encajó 56 goles en 33 jornadas, pero logró un hito nunca antes visto en el fútbol español y es que Diego logró atajar hasta seis penales. Szymanowski, Griezmann, Gabi, Vela, Fajr y Cristiano Ronaldo. Este penalti parado al portugués, fue en su último partido como valencianista.

Con la llegada de Marcelino García Toral a los banquillos, finalmente se produce lo era un secreto a voces, Diego Alves se marchó a Brasil a jugar con el Flamengo, mientras que el Valencia anunciaba la contratación de su coterráneo Neto Murara, quien rápidamente se ganaría el cariño de la afición ché. En su primera temporada recibió en promedio un gol por partido, 33 goles en 33 partidos era una buena cifra tras una temporada anterior que fue una de las más desastrosas en la historia del equipo.

Foto: Web oficial Valencia CF
Foto: Web oficial Valencia CF

En su segunda temporada como titular indiscutible, el brasileño volvió a mostrarse muy sólido y de nuevo con un promedio de un gol por partido en 34 fechas, Neto hacía olvidar un poco a Alves. Sin embargo, en ese siguiente mercado de fichajes estival 2019, el club recibió una oferta irrechazable por parte del FC Barcelona que llevó al guardameta al equipo culé. Al día siguiente, se anunciaba la compra de Jasper Cillessen proveniente del equipo catalán,quien en lo que va de año ha compartido las actuaciones bajo palo con Jaume Domènech sin conseguir, de momento, ganarse a la afición.

Fueron seis años los de Diego Alves en el equipo ché, y aunque las lesiones no lo respetaron, se convirtió en uno de los jugadores favoritos de la afición. A pesar que no pudo hacerse con el Trofeo Zamora en la temporada 2014-2015, quedó segundo tras Claudio Bravo, quien se llevó el trofeo tras solo recibir 19 goles y un promedio de 0.51 goles encajados, mientras que el brasileño alcanzó un promedio de 0.78. 

En esa temporada fue nombrado como el mejor portero de los meses enero y mayo. Además fue premiado con la mejor parada del año, tras una encuesta realizada por el Diario Marca, donde los aficionados eligieron el penalti parado a Cristiano Ronaldo como la más espectacular del año. 

VAVEL Logo