Un Huesca elegante saca un punto ante un Valencia inoperante
Fuente: Valencia CF

Este Valencia no arranca. El conjunto de Javi Gracia no fue sacar los tres puntos de Mestalla en un partido donde no fue superior en prácticamente ningún momento al equipo de Míchel. Muchas dudas sobre la capacidad de la plantilla tras este partido, y queda clara la necesidad de reforzar al equipo en los pocos días que quedan de mercado.

El partido, como ya es costumbre en este inicio de curso, comenzó con un dominio claro del equipo visitante. El Huesca se hizo dueño de un partido donde el equipo de Javi Gracia nunca acabó de encontrarse cómodo. Muchas imprecisiones en la salida de balón, las cuales terminaron en dos ataques sin mucho peligro por parte de los oscenses.

Era el debut de Hugo Guillamón esta temporada en un encuentro oficial, pero no fue su mejor partido. En la primera parte tuvo dos acciones al límite con los delanteros rivales, donde pudo cometer penalti en sendos agarrones. Finalmente, ambos quedaron en nada. Por parte de los de Míchel, Mosquera (que sonó en su momento para vestir la camiseta blanquinegra) lideraba a su equipo en el centro del campo donde movía el balón a su antojo, provocando bastantes problemas en la dupla Kondogbia-Racic. Se esperaba más de ellos, pero se han visto superados.

Tras 20 minutos de dominio visitante, el Valencia comenzó a equilibrar la balanza con acciones a balón parado y la posesión de la pelota. De ahí llegó el tanto de los locales. Tras varios intentos entre José Luis Gayà y Daniel Wass, el danés pondría una falta lateral que se envenenó y, tras varios amagos de tocar la pelota por parte de sus compañeros (clave como Mouctar Diakhaby la deja pasar), acabaría colándose en la portería de Andrés Fernández. 1-0 tras un solo disparo a puerta yéndose al descanso por delante en el marcador.

Tras el paso por los vestuarios, se esperaba mucho más de un Valencia que no estaba plantando cara al Huesca. Los primeros minutos del segundo tiempo pasaron desapercibidos, con un control del juego por parte de ambos equipos equilibrado. Llegado el minuto 60, no había realizado ninguna parada de mérito el guardameta che, Jaume Domenech.

Sin embargo, pasada la hora de juego, entraría en escena el 'Gat d'Almenara'. Tras un disparo de Seoane debido a un rechazo de la defensa, sacó una mano providencial para evitar que el empate subiera al marcador. Un minuto después, un centro desde la banda derecha lo sacaba en la línea el portero, enviando la pelota a un córner donde un cabezazo en el segundo palo lo volvería a sacar debajo del larguero.

Pero a la cuarta iría a la vencida para el equipo visitante. Un cabezazo de Siovas a la escuadra sería imposible de evitar para el Valencia, que volvía a encajar gol por tercera jornada consecutiva, un debe que querrá corregir el técnico navarro con los fichajes que lleva demandando desde su llegada al banquillo de Mestalla.

Tras el gol del Huesca, el Valencia buscó la victoria sin éxito. Sin ocasiones claras salvo un disparo de Gameiro desviado, la oportunidad más clara para adelantarse sería para los visitantes. Una volea de primeras de Okazaki se estrellaría contra el larguero, y pocos minutos después, una pérdida en la salida de balón de Guillamón serviría para que el delantero del Huesca disparara contra el portero.

En los últimos minutos, la pelota se disputaría en campo visitante, aunque sin peligro aparente ni ninguna ocasión de gol para el Valencia, que deja un partido para olvidar y mucho trabajo por delante si quiere sacar puntos en las siguientes jornadas. Pero como diría Anil Murthy en su momento, "es lo que hay".

VAVEL Logo