Trabajo de todos
Celebración del Málaga Cf tras el gol de Jozabed. / Foto: Málaga CF

Una jornada más y aunque parezca mentira un punto más, esa es la realidad del Málaga CF que tras su paso por la 8ª jornada de la Liga SmartBank asciende hasta la cuarta posición en el torneo. Puesto, que ni por asomo llegó durante toda  la pasada temporada.

Hubo muchos cambios por parte de ambos equipos, debido a lo estrecha que se ve esta competición en cuanto partidos, muy seguidos, donde trabajan para poder dar descanso a jugadores que vienen de hacer varios kilómetros en apenas tres días.

Así fue el planteamiento del Pellicer TEAM que afrontaba el partido contra el CD Mirandés con hasta seis cambios respecto al partido anterior.

Sergio Pellicer volvía a retomar las rotaciones, necesarias como se plantea esta liga, y cambió de inicio la medular que últimamente parecía estar bien conectada y estructurada. Ese cambio vino para dar un respiro a estos chicos que vienen de no hacer una pretemporada efectiva y mucho menos con tiempo para realizarla. Por eso, Pellicer, puso de inicio en la medular a Cristian y a Escassi que no aportaron mucho al juego blanquiazul pero sí como juego de equipo al completo durante la primera mitad, donde el Málaga CF fue superior. 

El técnico blanquiazul hizo todo lo posible por contrarrestar la metodología de juego a bandas de los de José Alberto López. Por ahí, Matos sufría constantemente, encontrándose a un rival eléctrico durante todo el partido, Jirka, quien fue el autor del gol de empate del Mirandés en la segunda mitad.

 Al cumplirse los 15 minutos de juego, desde el centro del campo y en tres toques, los boquerones batieron la portería de Lizoain. Cristian vio en largo a Matos y este galopó por la banda en una contra velocísima, después vio a Jozabed perfectamente colocado en el frontal del área para enviar el esférico al fondo de la red. Segundos después, el linier anuló el tanto por fuera de juego, aunque tras la intervención del VAR se demostró que la posición de Matos era totalmente legal y, en dos tiempos, el tanto subió al marcador.

Con el pasar de los minutos y el resultado a favor, el Mirandés fue paulatinamente arañando metros, llegando al campo rival cada vez que tenía la pelota. Pero al principio poco tenían que hacer gracias al bloque defensivo interior de los de Pellicer.

Pero los de José Alberto López fueron de menos a más, armando con orden los ataques y aprovechando las contadas pérdidas blanquiazules para dar trabajo a Juan Soriano, que tuvo que sacar la mano en un disparo de Javi Muñoz. Con esa tónica acabó la primera mitad, con un CD Mirandés peleón y un Málaga CF bien plantado en tareas defensivas.

 

Mejorar en las segundas partes, hasta la fecha, sería la tarea pendiente del  club costasoleño y pocos minutos después de la reanudación se volvió a hacer patente. La conducción de Iván Martín pilló por sorpresa a la defensa malagueña, Jirka ganó la espalda a Lombán, que se estrenaba como capitán,  y puso el 1-1. El gol fue una inyección de moral para los visitantes, que se instalaron en campo local obligando al Málaga CF a intensificar la defensa.

Buenos eran los pies que metía Escassi para despejar balones o los cortes de Iván Calero. Además, en las salidas al contragolpe el Málaga CF se encontraba casi siempre en inferioridad numérica en la zona del CD Mirandés, algo que complicaba encontrar huecos en los que asociarse y tirar a puerta. Caye Quintana estaba demasiado solo hasta la entrada de Chavarría donde  se le vio mas tirado a banda y participativo.

Una vez más, el VAR tuvo que intervenir por una supuesta mano de Mejías, aunque realmente el balón impactó en la cara del futbolista blanquiazul.

A diez minutos del final, Yanis Rahmani con la testa trató de batir la meta rival, aunque el disparo se marchó demasiado alto. Como respuesta, Sergio Moreno tuvo dos ocasiones muy claras, una se desvió y la otra la atajó el meta sevillano sin mayor complicación.

Con acciones nerviosas y a la desesperada de ambos equipos, el encuentro acabó con tablas en el marcador y la sensación de que el Málaga CF tiene aún detalles que pulir para encarar la competición con mayor determinación. Hay jugadores que aún no están en plenas condiciones físicas y eso es, lo que se echó en falta en La Rosaleda. A destacar el coraje y compromiso prestado por todos los jugadores que en el tramo final pelearon como jabatos para lograr la victoria. Trabajo de todos para sumar un punto que hace más grande el sueño de este equipo.

Empate satisfactorio para el Málaga CF y el CD Mirandés, que mereció más. Este Pellicer TEAM continúa sin perder en La Rosaleda.

Con este empate, el Málaga CF suma un total de 14 puntos en las ocho jornadas disputadas. La siguiente cita liguera, este próximo jueves 29, a las 19:00 horas en Mallorca.

Ficha técnica:

Málaga CF: Soriano; Calero, Juande (Ramón Enríquez, m. 66), Lombán, Josua Mejías, Matos; Cristian Rodríguez (Luis Muñoz, m. 66), Escassi, Jozabed (Chavarría, m. 61), Jairo Samperio (Rahmani, m, 61); Caye Quintana (Larrubia, m. 86).

CD Mirandés: Lizoain; Víctor Gómez, Vivian, Berrocal, Javi Jiménez; Javi Muñoz, Pablo Martínez (Caballero, m. 83), Iván Martín (Andrés, m. 90), Jirka; Ezzarfani (Djouahra, m. 72) y Moreno.

1-0, M. 16: Jozabed. 1-1, M. 53: Jirka.

Árbitro: Vicandi Garrido (Comité Vasco). Amonestó a los visitantes Berrocal (m. 71) y Víctor Gómez (m. 90).

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de la Liga SmartBank disputado en el estadio de La Rosaleda de Málaga a puerta cerrada.

 

VAVEL Logo