El Málaga CF y su participación en la Copa del Rey 2014/15
Fotografía: Ricardo Larreina (VAVEL)

La Copa del Rey puede servirle al actual Málaga CF como una vía de escape de la mala temporada liguera que está realizando. Les toca cambiar el ‘chip’ a los boquerones y afrontar la eliminatoria de dieciseisavos de final ante el CD Mirandés. Los blanquiazules disputarán la vuelta en La Rosaleda, lo que les otorga cierta ventaja respecto al equipo leonés. El objetivo del Málaga CF es llevarse un buen resultado de Miranda de Ebro para afrontar la vuelta sin la presión de tener que remontar.

En la Liga BBVA el Málaga CF está protagonizando una decepcionante temporada. Inmerso en el descenso, el equipo costasoleño tiene la oportunidad de dar una alegría a la afición en una competición que siempre ilusiona especialmente a los equipos que no suelen quedar en las posiciones punteras de la Liga BBVA.

El buen Málaga CF de la pasada temporada

En su primera temporada como entrenador del Málaga CF, Javi Gracia hizo un gran trabajo, y no solamente en la competición doméstica. En la Copa del Rey 2014-15, los blanquiazules consiguieron llegar hasta los cuartos de final, eliminatoria en la que quedaron eliminados ante el segundo equipo que más Copas del Rey posee en su palmarés, el Athletic Club de Bilbao.

Dieciseisavos ante el Deportivo de La Coruña

En el sorteo de los dieciseisavos de final de la pasada edición de la Copa del Rey, el Málaga CF no tuvo tanta suerte como en la actual. Al equipo de Martiricos le tocó enfrentarse a un Primera División, el Deportivo de La Coruña, y aquella eliminatoria tuvo algo en común con la eliminatoria que disputarán el Málaga CF y el CD Mirandés: en ambos casos, la vuelta de la eliminatoria se iba a disputar en La Rosaleda.

Riazor acogió el debut del Deportivo de La Coruña y el Málaga CF en la Copa del Rey 2014-15. Consciente de la importancia que tiene no quedar eliminado a las primeras de cambio en la competición del KO, Javi Gracia puso a buena parte de los titulares sobre el césped del estadio gallego. La misión blanquiazul era llevarse un resultado positivo a la Costa del Sol, lo que sería una victoria o un empate a goles. El Málaga CF no pudo conseguir la victoria, pero sí se llevó un buen empate a goles (1-1 concretamente) para la vuelta.

La Copa del Rey no pudo haber empezado mejor para el equipo andaluz, y es que Ignacio Camacho puso el 0-1 en el marcador en el minuto 11 tras cabecear un libre directo magistralmente lanzado por Luis Alberto. El Deportivo de La Coruña ganó presencia a lo largo del partido y tuvo varias ocasiones claras de marcar, pero se encontró con un muro llamado Guillermo Ochoa. El mexicano estuvo brillante y malbarató las peligrosas acciones gallegas, todas salvo una. La insistencia del Deportivo tuvo su recompensa en el minuto 69, cuando Toché fusiló a bocajarro a Ochoa tras una salida de un córner que el Málaga CF no supo despejar en dos ocasiones. Visto lo visto, el empate fue una buena noticia para el cuadro de Javi Gracia. Esperaba La Rosaleda para presenciar el apasionante desenlace de la eliminatoria.

Tras el primer intercambio de golpes, gallegos y andaluces se citaron en La Rosaleda para el desenlace de una eliminatoria en la que no había nada decidido tras el empate de la ida. Ambos entrenadores salieron con todo buscando la clasificación para los octavos de final de la Copa del Rey.

Un futbolista al que la Copa del Rey puede servirle para coger rodaje, Roque Santa Cruz, fue el principal protagonista de la noche con un doblete que ayudó al Málaga CF a ganar la vuelta por 4-1, consiguiendo una victoria global de 5-2 ante el equipo gallego. El primer gol de Santa Cruz tuvo lugar en el minuto 51, cuando el paraguayo aprovechó un regalo de Lopo para batir a Lux. El gol hizo justicia a una primera mitad en la que los andaluces crearon peligro a raudales en la portería deportivista, sobre todo en los saques de esquina. El Deportivo de La Coruña consiguió replicar rápidamente al gol malaguista, y lo hizo por mediación de Helder Postiga, que aprovechó un pase interior de Isaac Cuenca para superar a Ochoa en el mano a mano en el minuto 57. La eliminatoria estaba igualada, pero el Málaga CF no estaba por la labor de irse a la prórroga, y no tardó en volver a ponerse por delante gracias a un gran disparo desde fuera del área de Recio en el minuto 59. Santa Cruz, completando su doblete mediante un remate de cabeza a centro de Amrabat, y Camacho, marcando a placer tras un remate del turco al larguero, se sumaron a la fiesta y el Málaga CF consiguió así clasificarse para los octavos de final.

El Levante UD, la víctima de octavos

Un Levante UD en horas bajas esperaba al Málaga CF en los octavos de final de la Copa del Rey. Los granota habían pasado la eliminatoria de los dieciseisavos al eliminar, no sin sufrir para ello, al Albacete Balompié por el valor doble de los goles fuera de casa (1-1, 0-0). Esta vez el Málaga CF no tenía el factor campo a favor, porqué la ida se disputaría en La Rosaleda y la vuelta en el Ciudad de Valencia.

El Málaga CF, pletórico en Liga, alargó su momento dulce al pasar por encima del Levante UD en la ida de la eliminatoria de octavos. El equipo de Javi Gracia empezó muy bien el partido, y fruto de esa intensidad inicial, Juanpi Ayón marcó uno de los mejores goles de la competición. El venezolano recibió escorado a la banda derecha y ganó ángulo al dirigirse al centro del área y definió con la pierna izquierda al borde del área. El trallazo de Juanpi se coló por la escuadra de la portería granota. El Málaga CF pareció conformarse con un gol en la primera mitad, y el Levante UD se creció. El protagonista fue el ‘memo’ Ochoa, que realizó dos intervenciones de alto nivel ante Rafael Martins y Gavilán. Xumetra también estuvo cerca del gol, pero su disparo se marchó fuera. El equipo andaluz reaccionó en los minutos finales y Luis Alberto mandó un disparo lejano a la madera.

Las ocasiones de la segunda parte en su totalidad para el Málaga CF. Juanmi, Samu Castillejo y Amrabat lo intentaron, pero solo Ricardo Horta consiguió acertar y poner tierra de por medio en la eliminatoria. El joven portugués no está teniendo las oportunidades deseadas en la actual temporada. Habrá que ver si Javi Gracia se las da en la competición con menos margen de error de todas. Ante el Levante UD, Horta aprovechó una brillante acción de Juanpi culminada con un servicio picado al espacio para marcar a puerta vacía tras superar a Jesús Fernández con un autopase. El mejor del partido, Juanpi, aún tuvo tiempo de intentar sentenciar la eliminatoria, pero su disparo picado se le fue alto. El Málaga CF no se podía relajar, faltaban 90 largos minutos en Valencia, pero los de Javi Gracia hicieron los deberes en casa.

El partido de vuelta en el Ciudad de Valencia tuvo dos partes de dominio muy marcado, una para cada equipo. El Málaga CF salió a sentenciar la eliminatoria y se encontró muy cómodo en el terreno de juego ante un inofensivo Levante UD. Ricardo Horta volvió a marcar a la meta granota en el minuto 22 después de un pase preciso pase interior de Samu. Con el gol del portugués, el equipo de Gracia ponía pie y medio en los cuartos de final. Los locales siguieron sin reaccionar y el Málaga CF jugaba como quería. Los balones altos y al espacio rompían a la zaga de Lucas Alcaraz, y uno de esos pases lo alcanzó Juanmi en la banda derecha antes de centrar. Su centro lo tocó la defensa y apareció Recio desde segunda línea para hurgar en la herida levantinista con un gran remate desde la frontal del área ante el que nada pudo hacer Jesús Fernández.

El Málaga CF se relajó notablemente en la segunda mitad. El Levante UD no quería despedirse de la Copa del Rey sin plantar cara, y reaccionó con Barral como principal impulsor. Tras varias ocasiones de peligro, el Levante UD recortó diferencias en el minuto 71 cuando el delantero asturiano marcó a placer tras un balón colgado de libre directo. Tres minutos después, el mismo Barral rompió a Filipenko al girarse después de recibir dentro del área y definió abajo con la zurda ante Ochoa. Tal vez era tarde para remontar la eliminatoria para los locales, pero no para ganar el partido. Eso mismo pensó Juanfran, que marcó el gol de la victoria levantinista rematando con la izquierda un saque de esquina prolongado al segundo palo. El Málaga CF no dio una buena imagen en la segunda mitad y se quedó a tan solo dos goles de quedar eliminado fruto de la relajación. Ochoa salvó una ocasión clara de Barral y al mismo delantero le anularon un gol por tocar el balón con la mano. Mala actitud la que mostró el equipo de Javi Gracia en la segunda mitad de Valencia.

Los cuartos de final, ante un complicado Athletic Club de Bilbao

El Málaga CF había conseguido ilusionar a la ciudad con su buen hacer en la competición del KO. En los cuartos de final, el Athletic Club de Bilbao de Ernesto Valverde fue un obstáculo que los andaluces no pudieron superar. Los rojiblancos, poseedores de 23 Copas del Rey en sus vitrinas, fueron los principales responsables de que la temporada del Málaga CF no tuviera ninguna recompensa. Les eliminaron de la Copa del Rey y les quitaron el puesto que daba acceso a las eliminatorias previas de la Europa League.

La ida de los cuartos de final se disputó en La Rosaleda. Un buen ambiente en la grada quiso aupar al Málaga CF hacia la victoria, pero ni vascos ni andaluces fueron capaces de marcar en los 90 minutos de partido. Se vio mucho miedo a perder en el juego de los dos equipos. Había mucho en juego y eso se notó en el duelo táctico entre Javi Gracia y Ernesto Valverde. Ninguno de los dos quiso arriesgar en demasía, y eso provocó que la ida de la eliminatoria se convirtiera en un partido poco vistoso y con pocas ocasiones de gol. Acercamientos a balón parado, tímidos remates lejanos y reclamaciones al colegiado fue todo lo que dio de sí la ida de los cuartos de final entre el Málaga CF y el Athletic Club de Bilbao. San Mamés dictaría sentencia.

Pocas veces el Málaga CF tiene las semifinales de la Copa del Rey a un solo partido de distancia. La afición rojiblanca esperaba con ganas la llegada del Málaga CF a Bilbao, y la Catedral del fútbol español tuvo la presencia de 36.000 leones pese a la intensa lluvia para presenciar el encuentro. El Athletic, espoleado por su afición, fue protagonista de la primera mitad. Muniain estuvo muy activo pero sin fortuna en el remate, y Guillermo Ochoa detuvo un remate cercano del joven futbolista con una intervención de lujo. Por parte del Málaga pocas cosas a destacar: un posible penalti sobre Javi Guerra, un largo lanzamiento de falta de Antunes y el resto a defender.

La segunda mitad empezó de la peor manera posible para el Málaga CF. Una falta lateral lanzada por Recio la atajó Herrerín, que tiró la contra para sus futbolistas y pilló al cuadro de Javi Gracia muy desorganizado en esa acción. Beñat condujo, se la cedió a Susaeta en la banda derecha que vio a Aduriz mejor colocado y se la centró rasa para que el Rey León rematara a puerta vacía para poner el 1-0 en el minuto 48. El Málaga CF seguía a un gol de distancia de las semifinales, pero esta vez lo necesitaba para no quedar eliminado. Y estuvo cerca de conseguirlo cuando el árbitro asistente anuló un gol a Javi Guerra por fuera de juego anterior de Juanmi. El actual jugador del Southampton inglés no tocó el balón pero el asistente interpretó que su presencia influyó en la jugada y señaló el fuera de juego. Jugada muy polémica que de no haber sido anulada el Málaga CF hubiese tenido muchas opciones de pasar la eliminatoria. El equipo costasoleño se volcó al ataque y sufrió alguna ocasión rojiblanca, pero la fase final de la eliminatoria se disputó en el área de Iago Herrerín. Camacho y Samu lo intentaron con dos disparos, pero no fueron suficiente para superar al guardameta del Athletic Club. El colegiado pitó el final del partido y el Málaga CF se despidió de esa manera de la Copa del Rey.

Objetivo: igualar o superar la participación de la temporada pasada

El equipo de Javi Gracia cayó junto a sus aspiraciones en la Copa del Rey en San Mamés, pero los boquerones murieron luchando, intentándolo hasta el final y quedándose a un paso, a un solo gol, de las semifinales. Quien sabe que hubiese pasado en las semifinales frente al RCD Espanyol y si de haberlas superado el Málaga CF hubiese podido con el FC Barcelona en la final disputada en el Camp Nou. Fue una desilusión la derrota en Bilbao, porqué los blanquiazules se quedaron muy cerca de igualar su mejor participación en la competición (semifinales de la temporada 1972-73). Javi Gracia espera al menos igualar la participación de la temporada pasada con una plantilla tan distinta de aquella como la actual. El primer paso para ello pasa por Anduva, y un resultado como el obtenido en Riazor en el primer partido de la pasada temporada en la Copa del Rey (1-1) no sería visto con malos ojos, aunque vendría bien la victoria para el Málaga CF para olvidar la mala racha liguera.

VAVEL Logo