Análisis post: el Atleti, sin oro en Moscú
Joao Félix en una acción del partido. | Foto: Atlético de Madrid

Llegaba a la siempre fría Moscú el equipo dirigido por el Cholo Simeone buscando su primera victoria fuera de casa esta temporada en Champions League.

El conjunto colchonero aterrizaba con las bajas sensibles del hispano brasileño Diego Costa y el extremo belga, Yannick Carrasco. Por el contrario, la gran noticia de la convocatoria y posteriormente en el once inicial fue la inclusión de Saúl Ñíguez que desde el 3 de octubre no entraba en la lista de Simeone.

Por su parte, Nikolic y su Lokomotiv, comenzaban el partido europeo habiendo perdido sus últimos dos partidos en la liga local y no pudiendo sumar una victoria en sus dos primeros partidos en la competición europea.

  • Herrera, héroe y villano

Cualquier partido del equipo madrileño se convierte en un combate en el que controla a su rival tratando de que tenga una guardia baja para asestarle un golpe en forma de gol. Y es que hasta el primer gol atlético solo había tenido una gran ocasión, desperdiciada por Joao Félix que fallaba a bocajarro un gol que parecía cantado, hasta que minutos después, el mediocentro mexicano Héctor Herrera ponía un balón a la testa de Giménez que con un cabezazo magistral adelantaba a su equipo. Pocos minutos mas tarde, el que había sido héroe del club rojiblanco dando una asistencia se convertía en villano cometiendo un penalti por mano que tuvo que ser revisado por el VAR, siendo Miranchuk el encargado de materializarlo en el minuto 25.

Después de un mes sin aparecer en las listas de Diego Pablo Simeone, Saúl, daba la sorpresa entrando en un once inicial, estando simplemente 45 minutos sobre el terreno de juego, siendo sustituido por un Koke que no acostumbra a estar en el banquillo.

  • João , el amigo de todos

Llamado a desequilibrar el partido, tras haber fallado en la primera parte un gol que parecía cantado, salió con aire fresco en la segunda parte centrando un balón a Luis Suarez tras una jugada con numerosos recortes que la defensa rusa era incapaz de parar. Bailaba sobre el césped de Moscú dominando todas las facetas que se le reclama a “o menino de ouro”, sacando de la chistera con su pierna derecha un disparo fuera del área que hizo emplearse a fondo a un Guilherme que volvió loco. No paró de dar asistencias a unos compañeros que le buscaban con la mirada como el delantero uruguayo Luis Suárez que se comenzaba a desesperar, encadenando 23 partidos fuera de casa sin marcar en competición europea. 

  • Vitolo, entrar y salir

Diego Pablo movía el banquillo dando entrada a Lemar y un Vitolo que en el día de ayer cumplía 31 años en detrimento de Herrera y Correa, obligando a salir de la banda a un Koke que retrocedía al centro del campo para posteriormente volver a banda, ya que  Vitolo tuvo que ser sustituido por Herrera, teniendo una celebración de cumpleños para olvidar, tan solo pudiendo estar en el campo 8 minutos cayendo lesionado.

Dueño y señor del partido durante la segunda parte con la incorporación de Koke, generaba numerosas ocasiones que no materializaba, mientras que el Lokomotiv con una doble línea defensiva cada vez mas cerca de su propia área que solo generaba peligro en contragolpes un tanto descafeinados. Un Atlético de Madrid que se fue con una sensación no de haber ganado un punto si no, haber dejado escapar dos puntos en Moscú.

El Atletico de Madrid, tendrá que enfrentarse de nuevo en el Wanda Metropolitano al equipo ruso, con una necesidad urgente de victoria si quiere que el Bayern de Múnich no se le escape en la clasificación y por lo tanto, no alcance el liderato en esta fase de grupos.

VAVEL Logo