Jarro de agua fría en la previa más importante del año
Fuente: LaLiga

Real Betis Balompié y Elche CF se cruzaban sobre el tapete del Villamarín en las vísperas del que, de seguro, va a ser uno de los partidos más importantes para el conjunto de Manuel Pellegrini en el presente curso. Con la vista puesta, aunque de reojo, en la final de Copa que queda en el horizonte, el tren europeo para los verdiblancos pasaba por vencer en casa a un Elche que quería certificar su salvación. 

Desde el comienzo del encuentro, ninguno de los entrenadores parecía estar contento con el juego de su equipo y pedían calma para evitar las precipitaciones. Sobre los primeros veinte minutos de encuentro el Real Betis logró encontrar portería aunque el colegiado iba a señalar fuera de juego de Juanmi Jiménez en su testarazo. Seguía el empate a cero y los verdiblancos querían perforar la portería defendida por Edgar Badía.

El Elche apareció poco por la portería de Rui Silva, pero apretó tanto al guardameta luso que cerca estuvo de complicar a su equipo. Y es que el '13' bético no controló bien e hizo rebotar el balón en un futbolista rival con la fortuna de que apareció Andrés Guardado para alejar el peligro y poner calma sobre la portería verdiblanca.

Sergio Canales tuvo una gran ocasión para abrir el marcador, pero fue Edgar Badía el encargado de desbaratar la ocasión del capitán bético. El cántabro aprovechó un balón que le llegó en la frontal del área para armar un zapatazo descomunal y buscar de forma rasa enviar el balón al fondo de las redes. Sin embargo, ahí apareció el guardameta ilicitano para mantener la igualada. 

El Real Betis empezó a mejorar por minutos y, con una contra prácticamente letal, muy cerca estuvo Juanmi de hacer el primer tanto del encuentro. La combinación entre Fekir, Canales y el delantero malagueño dejó detalles de la calidad que atesora un Real Betis que buscaba con ahínco abrir la lata.

El partido se rompía y ambos conjuntos buscaban su oportunidad para perforar la portería rival. Un remate acrobático del delantero del conjunto franjiverde pudo poner a su equipo en ventaja antes que que el Real Betis replicara en diversas ocasiones. El más peligroso para el conjunto verdiblanco fue Sergio Canales, que cada vez que tenía la oportunidad ponía en complicaciones a un Édgar Badía que empezó a cogerle la medida al cántabro. Con empate a cero se llegó al tiempo de descanso y los equipos se marcharon al túnel de vestuarios. 

  • El Betis puso el juego; el Elche, el gol. 

Finalizado el tiempo de descanso y una vez volvieron los futbolistas a pisar el verde del Villamarín se vivió un partido más igualado que el acontecido en la primera mitad. No hubo ocasiones destacables ni para unos ni para otros en el primer tramo de esta segunda mitad. La primera del primer tiempo se la apuntó Juanmi con un tremendo latigazo desde la frontal que cerca estuvo de colarse en la portería de un Edgar Badía que volvió a aparecer con una mano salvadora. 

El paso de los minutos volvió a llevar a la superioridad del Real Betis sobre el verde con el único pero de que la mayoría de lanzamientos eran desde fuera del área ante el buen hacer de un Elche muy ordenado en defensa. 

Los franjiverdes, vestidos hoy de negro, tuvieron una ocasión más que clara por mediación de un Raúl Guti que prácticamente sin oposición no logró a rematar una vez el esférico había sobrepasado al guardameta bético. Para el Real Betis fue William José quien tuvo una gran ocasión poco antes de ser sustituido, pero su latigazo se marchó fuera por poco. 

No tenía muchas ocasiones el conjunto franjiverde, pero logró adelantarse en el momento más crítico del encuentro. Cuajaba un partido muy serio y a menos de diez minutos para el final del encuentro, Tete Morente apareció sobre la posición de Rui Silva para meter la puntería y enviar el balón al fondo de las redes. 

El Elche se llevó los tres puntos / Foto: LaLiga
El Elche se llevó los tres puntos / Foto: LaLiga

El Betis se veía en la obligación de irse al ataque si quería apretar la zona alta de la clasificación y empatar, aunque con un partido más, con Sevilla, Atlético y FC Barcelona, a quien le faltan dos partidos, en los puestos de Champions. 

No podía el Real Betis franquear la sólida zaga que plantaba el Real Betis y veía como los puntos volaban del Villamarín. El gol ilicitano en la primera llegada clara del conjunto valenciano sentó como un jarro de agua fría a un Real Betis al que empezó a no salir nada. Los verdiblancos se veían derrotados en un encuentro en el que habían sido infinitamente superiores. 

Dejaba escapar el conjunto de Manuel Pellegrini el tren de Champions y se veía obligado a superar cuanto antes este mazazo para poner la vista en el que puede ser el partido más importante del año: la final copera del próximo sábado. 

VAVEL Logo